Archive | microGIST RSS feed for this section

micro-GIST, son GIST benignos???

19 Jul

 

 

P1

 

 

Una paciente  ha escrito en el blog  un comentario informándonos que sus doctores le han comunicado que tiene un GIST benigno, colectivogist le ha remitido el siguiente comentario:

Nosotros somos pacientes , no médicos.

No no hay GIST benignos, salvo los microGIST , pero  debe de ser un especialista quien lo califique como microGIST. 

Aproximadamente el 50% de los gist se pueden curar solamente con cirugía y no necesitan mas tratamientos.

Dependiendo de la ubicación de tu gist, del tamaño y del numero de mitosis, tu gist tendrá mas o menos probabilidades de repetirse.

Aquí te dejo un articulo de nuestro blog donde puedes leer al respecto:

El Sistema AFIP-Miettinen, es el sistema comúnmente utilizado para ver las probabilidades de que un GIST pueda repetirse :

https://colectivogist.wordpress.com/gist-asco-2014-las-ultimas-investigaciones-en-gist/

 

pasado2

“Por el interés de todos los pacientes , reproducimos un resumen de un articulo de dos especialistas internacionales en el tratamiento y la investigación de GIST para ver la diferencia entre microGIST y GIST malignos “

pasado3
Autores:

Doctor Sebastian Bauer , del Centro del Cáncer de Alemania Occidental, Universidad de Essen, Alemania

Doctor Jonathan Fletcher , Brigham , Universidad de Harvard

 

 

La mayoría de nosotros tenemos lunares en alguna parte de nuestro cuerpo. Sin embargo, aunque muchos lunares son similares a las neoplasias benignas, y son excepcionalmente comúnes en la población general, todos sabemos que muy raramente se transforman en los cánceres malignos de la piel. Lo que pocos saben es que se podría describir como GIST los “topos” del estómago. Una de cada tres personas tiene un pequeño GIST en el estómago.Sabemos esto (en parte) gracias a la diligencia de los Dres. Kaori Kawanowa, Shinji Sakurai y sus colegas en varios centros médicos en Japón, quienes estudiaron cuidadosamente 100 estómagos enteros que fueron removidos quirúrgicamente de pacientes con cáncer gástrico no GIST. La longitud media del estómago de un adulto es de 10 pulgadas (25 centímetros) y el Dr. Kawanowa y sus colegas secciona estos estómagos a intervalos de 5 mm. Esto debe haber ascendido a muchos cientos, o incluso miles de rebanadas de estómago para examinarlos bajo el microscopio. Para sorpresa de muchos, el Dr. Kawanowa han identificado 50 muy pequeños GIST(microGIST) en 35 de los estómagos.

Sin embargo, esencialmente ninguno de estos pequeños GIST(microGIST) se consideraría clínicamente relevante o peligroso (1). Lo que es sorprendente y relevante para los pacientes afectados por GIST metastásico es el hecho de que un número considerable de los pequeños GIST, inofensivos, tienen mutaciones en los genes KIT o PDGFRA  – es decir, las mutaciones que son los principales mecanismos tumorigénicos en los GIST malignos (2).

Afortunadamente, una única mutación genética en los genes KIT o PDGFRA genes por sí sola no transforma  una célula normal en un GIST gastrointestinal  maligno; de lo contrario tendríamos dos millones de pacientes con GIST en el mundo. De hecho existe una fuerte evidencia epidemiológica y de laboratorio que se requieren múltiples mutaciones que implican los genes cruciales para crear la mayoría de los cánceres.

Estos conceptos fueron popularizados por primera vez por el Dr. Carl Nordling de Finlandia, que era un arquitecto e historiador, pero que pasó gran parte de su tiempo pensando en los problemas fuera de su campo profesional. En 1953, se publicó una teoría de múltiples mutaciones, con el objetivo de explicar por qué los cánceres se hicieron cada vez más comunes en las personas mayores (3). Se incrementa el cáncer con el envejecimiento y esto  podría explicarse por el supuesto de que la mayoría de los tipos de cáncer requieren seis mutaciones secuenciales. Su teoría fue posteriormente refinada por el Dr. Alfred Knudson, quien creía que la mayoría de los tipos de cáncer requieren al menos dos mutaciones genéticas cruciales (4).

