V CURSO DE GIST NOVIEMBRE 2017.Hospital Universitario La Paz.Madrid

19 Oct

gist

 

El 20 de Noviembre de 2017 la doctora Virginia Martinez Marin (Servicio Oncologia Médica H.U. La Paz) coordina por  5º año consecutivo un curso de actualización en el abordaje multidisciplinar de GIST. Si algún paciente o cuidador estan interesados en asistir deben inscribirse. La entrada es gratuita y las plazas limitadas porque el aforo es limitado.

Para inscribirse tienes que mandar un mail a:
Indicando que eres paciente, junto con su tu nombre completo, tu DNI, un mail y un teléfono de contacto. 
PROGRAMA:
gist-espac3b1a
"punto de encuentro y de información de los pacientes de gist"
Anuncios

El día 18 de Octubre de 2017, se celebrará el Día Mundial de los Cuidados Paliativos

16 Oct

World_Day_Voices_for_Hospices

 Cobertura Universal de Salud y Cuidados Paliativos

 

No dejemos atrás a los que sufren

 

 

Con motivo del Día Mundial de los Cuidados Paliativos (World Hospice and Palliative Care Day), publicamos la declaración de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (http://www.secpal.com).

 

“No habrá cobertura universal en salud sin un acceso universal
a los cuidados paliativos: No dejemos atrás a los que más sufren” 

 

 

Desde la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) y la Sociedad Española de Enfermería en Cuidados Paliativos (AECPAL) quisiéramos recordar, en tan señalado día, a todas aquellas personas y familiares que nos permiten acompañarles y cuidarles y agradecer lo que nos enseñan todos los días para poder aprender a cuidar mejor.

También queremos manifestar que, estando reconocido el derecho a recibir una atención de calidad en el final de vida, aún son muchas personas y sus familias en nuestro país las que no pueden acceder a este tipo de atención debido a la falta de recursos específicos de Cuidados Paliativos. Hoy no queremos hablar de números pero sí de personas que tienen un sufrimiento evitable al final de sus vidas y de familiares que tienen el derecho a ser cuidados durante y después del fallecimiento de su ser querido y no tienen acceso a una atención paliativa de calidad, poniendo de manifiesto la falta de equidad en este tipo de atención de nuestro sistema sanitario.

¿De qué depende conseguir tener un atención universal y de calidad al final de la vida? Sin duda de la sensibilización, concienciación y diálogo entre profesionales, sociedades científicas, gestores políticos, agentes sociales y sociedad en general. A través de un modelo de liderazgo colaborativo es posible fomentar la participación de todos los “actores” implicados y generar una inteligencia conectiva para encontrar las mejores respuestas en la atención de personas con enfermedades crónicas en fases avanzadas y/o en la última etapa de la vida. De esta manera podremos decir en un futuro próximo que el acceso universal y de calidad a los cuidados paliativos, no es sólo un deseo sino una bonita realidad.
Hagámoslo posible

 

corazon-manos_30071

 

Los Cuidados Paliativos desde una perspectiva 3.0

 

El pasado 5 de Octubre con motivo del Día Mundial de los Cuidados Paliativos fui invitada por la Sociedad Aragonesa de Cuidados Paliativos (CUSIRAR) en Zaragoza a dar una charla titulada: “Los Cuidados Paliativos desde una perspectiva 3.0” en el auditorio del Patio de la Infanta de Ibercaja.

Los Cuidados Paliativos tradicionalmente han sido percibidos en un contexto triste, lúgubre y aplicables exclusivamente al final de la vida, cuando ya no “había nada que hacer”. Este paradigma afortunadamente va cambiando y cada vez los Cuidados Paliativos van adquiriendo más protagonismo y visiblidad en el complejo mundo socio-sanitario en el que nos encontramos.

Los Cuidados  Paliativos son el cuidado total activo de aquellos pacientes cuya enfermedad no responde a un tratamiento curativo y cuyo objetivo trata de controlar los síntomas que van apareciendo, como el dolor. Los Cuidados Paliativos integran asimismo otros aspectos relevantes como son los aspectos psicológicos, sociales o espirituales de la persona enferma.

Para entender la perspectiva de los Cuidados Paliativos en el mundo digital, hemos de pasar primero a pie de cama, pues la herramienta fundamental y básica de los Cuidados Paliativos es precisamente el contacto humano de los profesionales sanitarios con sus pacientes. Ese contacto humano se construye con nuestra presencia, sensibilidad, escucha activa, empatía, la gestión emocional, el cultivo de la compasión y de la relación de ayuda. Los Cuidados Paliativos deben prevenir el sufrimiento evitable ofreciendo bienestar y calidad de vida,  pero también debe estar ahí para empoderar, ajustar, aliviar y apoyar el sufrimiento inevitable a través del confort y el cuidado integral.

Los principios en los que se basan los Cuidados Paliativos son:

  • Respeto por los gustos y preferencias del paciente
  • Integración en la atención médica de los aspectos psicológicos y espirituales
  • Creación de un sistema de soporte para vivir lo más activo posible
  • Práctica de una Medicina centrada en la persona
  • Preocupación exquisita por cuidar
  • Aceptación y naturalización de la muerte como un proceso natural del ciclo vital

En el curso evolutivo de los Cuidados Paliativos se ha observado la necesidad de integrarlos de forma precoz dentro de las distintas disciplinas que se centran en el tratamiento activo de la enfermedad y no sólo su aplicación tras el fracaso de la respuesta a dichos tratamientos. Se convierte así en una especialidad médica y protagonista indiscutible en la atención de la persona enferma y sus familiares más allá incluso del fallecimiento del paciente.

 

Captura-de-pantalla-2017-10-14-a-las-13.21.31-768x454

 

Bajo este contexto, es previsible que los Cuidados Paliativos vayan en aumento principalmente por:

  • El envejecimiento de la población general
  • El aumento de la cronicidad de las enfermedades oncológicas y no oncológicas
  • El aumento progresivo también de la edad de los cuidadores
  • La actual epidemiología de las causas de muerte donde las muertes repentinas van paulatinamente bajando.
  • Los problemas de accesibilidad a una asistencia sanitaria especializada

Toda vez hemos entendido lo que sucede en la realidad a pie de cama nos vamos a  situar en el mundo digital, pasando por de la web 1.0 a la actual 3.0 donde la interconexión es universal gracias a la ubicuidad de internet en los distintos dispositivos móviles. Entra en nuestro mundo la web social, se comparte y se colabora a través de blogs, wikis, foros y redes sociales.  La tecnología y la interacción social se alían para transformarnos hacia un entorno colaborativo, creativo y de compartir llamado Social Media.

