Archivo | EFECTOS SECUNDARIOS producidos por los fármacos RSS feed for this section

Crónica del coloquio: Efectos secundarios de las terapias dirigidas-TKI,s-en GIST

3 May

Hablemos de los efectos secundarios de las
terapias dirigidas (TKI) en GIST

Sarcomunicándonos: Coloquio 27 Abril 2021

Introdujo el coloquio Natalia Fernández, presidenta de AEAS diciendo que la iniciativa del coloquio proviene de ColectivoGIST, habiéndose conectado un buen número de pacientes con esta patología. Agradeció a GEIS su colaboración y presentó a los Dres. César Serrano y Javier Martínez Trufero. Por el gran éxito de la convocatoria bromeó sobre unas palabras de César Serrano: “El GIST desata pasiones” y agradeció a Colectivo GIST la iniciativa y propuesta de realizar este coloquio, así como a APSATUR que se ha unido a esta iniciativa.

El Dr. M. Trufero es medico oncólogo en el Miguel Servet de Zaragoza , donde coordina la unidad de sarcomas y es bien conocido de APSATUR. Es experto en sarcomas y en tumores de cuello y cabeza. El Dr. César Serrano es médico oncólogo en el Vall d´Hebrón de Barcelona y dirige el laboratorio de investigación traslacional de sarcomas en dicho hospital. Es especialista en la biología del GIST y dirige diversos ensayos clínicos.

Para iniciar el coloquio Natalia planteó la siguiente pregunta:

¿Qué pasa con los pacientes que podemos llamar largos respondedores/supervivientes sujetos a una medicación de la que no pueden prescindir y que condiciona su calidad y pronóstico de vida?

El Dr. César Serrano hizo una breve introducción sobre la importancia de KIT y PDGFRA, dos receptores o compuertas que regulan el tráfico en las células normales, pero que cuando hay una mutación ya no regulan nada, sino que le dice a la célula: “crece, crece, crece”, produciéndose el tumor. El 90% de los GIST tienen mutaciones en KIT o en PDGFRA que se localizan en regiones llamadas exones. El más frecuente en KIT es el exón 11 y en PDGFRA el 18. Esto es muy importante, pues su conocimiento facilita la elección del fármaco más adecuado. Todos los medicamentos existentes (Imatinib, Sunitinib, Regorafenib, Avapritinib y Ripretinib) y los venideros, buscan atacar KIT o PDGFRA de maneras distintas. Es lo que se llama inhibidores Tirosina Kinasa (TKI) o inhibidores multikinasa.

El Dr. Javier M. Trufero comentó que los fármacos nos permiten seguir vivos, pero tenemos que depender de ellos mucho tiempo y debemos conocer bien sus efectos secundarios para que nos limiten lo mínimo nuestra calidad de vida. Hay pastillas para distintos GIST y para muchos otros sarcomas. Todos tienen un cierto nivel de toxicidad. Nos salvan la vida pero tenemos que pagar un precio.

El Dr. Serrano se refirió a supervivientes con más de 10 años, lo que es una barbaridad en comparación con otro tipo de tumores. En muchos casos los efectos se suavizan con el tiempo. Mencionó que en algunos  casos, pacientes con más de 15 años de enfermedad desarrollan insuficiencia renal crónica inducida por el Imatinib. Lo más frecuente es la astenia, las diarreas, etc.

Uno de sus pacientes toma KUZUPueraria lobata para las diarreas. Tras 7 años con Imatinib, esto es lo único que ha conseguido calmarle las diarreas y le evita tomar FORTASEC.

Llegados a este punto se inició la participación de los pacientes, que compartieron sus puntos de vista y experiencias diversas en cuanto a efectos secundarios.

Gustavo, de Medellín, se refirió a la anemia que le produce el Imatinib. Conforme pasa el tiempo, la hemoglobina va bajando sistemáticamente. Otros síntomas: calambres, fatiga, dolor de cabeza, pero van mejorando.

Para los doctores, la anemia está asociada al cansancio y suelen mandar suplementos de hierro, vitamina B12, mantener una buena alimentación y hacer ejercicio. El ejercicio está muy indicado contra la anemia. Aunque cueste, es muy positivo a largo plazo. El mantener una buena masa muscular hace que la anemia no sea tan pronunciada. También, a veces, hay que reducir la dosis, sin tener que llegar a estar extremadamente débil. KIT está involucrado en la creación de sangre . Al ir contra KIT se produce anemia, pero suele estar en 9, 10 u 11 de hemoglobina.

Se pasó a continuación a tratar el tema de problemas de concentración y otros problemas psicológicos a causa de los fármacos.