Sabemos que los pacientes con GIST metastásico pueden responder a imatinib durante años, pero este tratamiento generalmente no cura totalmente la enfermedad. La importancia de los pequeños GISTantes mencionados, también conocido como “microGISTs”, es que nos dan un punto de partida, muy temprano en el desarrollo GIST, a partir del cual se identifican las diferentes mutaciones de genes cruciales adicionales que se requieren para crear un GIST maligno. Por otra parte, porque sabemos que prácticamente todos los microGISTs persisten como pequeños tumores benignos, o incluso se someten a la autodestrucción (en lugar de progresar a un cáncer maligno), estos estudios deberían permitirnos identificar las barreras biológicas a la progresión maligna en GIST. Mediante la comprensión de este tipo de barreras, se podría revelar nuevas dianas terapéuticas en GIST, incluyendo las proteínas anormales que impiden que las células GIST mueran.

¿Qué es lo que ya sabemos de las mutaciones genéticas adicionales – es decir,  más allá de las mutaciones KIT  o  PDGFRA  que se requieren para crear un GIST maligno?

Una forma tradicional de identificarlas  es por “cariotipo”, en el que las células de las biopsias quirúrgicas de GIST  se cultivan en el laboratorio, y los cromosomas de las células se identifica usando tinciones especiales y se visualizaron usando un microscopio. Los cromosomas contienen el ADN de las células, y el”cariotipo” es el mismo enfoque con el que muchos de nosotros estamos familiarizados con los estudios de la amniocentesis, en la que los cromosomas de las células fetales se evalúan, para las anormalidades asociadas a la enfermedad, y para determinar el sexo del feto.

Una célula normal tiene 46 cromosomas, pero los cariotipos en muchos GIST malignos presentan pérdidas de varios cromosomas, y con frecuencia pierden determinadas partes de un cromosoma. Estas anomalías cromosómicas recurrentes  identifican las ubicaciones de los genes que controlan el crecimiento y otras propiedades importantes de las células GIST: genes que normalmente mantienen las células precursoras de los GIST en línea. Cuando los genes de control de GIST se pierden por deleción cromosómica o mutación, esto libera el freno a las células de los GIST benignos, lo que les permite crecer y se comportan de manera más agresiva.

El cariotipo de GIST y otros estudios de cromosomas o ADN, hasta la fecha, han localizado las regiones generales que contienen más de cinco genes cruciales en los GIST que causan en el genoma humano, y varios de estos genes han sido identificados (ver abajo). La identificación de los otros genes de GIST es una de las prioridades de investigación importante, debido a que con estos puntos de vista es probable conducir a avances en las terapias contra GIST.

Varios investigadores han observado que las deleciones de parte del cromosoma 9 se ven raramente en los GIST de bajo riesgo, pero son comunes en alto riesgo, los GIST malignos. El gen blanco de estas deleciones cromosómicas es CDKN2A (7, 8), cuya función es inhibir el ciclo celular en las células intersticiales de Cajal de o CCI (las células de las que surgen GIST) y otras células. El CDKN2A permite que las células normales de GIST no crezcan de manera no regulada.

Los pacientes cuyos GIST han perdido CDKN2A tienen un riesgo considerablemente mayor de desarrollar la enfermedad metastásica que aquellos que no lo hacen. La mayoría de los GIST malignos tienen mutaciones genéticas, que implican CDKN2A y otros genes relacionados, que conduce a la desregulación del ciclo celular.Estudios sugieren que casi todos los GIST requieren una o más mutaciones que aumentan la actividad del ciclo celular, con el fin de pasar de un GIST de bajo riesgo a un GIST de alto riesgo.