Aplicado este mundo a los Cuidados Paliativos nos encontramos con blogs profesionales como “Carreteras Secundarias”, de pacientes como “The Battle We Didn´t Choose” o  colaborativos como “Tu vida sin dolor”.  Cabe pues entender cómo se mueve el ecosistema de las redes sociales en Cuidados Paliativos en FacebookTwitter, YouTube y muchas más.  El ser humano es antropológicamente tecnológico. La evolución humana ha ido siempre ligada a algún instrumento o herramienta que le sirve de palanca para avanzar y crecer.

Revisando la bibliografía sobre el tema que nos ocupa nos encontramos que uno de los elementos clave de los Cuidados Paliativos es la comunicación por lo que la e-Salud puede ayudar a mejorar ese instrumento: sistemas de telemedicina que reducen los ingresos hospitalarios, las visitas a Urgencias o las estancias medias en un hospital, detección de necesidades en temas de dolorapps como instrumento de aprendizaje y soporte para los cuidadores principales o instrumentos digitales que ayudan al equipo terapéutico a desarrollar mejor su trabajo. También se ha visto en Twitter una buena herramienta para evaluar los mensajes, las situaciones o las carencias de los Cuidados Paliativos. A través de videos de YouTube se ha comprobado que los pacientes desean y prefieren información explícita pronóstica y el compromiso del no abandono en la etapa final de la vida.

Están estudiadas las necesidades de TIC (Tecnología de la Información y la Comunicación) en Cuidados Paliativos:

Los pacientes y familiares:

  • Encuentran importantes desafíos para estar en contacto con familia y amigos durante la hospitalización en Cuidados Paliativos
  • Se obtuvieron ejemplos de TIC que beneficiaban a su calidad de vida y cuidado, pero deben adecuarse a las capacidades y estado del paciente
  • Se comprobó que las videollamadas mejoran la calidad de las interacciones y la implicación de los familiares en el cuidado
  • El mail y el chat permiten información de soporte y contacto cuando el estado general no permite una videollamada
    • Refieren la necesidad de buena cobertura o wi-fi en la habitación
    • Las TIC permiten realizar proyectos de legado en los enfermos: videos, audios o mensajes de texto

    Sanitarios:

    • Les preocupan los requerimientos de asistencia progresiva tecnológica que pueda demandar más tiempo
    • Reclaman una integración amigable para el cuidado de este tipo de pacientes
    • Solicitan que las TIC sean pensadas en la atención centrada en el paciente

    Administradores y expertos:

    • Detectan problemas de privacidad y confidencialidad pues en las TIC se mueven datos sensibles
    • Tienen en cuenta los costes relacionados con la tecnología a través de un sistema de atención más grande

    Las aplicaciones móviles van creciendo también en Cuidados Paliativos y suponen la oportunidad de integrar la tecnología a la práctica clínica a través de bolsas de herramientas, ayuda en la toma de decisiones clínicas o diagnóstico diferencial, traducción en diversas lenguas o información actualizada sobre congresos o actividades relacionadas con los Cuidados Paliativos.

    Nos queda así mucho que aprender y aplicar a nuestros pacientes para hacerles su vida mejor y la de los suyos.

 

 

Un texto de la doctora  Virginia Ruiz.

Radiooncóloga en el Hospital Universitario de Burgos
https://www.radioncologa.com/

 

 

gist-espac3b1a

"punto de encuentro y de información de los pacientes de gist"

¿Algún paciente de gist está siendo tratado con Iclusig (Ponatinib)?

7 Oct

 

iclusig

Iclusig (Ponatinib) es un nuevo fármaco para tratar a los pacientes con Leucemia Mieloide Crónica,que han fallado a otros tratamientos previos.

Imatinib(Glivec) también fue y es un fármaco para tratar a los pacientes con Leucemia Mieloide Crónica y GIST.

¿QUE OPCIONES DE TRATAMIENTO TENEMOS en España LOS PACIENTES DE GIST cuando nos hacemos resistentes a imatinib (GLIVEC), sunitinib (SUTENT),  regorafenib (STIVARGA)??

SABEMOS, porque así nos han informado los pacientes, que en unos casos los pacientes estan siendo tratados con NEXAVAR y como última opción estan siendo REtratados con imatinib glivec.

HAY actualmente recomendaciones de especialistas para que los pacientes que se hacen resistentes a los tres fármacos aprobados para GIST sean tratados con Iclusig (Ponatinib).

 

Al día de hoy, no estan disponibles en España los ensayos clínicos con los nuevos fármacos que se estan desarrollando para gist: BLU-285  y  DCC2618. Confiemos que a principios de 2018, podamos contar con alguno de ellos.

 

Iclusig (Ponatinib) está siendo ensayado en pacientes de gist con buenos resultados. Como aun no es un fármaco aprobado para GIST, debe ser prescrito por tu oncologo como “uso compasivo”.

 

Un paciente que va a empezar a ser tratado con   Iclusig (Ponatinib) nos pide que solicitemos desde estas páginas información de PACIENTES  de GIST que estén siendo tratados con este fármaco y como les va.

 

¿ALGÚN PACIENTE está en otra opción de tratamiento???

 

 

GRACIAS POR VUESTRA AYUDA Y COLABORACIÓN

 

gist-espac3b1a

“punto de encuentro y de información de los pacientes de gist”

PRESENTACIÓN del libro:Tumores del estroma gastrointestinal(GIST): Manejo multidisciplinar en el siglo XXI

29 Sep

tumores-del-estroma-gastrointestinal-gist--manejo-multidisciplinar-en-el-siglo

 

El jueves 5 de octubre de 2017 a las 19:30 horas en el colegio infantil Paseo de Rosales de Molina de Segura(Murcia), se presentará el libro: 

Tumores del estroma gastrointestinal(GIST): Manejo multidisciplinar en el siglo XXI

 

ENTRADA LIBRE

 

El libro ha sido escrito por:

Dr. Juan Angel Fernandez Hernandez  (Cirujano del Servicio de Cirugía del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia.Unidad de sarcomas).

Dra. Virginia Martinez Marin (Oncóloga. Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario La Paz de Madrid).

Ambos doctores son especialistas en el tratamiento y la investigación de sarcomas/GIST.

 

gist

 

 

El libro se publicará en 2 formatos:

 

La editorial  DM/ Diego Marin lo ha publicado en un  formato grande lo que permite que las imágenes sean espectaculares.

 

La editorial Aran también va a editar el libro pero en un formato más comercial y manejable, lógicamente, con la pérdida que supone en términos de tamaño de las imágenes, etc.

 

 

IMG_5625

 

informa

 

gist-espac3b1a

"punto de encuentro e información de los pacientes de gist"

Avances recientes en el manejo del tumor estromal gastrointestinal: GIST

26 Sep

 

 

gist

 

Resumimos un reciente articulo publicado el 14 de septiembre de 2017 por los especialistas franceses e internacionales en el tratamiento y la investigación de GIST: Florencia Duffaud a, 1, 2, 3 y Axel Le Cesne 4

Avances recientes en el manejo del tumor estromal gastrointestinal

GIST

Abstracto

Las mutaciones activadoras constitutivas en KIT y el receptor de factor de crecimiento derivado de plaquetas α ( PDGFRα ) están fuertemente implicados en la patobiología de tumores estromales gastrointestinales (GIST). Esta enfermedad ha servido como un modelo efectivo de “prueba de concepto” para dirigir las mutaciones de quinasa. Este articulo discute el estándar actual de atención en términos de farmacoterapia en el manejo de GIST localizados y metastásicos.

