Archivo | PERITONEO Y RETROPERITONEO RSS feed for this section

PERITONEO Y RETROPERITONEO, lugares familiares para los pacientes con GIST

12 Dic

Anatomía abdominal para GIST: el peritoneo y retroperitoneo

Entrevista a Christopher Windham, MD FACS. Dr. Windham es un oncólogo quirúrgico participante en el Programa de Sarcoma del Lee Moffitt Cancer Center H. & Instituto de Investigación en Tampa, Florida. En Moffitt, Dr. Windham también  desempeñó como profesor adjunto de Oncología y Cirugía en la Universidad del Sur de Florida. En la actualidad el Dr. Windham dirige el Centro de Cáncer en el Instituto de Atención del Cáncer del Hospital de Florida en Daytona Beach, Florida. Su práctica clínica incluye los sarcomas de tejidos blandos con un interés especial en los sarcomas retroperitoneales.  En el siguiente enlace se puede ver uno de sus artículos en la revista de Moffitt Cancer Center, de Control del Cáncer .     

Aquí están las respuestas de la Dra. Windham: 

1. ¿Puede explicar la relación espacial y funcional del peritoneo y mesenterio de los órganos abdominales?

Visualice el abdomen como una concha completamente vacía. Vamos a imaginar entonces verter una sustancia de goma que crea un revestimiento continuo de esta cavidad. Vamos a definir este forro de goma fina como el peritoneo (ver Figura 1). En realidad, es una membrana de sólo unos pocos milímetros de espesor que tiene la capacidad de absorber líquidos en el abdomen. 

FIGURA 1 . UNA REBANADA A TRAVÉS DEL ABDOMEN QUE MUESTRA EL PERITONEO QUE RECUBRE LA CAVIDAD. (DESLICE GENTILMENTE PROPORCIONADA POR CHRISTOPHER WINDHAM, MD).

Ahora imaginemos que empujamos este revestimiento flexible, hacia el interior, como empujamos su dedo en un globo (Figura 2). Esto provoca una muesca que está rodeada por el peritoneo, y la estructura de doble capa resultante se conoce como el mesenterio, que encierra y suspende el intestino delgado.

FIGURA 2.  MESENTERIO QUE RODEA EL INTESTINO DELGADO. (FIGURA AMABLEMENTE PROPORCIONADA POR CHRISTOPHER WINDHAM, MD)

En medio de estos lados peritoneales del mesenterio, nos encontramos con el tejido graso, vasos sanguíneos y linfáticos que apoyan los intestinos (Figura 3). Esto es importante en la provisión de un suministro de sangre saludable para el intestino y el retorno de los nutrientes absorbidos por el intestino a la circulación y el sistema linfático. Esto a su vez llega a la circulación principal, así que los nutrientes se pueden utilizar para mantener a la persona alimentada. El mesenterio también actúa para anclar el intestino para el cuerpo. En este caso el intestino donde el mesenterio conecta el intestino para las inserciones musculares posteriores.

FIGURA 3.  MESENTERIO CON LOS VASOS SANGUÍNEOS SERVIN EL INTESTINO DELGADO. (FIGURA AMABLEMENTE PROPORCIONADA POR CHRISTOPHER WINDHAM, MD)

Ahora podemos ver las regiones intraperitoneales y retroperitoneales. El área dentro del peritoneo se conoce como intraperitoneal. Antes de comenzar a colocar los órganos dentro del abdomen, es necesario aclarar los límites de la cavidad abdominal (Figura 4):

  • Superior (la más cercana a la cabeza) se define por la respiración muscular-el diafragma,
  • Posterior (trasera) se define por los músculos de la pared del cuerpo y la columna vertebral,
  • Lateral / anterior (lados / frontal) – están formados por los músculos del abdomen, y
  • Inferior (la más cercana a los pies) límite está formado por los músculos del suelo pélvico.

FIGURA 4. EL ABDOMEN VISTO DESDE EL FRENTE DEL CUERPO CON LA PARTE ANTERIOR DEL TÓRAX Y EL ABDOMEN CORTADoS. ESTE PUNTO DE VISTA ILUSTRA LOS LÍMITES Y LOS ÓRGANOS RETROPERITONEALES. ILUSTRACIÓN NETTER USADO CON PERMISO DE ELSEVIER INC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

Órganos contenidos dentro de la cavidad peritoneal se llaman intraperitoneal e incluyen el estómago, el hígado, la vesícula biliar, la mayor parte del intestino delgado y una parte del colon (transversal y colon sigmoide). Los órganos que se encuentran detrás de estas estructuras se denominan retroperitoneal (Figura 5)Estos incluyen la aorta (la arteria que lleva la sangre desde el corazón hacia el cuerpo), de la vena cava inferior (vena que la mayor parte de la sangre que regresa del cuerpo al corazón), la primera parte del intestino delgado (duodeno), páncreas, suprarrenales glándulas, el colon ascendente y descendente, los riñones, los uréteres (conductos que llevan la orina desde los riñones a la vejiga), múltiples nervios sensoriales a las paredes abdominales (que se extienden hasta la ingle y muslos), y los nervios que regulan el control del intestino y la función sexual (ambos situados en la parte pélvica del retroperitoneo).