Algunos de los defectos del ciclo celular de GIST son el resultado de la supresión de una proteína que se considera el regulador maestro y de vigilancia del ciclo celular – p53. Los biólogos nombran a los genes   recién descubiertos de una manera que estimula la fantasía de los que trabajan en ellos. Ejemplos interesantes son  MerlinTeashirtSpätzle,  Van GoghBrainiac, Hamlet y INDY (el último significa:  I ‘N ot  D ead  Y et porque es un gen que prolonga la vida de moscas de la fruta cuando mutante ) .

 
 
Esperamos que los próximos años van a brillar más luz sobre las diferencias genéticas y biológicas entre la -microGISTs frente a GIST maligno  y por lo tanto nos acercan a la meta final de la curación de los GIST.

 

 

 

 

P4

RESUMEN:

 

microGIST:

  • menores de 1 cm.

  • 10-30% en el estomago y

  • menos del <0.2% en el colon y apéndice

  • es la fase inicial del desarrollo de GIST

  • mas del 30% de la población tiene microGIST

  • casi nunca progresan a malignidad

  • a menudo se autodestruyen

  • el 74% de los microGIST tienen mutaciones en KIT o PDGFRA.Son exon 11 un 46%

  • solamente las mutaciones KIT o PDGFRA no sustentan el progreso a la malignidad

  • se requieren mutaciones adicionales de genes para formar un cáncer GIST

 

Comparándolos con los GISTs, los micro-GISTs tienen:

  • Similar mutaciones en KIT

  • Bajo índice mitótico y

  • Morfología benigna

Afectación a la población: progresión de microgist  a GIST:

de las CÉLULAS INTERSTICIALES DE CAJAL(origen de gist)———- micro-GIST ( mas de 2 millones de personas afectadas en España)———-  GIST  de bajo riesgo( aproximadamente 600 casos  año en España)–hasta—– GIST maligno ( aproximadamente 200 casos año en España)

 

 

 

P6

Referencias
     1. Kawanowa K, Sakuma Y, Sakurai S, et al .: alta incidencia de tumores del estroma gastrointestinal microscópicas en el estómago. Hum Pathol 37: 1527-1535, 2006
    2. Corless CL, McGreevey L, Haley A, et al .: KIT mutaciones son comunes en los tumores del estroma gastrointestinal incidentales de un centímetro o menos de tamaño. Am J Pathol 160: 1567-1572, 2002
    3. Nordling CO: Una nueva teoría sobre el mecanismo de inducción de cáncer. Br J Cancer 7: 68-72, 1953
    4. Knudson AG, Jr .: La mutación y cáncer: estudio estadístico de retinoblastoma. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 68: 820-823, 1971
    5. Rubin BP, Antonescu CR, Scott-Browne JP, et al .: Una ronda en el modelo murino de tumor del estroma gastrointestinal K641E kit de la acogida. Cancer Res 65: 6631-6639, 2005
    6. Sommer G, Agosti V, Ehlers I, et al .: tumores del estroma gastrointestinal en un modelo de ratón por mutación dirigida de la tirosina quinasa del receptor Kit. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 100: 6706 a 6711, 2003
    7. Schneider-Stock R, Boltze C, Lasota J, et al .: alto valor pronóstico de las alteraciones p16INK4 en los tumores del estroma gastrointestinal. J Clin Oncol 21: 1688-97, 2003
    8. Lagarde P, G Perot, Kauffmann A, et al .: puestos de control mitótico y la inestabilidad cromosómica son fuertes predictores de la evolución clínica de los tumores del estroma gastrointestinal. Clin Cancer Res 18: 826-838, 2012
    9. Henze J, Muhlenberg T, Simon S, et al .: modulación p53 como estrategia terapéutica en tumores del estroma gastrointestinal. PLoS One 7: e37776 de 2012

 

texto integro y original:
lrglogo1-copy

 

Understanding How GISTs Develop Enables Discovery of New Therapies

 

P8

mas información:

 

GIST_Advances in GIST reasearch_Jonathan Fletcher (1)

 

 

INFORMA

COLECTIVO