Introducción

Los tumores del estroma gastrointestinal (GIST) son las neoplasias mesenquimales más comunes que surgen en el tracto gastrointestinal. La cirugía es la piedra angular del tratamiento para los tumores localizados primarios que pueden ser fácilmente resecados sin inducir déficits funcionales. Antes del advenimiento de los primeros inhibidores de la tirosina quinasa (TKI) como el imatinib, había pocas opciones de tratamiento disponibles para los pacientes con GIST avanzado, y su pronóstico era deprimente, con la supervivencia generalmente medido en semanas o algunos meses. Este artículo presenta una evaluación de la gestión actual del GIST, discute importantes puntos de práctica que pueden afectar a las preguntas de terapia para GIST primario y metastásico, enfatiza los avances más recientes  y discute los pasos emergentes para prevenir y mejorar los resultados actuales.

1

Manejo avanzado y metastásico del GIST

 

Imatinib como tratamiento de primera línea para los GIST avanzados / metastásicos

El imatinib ha sido considerado el tratamiento de primera línea estándar para los GIST inoperables o metastásicos desde su aprobación en 2002. Es un inhibidor de unas cuantas quinasas incluyendo KIT, el receptor de factor de crecimiento derivado de plaquetas α (PDGFRA), ABL y CSF1R. La dosis estándar es de 400 mg / día. Una dosis más alta (800 mg / día) para GIST exon 9-mutado

 Para los pacientes tratados con imatinib como primera línea para GIST avanzado / metastásico, entre el 50 y el 70% de los pacientess experimentan una respuesta objetiva después del tratamiento con imatinib. A pesar de la importante ventaja en la mayoría de los pacientes, la mediana de tiempo hasta la progresión (TTP) es de aproximadamente 24 a 30 meses 5 – 7 , y la mediana de Supervivencia Global (SG) es de aproximadamente 57-60 meses 5 – 7 . Casi el 50% de los pacientes sobreviven más de 5 años, independientemente de la dosis inicial de imatinib,  y  aproximadamente entre el 15-23% de los pacientes  muestran una respuesta duradera que dura más de 10 años 4 – 10

Sin embargo, entre el 10-15% de los pacientes con GIST metastásico muestran intolerancia o resistencia primaria al imatinib (definida como enfermedad progresiva en los 3 meses posteriores a la iniciación del imatinib). Estos tumores más comúnmente son aquellos con mutaciones en PDGFRA , particularmente la mutación D842V en el exón 18, o aquellos que carecen de mutaciones en KIT o PDGFRA .

 

 

2

¿El tipo de mutación afecta al pronóstico en los GIST metastásicos?

Múltiples ensayos han confirmado el mejor pronóstico de los pacientes con GIST avanzado que tienen una mutación exón 11 de KIT y son tratados con imatinib, en comparación con otros subtipos 6 , 10 , 11 demutación . Tras el análisis del período de respuesta en los subgrupos de mutaciones comunes, las mutaciones del exón 11 demostraron supervivencias libres de progresión más largas que las mutaciones en el  exón 9 o pacientes que carecían tanto de mutaciones en KIT como en PDGFRA , es decir, lo que en unprincipio se denominó mutaciones de tipo “salvaje” 4 , 11 , 12

 

Dado que la mayoría de los GIST de “tipo salvaje” se identifican ahora como que tienen pérdida genética o epigenética de subunidades de succinato deshidrogenasa (SDH), el término más preciso es generalmente “GIST deficiente en SDH”, a menos que haya alguna otra mutación rara  como BRAF V600E, deleciones de NF1 o fusiones de NTRK 

La Supervivencia Global (OS) fue también diferente en aquellos con mutación  KIT exón 11  en comparación con aquellos con mutación exón 9  o GIST “tipo salvaje” , pero no hay diferencias significativas en la Supervivencia Global (OS)  entre pacientes con mutación  exón 9  y GIST “tipo salvaje” pacientes. Las respuestas completas a la terapia TKI son muy raras.

Una gran proporción de pacientes con GIST avanzado en los que el imatinib es útil  en última instancia desarrollar enfermedad progresiva, por lo general dentro de 2-3 años. El mecanismo más común de resistencia a TKIs en pacientes con GIST se produce debido a la evolución clonal. Estos clones expresan la mutación primaria junto con mutaciones adicionales que los hacen resistentes al imatinib, lo que conduce al fracaso del tratamiento y a la progresión de la enfermedad; las mutaciones de resistencia secundaria ocurren en el mismo gen que fue activado originalmente por mutación. Las mutaciones secundarias más comunes se producen en dos regiones de la proteína KIT (codificada por los exones 13 y 14) y el bucle de activación de la quinasa (codificada por los exones 17 y 18) 13 – 15 .

 

3

¿Por cuánto tiempo debe continuar el tratamiento con imatinib?

El ensayo francés BFR14 abordó la cuestión de la interrupción de la administración de imatinib en los GIST metastásicos tras los controles iniciales de la enfermedad después de 1, 3 y 5 años de tratamiento diario con 400 mg de imatinib en pacientes no progresivos que aún no han desarrollado una enfermedad progresiva. En los pacientes asignados al azar para detener la administración de imatinib, la mediana de la Supervivencia Libre de Progresión después del control inicial de la enfermedad de 1, 3 o 5 años fue bastante corta (sólo 7, 9 o 13 meses, respectivamente); en comparación, los pacientes asignados al azar para continuar con la administración de imatinib continuaron manteniendo el control de la enfermedad con una mediana de Supervivencia Libre de Progresión  de 29 meses para el grupo asignado al azar después del primer año de control de la enfermedad y la mediana de Supervivencia Libre de Progresión fue mucho más larga y no alcanzada en el momento del informe en pacientes asignados al azar después de 3 ó 5 años de control de la enfermedad 16 – 18

Aunque la mayoría de los pacientes que progresaron después de la interrupción de la dosificación fueron capaces de recuperar el control de la enfermedad progresiva, un pequeño número de pacientes tuvo continuación de la progresión, y esto llevó a la norma de atención para evitar largas interrupciones de la administración de imatinib en pacientes con estabilidad de la enfermedad o respuesta. El estándar mundial es que el imatinib debe continuarse óptimamente en GIST metastásico hasta la progresión de la enfermedad, incluso para los pacientes que pueden haber obtenido una respuesta completa mediante la extirpación radical de las masas GIST residuales durante el tratamiento con imatinib.