FIGURA 5.  UBICACIÓN DE ÓRGANOS CON EL ESTÓMAGO, EL HÍGADO, EL BAZO, Y LA MAYORÍA DE LA GRAN Y EL INTESTINO DELGADO ELIMINADO. ESTA VISTA MUESTRA LOS LÍMITES Y LOS ÓRGANOS RETROPERITONEALES. ILUSTRACIÓN NETTER USADO CON PERMISO DE ELSEVIER INC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. 

Con este telón de fondo uno debe ser capaz de definir el peritoneo, retroperitoneo, mesenterio, y la ubicación de los órganos abdominales como afines a sus ubicaciones peritoneales. 

2. Debido a que la mayoría de los GIST se desarrollan en el estómago o en el intestino delgado,  son intraperitoneales, ¿verdad? 

Sí. Los GIST se encuentran generalmente y surgen desde el estómago intraperitoneal. Los GIST pueden surgir en la porción retroperitoneal del intestino delgado (duodeno) y en el intestino grueso (colon ascendente y descendente). 

3. Entendemos que los GIST con mayor frecuencia hacen metástasis en el hígado o en el mesenterio o el peritoneo. Son metástasis hematógenas o son el resultado de células eliminadas por el tumor?

Cualquier tumor maligno puede eliminar las células tumorales dentro de la cavidad peritoneal resultando  implantes tumorales. El hallazgo más común para los tumores GIST es el de las metástasis por vía sanguínea al hígado o extensión directa del tumor primario en los órganos circundantes. Tumores GIST menos comúnmente producen  enfermedad metastásica a distancia.

4. Los  GIST retroperitoneales, cómo afecta esto a la intervención quirúrgica?

Muy pocos los GIST se originan en el espacio retroperitoneal: como se describió anteriormente, los GIST retroperitoneales surgirían desde el duodeno o en el orden ascendente o descendente  del colon. El impacto en la cirugía requerida sería dictada por las estructuras retroperitoneales y los órganos  involucrados o adyacentes al tumor. En general, una ubicación retroperitoneal plantea  complejidad en el procedimiento y, a veces puede resultar  que el paciente se considere no  resecable.

5. ¿Por qué, si el duodeno es retroperitoneal , la cirugía de Whipple reseca partes de estructuras que son intraperitoneal?

El procedimiento de Whipple (pancreaticoduodenctomia) es una compleja  resección multiorgánica usualmente empleada para tumores que surgen en el duodeno y en la cabeza del páncreas. Esto podría ser necesario para GIST que surjen en el duodeno, sin embargo, el tratamiento de los GIST rara vez se requiere un procedimiento de este tipo. Por lo tanto, si usted trata de eliminar sólo el duodeno, la cabeza del páncreas podría no sobrevivir por falta de riego sanguíneo. Este procedimiento también requiere la extirpación de la vesícula biliar, el conducto biliar, y la transacción del conducto pancreático. Entonces el tracto gastrointestinal tiene que ser reconstruido, así como el conducto biliar y el conducto pancreático.

6. ¿El peritoneo salvaguarda las estructuras intraperitoneales, porqué los  GIST surgen en el retroperitoneo? 

Estos tumores surgen a partir de células de dentro de la pared del tracto gastrointestinal. El peritoneo no es una barrera importante para la propagación invasiva asociada con tumores malignos.

7. ¿El peritoneo, al menos, puede ofrecer una línea divisoria para “mantener lejos” un GIST de las estructuras circundantes normales?

Los GIST se encuentran con frecuencia unidos a estructuras circundantes. Una de las dificultades que nosotros tenemos como los cirujanos, es saber la información antes de realizar la cirugía sobre la base de los estudios de imagen. Cirujanos oncólogos experimentados suelen proceder con la suposición de que cualquier estructura que toque el tumor puede requerir la extirpación. Como tal, puede ser necesario estar preparado para realizar procedimientos gastrointestinales, urológicas, vasculares y ginecológicos.

fuente

GSI-logo