El estudio francés BFR14 también preguntó cuál era el efecto del tratamiento continuo con imatinib a largo plazo sobre la evolución de la resistencia secundaria 18 . El punto final del tiempo hasta la resistencia secundaria (TSR) se definió como el tiempo hasta la progresión de la enfermedad mientras se administraba la dosis de imatinib. La Supervivencia Libre de Progresión a los 2 años (en el brazo de tratamiento continuo) aumentó al 62% (en los pacientes asignados al azar después de 1 año de control inicial de la enfermedad) al 80% (para los pacientes asignados al azar después de 3 años de control de la enfermedad 19). Por supuesto, la evolución de la resistencia secundaria es una función de la biología de la enfermedad del individuo, así como la duración del control continuo de imatinib. 

Estos resultados demuestran que la tasa de resistencia secundaria disminuye con el tiempo, lo que sugiere la posibilidad de un control a largo plazo del tumor con imatinib continuo en un subconjunto significativo de pacientes con GIST metastásico. Estos resultados también se informaron en la actualización más reciente a partir de los resultados a largo plazo de la fase II B2222 ensayo [ 20] .

4

¿Cuál es la terapia adecuada con evidencia de progresión de la enfermedad con imatinib?

Prolongación de la terapia con imatinib por aumento de la dosis. Tres ensayos aleatorios realizados con anterioridad en el desarrollo clínico de imatinib para GIST han demostrado un beneficio con una dosis más alta de imatinib en pacientes que progresan en 400 mg por día. Aproximadamente el 25% de los pacientes que avanzaban con dosis bajas se beneficiaban de un aumento de dosis 6 , 20 . En consecuencia, un aumento de la dosis a 400 mg dos veces al día es una opción cuando se desarrolla resistencia a imatinib, especialmente para pacientes con una concentración plasmática baja de imatinib 22 , 23 .

5

Sunitinib: tratamiento de segunda línea en pacientes con GIST tras fracaso o intolerancia a imatinib

Desde el fracaso del imatinib, sunitinib malato (Sutent), un multi-objetivo TKI con una potente actividad contra KIT y PDGFRA , así como un número de otras quinasas, ha demostrado la eficacia como una terapia de segunda línea y ahora está aprobado globalmente para su uso en GIST metastásico en pacientes que son resistentes o intolerantes a imatinib sobre la base de los resultados de un doble ciego, placebo-controlado fase III de ensayos [ 24] .

La dosis de sunitinib fue de 50 mg diarios administrados en un horario de 4 semanas y 2 semanas de descanso.  Los eventos adversos más frecuentes relacionados con el tratamiento fueron la fatiga, la diarrea, el síndrome mano-pie y el hipotiroidismo 24 .

Además, un solo brazo de fase II examinó la viabilidad de una dosis diaria de sunitinib en una dosis continua de 37,5 mg23] .  El uso continuo de 37,5 mg diarios fue aprobado posteriormente en los EE.UU. y la UE y se considera un programa de dosificación alternativo [ 25] . 

 Las evaluaciones del genotipo tumoral tras el fallo de imatinib pueden predecir en gran medida la sensibilidad de la resistencia al sunitinib. Se observó que el grado de control de la enfermedad, era significativamente mayor en pacientes cuyo GIST se caracterizaba por una mutación primaria de exón 9 en KIT o aquellos sin mutaciones en KIT o PDGFRA. 

6

Regorafenib: un estándar reciente de atención para los GIST metastásicos

El regorafenib es un TKI oral que inhibe numerosas quinasas que participan en la oncogénesis (KIT, PDGFRA, RET, RAF1 y BRAF V600E), la angiogénesis (VEGFR1-3 y TIE2) y el microambiente tumoral (PDGFR y FGFR) 27 . El beneficio clínico de regorafenib se estudió en pruebas de sensibilidad y se encontró consistente en todos los subgrupos identificados prospectivamente de los pacientes, excepto en el subconjunto muy pequeño de pacientes con resistencia primaria al imatinib (definidos como aquellos cuya duración inicial del tratamiento con imatinib era MENOR de 6 meses ). Los eventos adversos relacionados con regorafenib, grado III o superior, se notificaron en el 61% de los pacientes, y los más frecuentes fueron hipertensión y reacción cutánea mano-pie. Un total de 58% de los pacientes requirieron interrupción de la dosis y el 50% requirieron reducciones de la dosis para eventos adversos, 30 . Sobre la base de estos resultados, el regorafenib fue aprobado como un estándar de atención de tercera línea en GIST metastásico después de fracaso o intolerancia a imatinib y sunitinib.

7

Retratamiento con imatinib como una estrategia alternativa después del fracaso de imatinib y sunitinib

A pesar de los notables avances en las opciones terapéuticas para los GIST metastásicos, la inmensa mayoría de los pacientes desarrollará resistencia a todas las terapias TKI disponibles y mostrará progresión de la enfermedad refractaria a pesar de todos los TKI. La reintroducción de la dosificación de imatinib ha sido una práctica común a pesar del fracaso previo, justificada por la evidencia de que la progresión rápidamente sintomática de la enfermedad puede ser una ocurrencia casi universal si se suspende todo el tratamiento con TKI. Existe evidencia de que algunos subconjuntos voluminosos de células tumorales están controlados por cualquier terapia con TKI y que la retirada de toda la supresión de TKI permite que la totalidad de los clones tumorales se expandan rápidamente. 

 Las ventajas del retratamiento con imatinib rechallenge  refuerza su significado clínico para los pacientes sin opciones de tratamiento activo disponibles para minimizar el síntoma de empeoramiento de GIST, 32 .

8

El papel de la cirugía en el GIST metastásico

La mayoría de los pacientes alcanzan una respuesta parcial o una enfermedad estable en el imatinib, pero alrededor de la mitad adquieren resistencia secundaria después de 2 años. Los datos existentes indican que la cirugía citorreductora podría ser una posibilidad en los pacientes con GIST metastásicos con respuesta a imatinib, especialmente si hay una resección completa exitosa (R0 / R1) de la enfermedad metastásica residual 1 , 33 – 37 . El valor de la cirugía en pacientes con progresión tumoral focal que se está tratando con imatinib es incierto, pero este enfoque es una opción posible. Recientemente, el papel de la cirugía citorreductora para GIST metastásico tratados con TKIs se informó en un gran análisis de dos instituciones después de 400 operaciones se realizaron en 323 pacientes 35Los autores concluyeron que la cirugía en pacientes GIST metastáticos en ausencia de enfermedad progresiva multifocal sobre imatinib se asocia con resultados que son al menos comparables con sunitinib de segunda línea y pueden ser considerados en pacientes seleccionados 35 .

En general, los pacientes con progresión multifocal que se someten a cirugía tienen un pobre resultado. La cirugía no parece beneficiar a los pacientes con progresión generalizada de la enfermedad con imatinib 37 y no debe ofrecerse a menos que sea una emergencia donde la intervención paliativa pueda justificarse 35 . Aunque la cirugía es una opción viable para los pacientes con GIST metastásico tratados con sunitinib, es común que se produzcan resecciones incompletas, existe una alta probabilidad de complicaciones y existe incertidumbre con respecto al beneficio de supervivencia 33 . Los clínicos deben adoptar una consulta multidisciplinaria para establecer las mejores opciones de tratamiento local en los pacientes con GIST metastásico, de forma individual, después de compartir la decisión con el paciente 33 .

9

GIST localizados

La resección completa microscópica con márgenes histológicamente negativos (R0) sin ruptura del tumor es el tratamiento estándar para los GIST localizados 1 , 2 , 38 . Aunque una proporción significativa de los pacientes se curará con la cirugía sola, aproximadamente el 40% con el tiempo recae, la gran mayoría en los primeros 5 años 38 – 40 . Estos resultados subrayan la necesidad de terapia adyuvante. Dada la eficacia del imatinib en el contexto metastásico, el uso de imatinib se ha extendido al ajuste adyuvante para el tratamiento de pacientes adultos después de la resección de GIST 41 .

a

Factores de riesgo asociados con la recurrencia del GIST

Los factores pronósticos independientes para el GIST incluyen el tamaño y el sitio del tumor, el recuento mitótico y la rotura del tumor 40 . La estratificación del riesgo es esencial para identificar y definir los pacientes con GIST que tienen más probabilidades de beneficiarse de la terapia con imatinib adyuvante mejor 42 , 43 . Entre los esquemas de estratificación de riesgo actualmente disponibles para los GIST operables, los más utilizados son la clasificación de consenso de los Institutos Nacionales de Salud (NIH)44 , los criterios del Instituto de Patología de las Fuerzas Armadas (AFIP) 45 y la clasificación de NIH modificada 42. Se encontró que estas tres clasificaciones tenían una precisión pronóstica aproximadamente similar en una serie de 2.560 pacientes con GIST resecados que nunca recibieron imatinib adyuvante 39 . Notablemente, independientemente del esquema de clasificación utilizado, los pacientes identificados como riesgo intermedio tuvieron un curso clínico similar al del grupo de bajo riesgo.

mas información:

 

https://colectivogist.wordpress.com/gist-asco-2014-las-ultimas-investigaciones-en-gist/

 

b

¿El imatinib adyuvante prolonga la supervivencia libre de recidiva y la Supervivencia Global? 

Tres ensayos clínicos aleatorios de fase III (ver Tabla 1 ) han examinado el uso de imatinib 400 mg diarios como adyuvante durante 1, 2 y 3 años 46 – 48 ; los tres demostraron que se aumenta  la supervivencia sin recurrencia. 

Tabla 1.

Ensayos clínicos de fase III del tratamiento con imatinib adyuvante.
Duración 3 años de IM adyuvante 2 años de IM adyuvante 1 año de IM adyuvante
Juicio SSGXVIII / AIO EORTC 62024 ACOZOG Z9001
Dosis IM 400 mg / día para 1 versus 3 años 400 mg / día durante 2 años versus
control (sin IM)
400 mg / día durante 1 año versus control
(sin IM)
Duración de la IM MFU = 54 meses MFU = 4,7 años MFU = 19,7 meses
Pacientes n = 400
GIST resecado (R0) con alto riesgo
de recurrencia
N = 908
KIT-positivo
GIST completamente resecado con riesgo intermedio o alto
de recurrencia
KIT positivo después de una resección completa,
T> 3 cm, con
riesgo bajo, intermedio o alto de recurrencia
Variable principal RFS Tiempo hasta resistencia secundaria RFS
Resultados de la eficacia RFS a los 5 años: 65,6% (3 años)
frente a 47,9% (1 año) ( p <0,001)
OS a los 5 años: 92% (3 años)
frente a 81,7% (1 año) (p <0,02) 2d
análisis
RFS a los 3 años: 84% (2 años)
versus 66% (control)
OS a los 5 años: 100% (2 años)
versus 99% (control)
98% para IM versus 83% para placebo
HR 0,35, p <0,0001
No hubo diferencia significativa en el sistema operativo de 1 año
GIST, tumor estromal gastrointestinal; HR, razón de riesgo; IM, imatinib; MFU, seguimiento mediano; OS, supervivencia global; RFS, supervivencia libre de recurrencia
Además, los resultados iniciales y a largo plazo proporcionados por el estudio AIO 47 , 49 demostraron que 3 años de imatinib mejora significativamente la SSR y la SG en comparación con 1 año de terapia.

Según los hallazgos de supervivencia en el estudio AIO, se recomiendan 3 años de tratamiento con imatinib adyuvante para pacientes con GIST con características de alto riesgo. 

A pesar de los hallazgos de supervivencia de la prueba AIO, la duración óptima de la terapia adyuvante sigue siendo desconocida y todavía se está investigando. Hay un ensayo de fase II no aleatorizado de 5 años de tratamiento con imatinib adyuvante que incluyó a 91 pacientes con GIST de alto riesgo y demostró que el imatinib crónico era efectivo en la prevención de recidivas durante el tratamiento para pacientes con mutaciones sensibles; también demostró tasas de RFS y SO de 5 años de 90% y 95%, respectivamente, pero el 49% de los pacientes suspendieron el tratamiento a principios de los 50 años . Por otra parte, dos ensayos aleatorios están en curso en pacientes con GIST de alto riesgo: un estudio escandinavo que compara 5 años 51 con 3 años y un estudio francés comparando 6 años 52 a 3 años de imatinib.

c

¿Se benefician todos los pacientes de imatinib adyuvante?

Un estudio que analizó retrospectivamente los datos del ensayo Z9001 propuso que los pacientes de alto riesgo obtenían una mayor eficacia de la terapia adyuvante (tamaño tumoral> 10 cm y alta tasa mitótica) 46. El uso de imatinib adyuvante no se recomienda para el riesgo bajo y el riesgo muy bajo, pero no hay consenso para el riesgo intermedio 53 . En esta situación, los riesgos y beneficios del tratamiento deben ser compartidos con el paciente. Un estudio clínico aleatorizado de fase II se está llevando a cabo en Francia (estudio GIGIST) comparando imatinib durante 3 años versus vigilancia en pacientes de riesgo intermedio con un índice de grado genómico de alto riesgo 54 .

D

 

¿El imatinib adyuvante afecta el desarrollo de la resistencia al imatinib?

 

Los resultados del ensayo EORTC de fase III 48 que examinaron 2 años de imatinib adyuvante en comparación con la vigilancia, con una mediana de FU de 4,7 años, informaron que el tiempo de inicio de un TKI diferente después de la recurrencia (es decir, supervivencia libre de imatinib, IFFS) sustituto de la resistencia secundaria, fue equivalente en ambos tratamientos brazos (5 años IFFS fue de 87% en el brazo de imatinib frente a 84% en el brazo de control, HR 0,79, p = 0,21) 41 . RFS fue de 84% versus 66% a los 3 años y 69% frente a 63% a los 5 años (log rank p <0,01). El ensayo AIO tampoco demostró diferencias en el tiempo de progresión después de la recuperación de imatinib en pacientes inicialmente tratados con 1 o 3 años de tratamiento con imatinib 47, lo que sugiere que no hay pruebas de que la duración de la terapia previa adyuvante tenga un impacto en el posterior tratamiento con imatinib en gist  avanzado.

e

Imatinib en el entorno neoadyuvante

El imatinib demuestra altas tasas de respuesta en pacientes con GIST metastásico; por lo tanto, el propósito de su uso preoperatorio es en la reducción de volumen tumoral con el fin de facilitar la resección quirúrgica completa o hacer la preservación de órganos más probable en enfermedad inicialmente irresecable o resecable límite. 

 La selección del paciente y la duración de la terapia están a discreción del oncólogo y cirujano médico. El imatinib debe continuar durante 6-9 meses, pero no se extiende más allá de los 12 meses debido al riesgo de resistencia al imatinib y, por lo general, a una menor retracción adicional del tumor 56 , 59 .

f

Avances recientes: nuevos fármacos prometedores

En los últimos 10 años aproximadamente, la investigación ha dado el descubrimiento y una mayor comprensión de los mecanismos biológicos detrás de la supervivencia y proliferación del GIST. Recientemente, un análisis molecular más completo ha demostrado que el GIST de tipo salvaje, sin mutaciones en KIT / PDGFRA es un grupo bastante heterogéneo de diferentes enfermedades más que una única entidad [ 60] .

Entre el 20 y el 40% de todos los GIST de tipo salvaje GIST son SDH-deficiente.

El subgrupo de los GIST restantes de tipo salvaje : aproximadamente 15% poseen una mutación activadora en BRAF o, más raramente, un gen RAS 64 . Además, los GIST de tipo salvaje pueden aparecer en el contexto de la enfermedad neurofibromatosis sindrómica tipo I (NF1), en la que existe una pérdida de función de la proteína NF1 65 . 

Aproximadamente el 5% de todos los GIST carecen de mutaciones funcionalmente relevantes en KIT PDGFR, BRAF, o NF1 sin complejos SDH deficientes (como se muestra manteniendo la expresión de SDHB por inmunohistoquímica); los conductores oncogénicos del GIST “cuádruple negativo” permanecen inciertos y posiblemente más complejos que otras clases más grandes de GIST 60 , 63 . Algunos de estos pueden ser explicados por nuevas fusiones oncogénicas identificadas en NTRK.

Estos últimos 15 años han llevado a la aprobación de tres fármacos (imatinib, sunitinib y regorafenib) para el tratamiento de los GIST avanzados, que han mejorado significativamente la supervivencia. Sin embargo, casi todos los pacientes con GIST metastásico se volverán resistentes a esas terapias. Varios nuevos tratamientos dirigidos están bajo evaluación en ensayos clínicos para GIST resistentes al imatinib, con mayor interés en nuevos inhibidores de múltiples cinasas prometedores tales como ponatinib, BLU-285 y crenolanib.

El ponatinib, un TKI de próxima generación aprobado en leucemia BCR-ABL resistente a imatinib, ha demostrado actividad en líneas celulares derivadas de GIST .Los resultados preliminares de un ensayo de fase II no aleatorizado que evaluó el ponatinib en una dosis de 45 mg / día en pacientes con GIST fuertemente tratados  demostraron una tasa de beneficio clínico  del 55% en pacientes con mutación primaria del exón 11 del KIT , pero también se observaron respuestas con la dosis de 30 mg 67 .

Más recientemente, BLU-285, un nuevo agente de investigación, ha demostrado efctividad en mutaciones secundarias de  KIT / PDGFRA.

BLU-285 es un inhibidor específico de mutación de quinasas con mutaciones en KIT D816V y PDGFRA D842V, en las que la mayoría de los TKI son ineficaces. Parece tener una toxicidad favorable, como lo indican los datos preclínicos, pero esperamos los resultados de los ensayos clínicos 69 . 

El inhibidor oral de las moléculas pequeñas crenolanib exhibe actividad contra FLT3 y los PDGFRs (incluyendo quinasa mutada con D842V) 71 . Se está realizando un ensayo aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo, multicéntrico, fase III de crenolanib en sujetos con GIST avanzado o metastásico con mutación D842V en el gen PDGFRA 73 .

0

 

REFERENCIAS 

En el texto original

 

texto integro y original:

 

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5600003/

 

 

informa

gist-espac3b1a

“punto de encuentro y de información de los pacientes de gist”

Ensayos clínicos en fase III previstos para GIST en 2018

22 Sep

 

hoja

 

 

El día 16 de septiembre de 2017 se celebró en el hospital MD Anderson Cancer Center en Houston(EE.UU.) la reunión anual de pacientes de GIST organizada por dicho hospital y la asociación de pacientes  http://www.gistsupport.org/.

 

 

 

El doctor Heinrich, especialista internacional en el tratamiento de GIST informó en uno de los encuentros de los siguientes ensayos clínicos en fase III que se proveen para 2018:

 

1) un ensayo de fase III de BLU-285 frente a regorafenib para determinar la tercera línea de tratamiento. Este ensayo mide la eficacia de un tratamiento  existente (regorafenib) frente a BLU285 para la tercera línea de tratamiento.

2) un ensayo de fase III de DCC2618 versus “mejor tratamiento de soporte” (es decir, placebo) para  cuarta linea  de tratamiento. Cuarta línea de tratamiento no existe hoy en día para GIST.

El diseño del ensayo será similar a la fase III de los ensayos de Sutent y regorafenib que permitieron a los pacientes en el brazo de placebo pasar a la droga experimental una vez que hay una progresión objetiva en el TAC.  

3) Ambos fármacos han demostrado eficacia clínica respetable en los ensayos de fase I/II, y ambos son prometedores. BLU parecía ser un poco más eficaz en el control del tumor, es por eso que está siendo presentado como tercera línea frente a regorafenib.

4) El Dr. Heinrich explicó que estos dos fármacos estan racionalmente diseñados para abordar las razones moleculares por las que  Glivec deja de funcionar. En contraste con otros fármacos que han sido probados contra GIST resistente a Glivec reutilizado de otras aplicaciones, y por lo tanto, carecían del diseño molecular para hacer frente a las consecuencias de las mutaciones en KIT / y PDGFRA . 

5) Los efectos secundarios de ambos fármacos parecen bastante llevaderos. 

 

fuente:

http://www.gistsupport.org/.

 

informa

 

gist-espac3b1a

"punto de encuentro y de información para los pacientes de gist"

ESMO ha abordado el acceso equitativo de los pacientes con cáncer a las novedades terapéuticas en igualdad de condiciones en toda Europa

19 Sep

qqq

Evaluar el beneficio real que aporta cada medicamento, clave para que los sistemas sanitarios incorporen cada nuevo avance contra el cáncer. La reunión de la Sociedad Europea de Oncología Médica en Madrid se salda con un espaldarazo a la inmunoterapia en un abanico cada vez más amplio de tumores. El cáncer de pulmón, junto con los avances en tumores gástricos o genitourinarios, protagonista de esta edición.

 

NOTA DE PRENSA 

http://www.seom.org/

 

Evaluar el beneficio real que aporta cada medicamento, clave para que los sistemas sanitarios incorporen cada nuevo avance contra el cáncer.

 

 ESMO ha abordado como un asunto prioritario el acceso equitativo de los pacientes con cáncer a las novedades terapéuticas en igualdad de condiciones en toda Europa.

 

La reunión de la Sociedad Europea de Oncología Médica en Madrid se salda con un espaldarazo a la inmunoterapia en un abanico cada vez más amplio de tumores.

 

NOTICIAS-ESMO (1)

Madrid, 11 de septiembre 2017Diseminar el conocimiento. Que todos los oncólogos médicos en contacto con pacientes tengan acceso a la información más actualizada y que este conocimiento se traduzca en acceso a los mejores tratamientos posibles para cada enfermo. Ésa ha sido una de las ideas clave que ha subrayado el Dr. Josep Tabernero, presidente electo de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), en la rueda de prensa celebrada en Madrid para repasar los principales estudios presentados en el congreso que esta sociedad celebra en Madrid desde el viernes y hasta mañana martes.
Según el Dr. Tabernero, que tomará las riendas de esta sociedad europea de 16.000 especialistas a partir de 2018, hacer accesible a los pacientes las terapias más novedosas es una de las misiones clave de ESMO, una sociedad que no es ajena a la necesidad de hacer compatible este acceso a los tratamientos con la sostenibilidad de los sistemas sanitarios.

“Cada avance contra el cáncer, como la inmunoterapia o las terapias personalizadas, nos permite ofrecer mejores opciones terapéuticas a nuestros pacientes, pero al mismo tiempo nos enfrenta a un aumento de los costos de su tratamiento. Por eso, una de las áreas clave para ESMO es colaborar con las autoridades sanitarias para equilibrar esos costos, con el objetivo de desarrollar modelos sostenibles de atención del cáncer. Hemos realizado estudios sobre la disponibilidad y accesibilidad de los medicamentos para el cáncer en toda Europa y en todo el mundo y hemos introducido la Escala ESMO de Magnitud de los Beneficios Clínicos, una herramienta pensada para ayudar en su día a día a los profesionales en la toma de decisiones clínicas”, ha señalado el jefe del servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron y director del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO).

 

NOTICIAS-ESMO (1)
Avances científicos más destacados

 

La Dra. Enriqueta Felip, jefe de sección del Hospital Vall d’Hebron y responsable del programa de Tumores Torácicos del Vall d’Hebrón Instituto de Oncología (VHIO), ha destacado los avances en uno de los tumores que más novedades han comportado en esta cita de ESMO y ha remarcado que, en la sesión presidencial, se han presentado 3 estudios en cáncer de pulmón que pueden cambiar el manejo actual de los pacientes.
En el estudio PACIFIC en el que se compara, en pacientes con estadio III, el tratamiento de una nueva inmunoterapia (durvalumab) frente a placebo, se ha observado una reducción en el riesgo de progresión en los pacientes tratados con inmunoterapia tras el tratamiento de quimioradioterapia.
“Estos resultados son muy prometedores para los pacientes con cáncer de pulmón
no metastásico. En pacientes con enfermedad avanzada y mutación del gen EGFR, el estudio FLAURA, por su parte, ha demostrado excelentes resultados con un nuevo medicamento, osimertinib, en el tratamiento de primera línea, lo que representa una nueva opción terapéutica para estos pacientes”, explica la especialista.
“Durante el congreso se han presentado otros estudios muy interesantes en cáncer de pulmón, como por ejemplo el valor predictivo analizar la carga mutacional en biopsia liquida de los pacientes tratados con el fármaco atezolizumab en el estudio OAK (un ensayo en fase III).
Investigaciones recientes han demostrado que la carga mutacional podría ser utilizada como un biomarcador independiente de respuesta a un tipo de inmunoterapia”, señala la Dra. Felip. En ESMO 2017 también se han presentados resultados de supervivencia a largo plazo de pacientes tratados con nivolumab en segunda línea y la actualización del estudio KEYNOTE-021 en el que se comparan carboplatino, pemetrexed y pembrolizumab frente a carboplatino y pemetrexed. La Dra. Felip resalta que los avances que se están produciendo en cáncer de pulmón son posibles gracias a la investigación en tratamientos dirigidos a determinadas alteraciones moleculares y a los tratamientos inmunoterapia.
En el caso de los tumores digestivos gástricos, como el de colon, el Dr. Andrés Cervantes, director del Comité Educativo de ESMO y de este congreso 2017, jefe de servicio del servicio de Oncología Médica del Hospital General Clínico Universitario de Valencia, ha destacado la importancia de varios estudios en fase III fruto de la cooperación internacional con la participación de más de 12.000 pacientes de los cinco continentes, incluyendo España. “Los especialistas han debatido en ESMO sobre la posibilidad de reducir de seis a tres meses la duración del tratamiento adyuvante con quimioterapia (después de la cirugía) en pacientes con cáncer de colon en estadio III. Esto ayudará a simplificar el tratamiento en estos pacientes sin reducir la eficacia de las terapias lo que además s pone una reducción significativa de la toxicidad neurológica inducida or el tratamiento más prolongado”, destaca el Dr. Cervantes. En los pacientes con cáncer de colon en estadio III que presenten factores de riego intermedio será suficiente un tratamiento de tres meses con una reducción muy importante de los efectos tóxicos que hoy limitan la aplicación del tratamiento y que afectan desfavorablemente a su calidad de vida.
En el área de tumores urológicos, destacan dos estudios relevantes presentados en la sesión presidencial del domingo 10 de septiembre. Uno de ellos muestra que la asociación de un anticuerpo inhibidor de la angiogénesis, ramucirumab, añadido a docetaxel (quimioterapia), mejora la eficacia del tratamiento del cáncer de vejiga en segunda línea frente a la quimioterapia sola. “Es importante destacar que, hasta ahora, solo la quimioterapia y la inmunoterapia habían demostrado eficacia en esta enfermedad. Ramucirumab (que ya ha mostrado eficacia en segunda línea en tumores de colon, estómago y pulmón) es el primer fármaco contra dianas moleculares que mejora la eficacia de la quimioterapia en cáncer de vejiga”.
El otro estudio que destaca el Dr. Cervantes en cáncer de riñón avanzado es el trabajo que ha demostrado que una asociación de fármacos inmunoterápicos (nivolumab más ipilimumab) mejora los resultados de supervivencia frente a sunitinib, un fármaco contra dianas moleculares considerado como uno de los estándares en el cáncer de riñón avanzado. La asociación de estos inmunoterápicos ha mejorado la tasa de respuestas, el número de respuestas completas y el tiempo de control de la enfermedad, así como la supervivencia en pacientes con estadios de riesgo intermedio y alto.

 

NOTICIAS-ESMO (1)

 

Avances en todos los tipos de cáncer de mama

 

El tumor más frecuente en el caso de las mujeres, el cáncer de mama, fue el primero en el que los biomarcadores permitieron una selección más precisa de las pacientes candidatas a cada terapia.
La Dra. Ana Lluch, jefa del servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico de Valencia, ha comentado los avances conocidos en ESMO “que nos permitirán mejorar el tratamiento en todos los subgrupos de cáncer de mama que conocemos hoy en día”.
Lluch ha destacado el estudio LORELEI, liderado además por una investigadora española, la Dra. Cristina Saura, que ha demostrado que en el cáncer de mama en estadios iniciales, con receptores hormonales positivos, añadir al tratamiento hormonal estándar (letrozol) un nuevo fármaco como es el inhibidor de PI3K taselisib (que actúa en células tumorales con PI3K mutado), logra aumentar la tasa de respuestas objetivas.
Otro estudio, UNICANCER-coPAL, presentado en este mismo grupo de pacientes con receptores hormonales positivos y HER2 negativas ha comparado también en neoadyuvancia (antes de la cirugía) un tratamiento clásico con quimioterapia frente a un tratamiento hormonal clásico con inhibidores de aromatasa combinado con palbociclib (un nuevo inhibidor de ciclo celular). “El estudio ha demostrado que ambos tratamientos tienen eficacia en cuanto a número de respuestas en esta situación, pero con menor toxicidad que las pacientes que reciben el tratamiento hormonal”, ha destacado Lluch.
“También en neoadyuvancia, cuando administramos la terapia antes de la cirugía en pacientes que expresan la proteína HER2, hemos conocido estudios que demuestran que el doble bloqueo antiHER2, combinando trastuzumab con pertuzumab o bien lapatinib, mejora los resultados en comparación con trastuzumab solo (aumento de respuestas completas patológicas)”.
La Dra. Lluch también destaca el estudio ExteNET, presentado por el Dr. Miguel Martin, que demuestra que en pacientes en estadios iniciales con expresión de HER2+, y tras recibir tratamiento adyuvante con trastuzumab, un año de tratamiento con el fármaco neratinib mejora de forma significativa la supervivencia libre de enfermedad de este grupo de pacientes. Además se ha referido al estudio MONARCH-3 en enfermedad avanzada, en pacientes con cáncer de mama con receptores hormonales positivos y HER2-, en las que el tratamiento hormonal con un inhibidor de aromatasa combinado con abemaciclib (un nuevo inhibidor de ciclo celular CDK 4/6) puede aumentar de forma significativa la supervivencia libre de progresión en más de 12 meses en pacientes con un subtipo de cáncer de mama, luminal, en primera línea de tratamiento hormonal.
Además, se han conocido resultados prometedores con fármacos inmunoterápicos comopembrolizumab o nivolumab, en un tipo de cáncer de mama metastásico con pocas alternativas terapéuticas en la actualidad, como son los llamados triple negativos (sin receptores hormonales y HER2-).

 

NOTICIAS-ESMO (1)

Todos los avances que se presentan en congresos científicos como estos tienen como objetivo el beneficio de los pacientes con cáncer, una enfermedad de la que se diagnosticaron en España 247.771 nuevos casos en el año 2015, según las cifras más actualizadas. El Dr. Miguel Martín, presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y ‘local officer’ de este congreso (anfitrión), ha subrayado la importancia de muchos de los estudios presentados en ESMO 2017. “A menudo, estos avances pueden parecer insignificantes, pero cada paso adelante en el tratamiento del cáncer, aunque sea aparentemente pequeño, se suma a otros pequeños pasos que poco a poco van mejorando el pronóstico de los pacientes”.
Martín también ha resaltado que todos los avances en el tratamiento del cáncer son precedidos, “sin excepción”, por descubrimientos previos en el campo de la biología de los tumores. “Por eso, queremos insistir también en que la inversión en investigación en cáncer es crucial para continuar mejorando en los resultados y debemos crear en nuestro país un ambiente social y legal más favorable a esta inversión, cuya rentabilidad se ha demostrado con creces”.
“El mensaje de este congreso de ESMO, que volverá a España en el año 2019, no puede ser más positivo”, ha concluido el Dr. Tabernero. “Seguimos profundizando de la mano de los investigadores básicos en el conocimiento molecular del cáncer y eso nos permite seguir atacando la enfermedad con un arsenal cada vez más completo y personalizado para cada subtipo de tumor”. Sin embargo, el Dr. Tabernero ha querido remarcar también que para seguir mejorando y avanzado serán necesarios aún mayores esfuerzos en el terreno de la prevención.
“La Oncología no es solo una cuestión de fármacos. Entre todos debemos hacer llegar a la población la importancia de los pequeños gestos que sabemos que ayudan a reducir la incidenciadel cáncer: no fumar, evitar el alcohol, mantener una dieta equilibrada, baja en carnes rojas, hacer ejercicio físico y evitar la exposición a sustancias que han demostrado su potencial carcinogénico”.
ESMO ha acogido hasta el momento en Madrid a un total de 23.728 personas, de las que casi el 7% son españolas (1.376), solo por detrás de Estados Unidos y Francia, que son los dos países con mayor número de asistentes.

 

 

Lo que se ha publicado sobre gist,en nuestro blog: 

 

https://colectivogist.wordpress.com/2017/09/11/esmo-2017/

 

Sobre la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO)

ESMO es la organización profesional líder en Oncología Médica. Con más de 16.000 miembros que representan a profesionales de la Oncología de más de 130 países de todo el mundo, ESMO es la sociedad de referencia para la formación e información oncológica. Estamos comprometidos en apoyar a nuestros miembros a desarrollar y avanzar en un entorno profesional de rápida evolución. Para profundizar sobre ESMO, por favor visite: http://www.esmo.org

Sobre la Asociación Europea de Investigación sobre Cáncer (EACR) La EACR es la asociación europea profesional que aglutina a aquellos que trabajan y estudian en la investigación sobre cáncer, con más de 10.000 miembros en todo el mundo. Nuestra misión es ‘el avance de la investigación oncológica en beneficio público: de la investigación básica a la prevención, tratamiento y cuidados’. Para más información, por favor visite: http://www.eacr.orgwww.eacr.org

 

gist-espac3b1a

"punto de encuentro y de información de los pacientes de gist"