Según el Dr. Cesar Serrano, todos estos medicamentos pueden producir en mayor o menor grado cierta pérdida de concentración, lo que se nota más o menos, según el trabajo de cada uno. Es más llamativo este problema con Avapritinib. Es más difícil relacionar los estados emocionales de decaimiento o depresión directamente con los medicamentos y puede haber muchas otras causas que los produzcan.

Según el doctor Javier M. Trufero, el estar años con la medicación, con el cansancio continuo y el no estar nunca al 100 %, acaba afectando en muchos casos al estado de ánimo. Recomienda encarecidamente el seguir activos, salir de casa, hacer ejercicio físico y vida social (ahora más difícil) y seguir con proyectos e ilusiones. Hay veces que no podemos con todo y recomienda acudir al psicólogo, que para eso está. En casi todos los hospitales hay psico-oncólogos y las asociaciones contra el cáncer ofrecen ayuda también.

Carolina explicó su caso, con 10 años de tratamientos. Ha pasado por cinco tratamientos distintos, la mayoría con efectos importantes: vómitos, diarrea, síndrome mano-pie (terrible). Derivado de las diarreas: anorexia, cansancio, anemia, calambres, cefaleas, etc. Estos efectos descritos los pasó con los fármacos Imatinib, Sunitinib y Regorafenib. Luego, con Pazopanib fue como sentir que no estaba enferma, pues no tuvo prácticamente ningún efecto secundario. Actualmente, con Everolimus está notando un deterioro cognitivo. No sabe hasta qué punto los confinamientos por la pandemia pueden tener alguna influencia, pero aparte de gran cansancio, se olvida de los nombres, etc. y tiene que apuntarlo todo. Menciona efectos como el ver una foto suya en un viaje no muy lejano y no recordar haber estado allí, así como desorientación en su propia ciudad, Coruña, que conoce muy bien. Supone Carolina que no es debido directamente al Everolimus, sino que puede derivarse de un proceso muy largo con muchos tratamientos diferentes. Terminó su intervención rogando a los oncólogos que presten atención suficiente a los efectos secundarios que indican sus pacientes, y no solamente cuando son intolerables. Mencionó que en su tratamiento más largo, que fue con Sunitinib, tuvo todas las pautas posibles: 4 semanas y 2 de descanso, tres  y dos, dos y una, en 50, en 35 mg, descansos para recuperarse de las anemias, etc., ya que padeció todos los efectos secundarios posibles. Pidió que no se tenga miedo a variar las pautas para buscar la mejora del paciente en cuanto a efectos secundarios y pidió que se deriven a otros especialistas. En esto, manifestó haber tenido suerte con su oncóloga que la derivó al cardiólogo, al dermatólogo, etc., lo que la ayudó bastante.

El Dr. César Serrano bromeó añadiendo que Carolina es una mina para hablar de efectos secundarios y pasó a describir las dos pautas habituales de tomar sutent: 50 mg/día cuatro semanas y dos de descanso y 37,5 mg/día de manera continua. Es partidario de la segunda opción, basándose en los resultados de los ensayos. Luego está la tolerancia. Si estás con Sunitinib 6 meses, bien, pero ya a los dos años, peor, y se establecen descansos según los pacientes.  Se establecen descansos de 5 días, 7 días, 9 días, etc. Pautas según inputs de los pacientes. Por ejemplo un paciente dice que a partir de 17 días ya está muy cansado y  no quiere salir de casa, pues se da descanso a los 16 días, etc.

El Dr. Javier M. Trufero se refirió a las palabras de Carolina resaltando que en su caso recibe mucha ayuda de otros especialistas. En particular, del dermatólogo con fórmulas magistrales que van bien para el síndrome palmo-plantar. También es importante acudir a un buen podólogo, pues hay que evitar perder movilidad. También se colabora con el endocrino.

Respecto a las pautas, reconoce que con el tiempo tienen que cambiarlas y hacer “arreglos caseros” sin tener ningún respaldo científico, pero hay que adaptarse al paciente. Depende de la evolución de la enfermedad se pueden hacer más o menos descansos. Se empieza a hablar de descansos de fin de semana con algunos fármacos, pero produce cierto agobio a los oncólogos ante la falta de evidencia científica.

A continuación siguieron las intervenciones de los pacientes.

Santiago se refirió a su GIST con el que lleva más de 14 años. El tumor dio la cara en 2006 con un ingreso en urgencias provocado por la rotura del tumor y la consiguiente hemorragia que dio lugar posteriormente a metástasis.  Se refirió a Imatinib como un medicamento milagroso, pues le permitió llevar una vida bastante normal, manteniendo su afición a las marchas en la montaña, seguir trabajando, etc., con unos efectos secundarios muy llevaderos. Desgraciadamente hace dos años tuvo que pasar a Sunitinib y el cambio ha sido drástico: Tensión arterial, neutropenia leve, triglicéridos, colesterol, astenia. Y lo peor, el síndrome mano-pie. Necesidad de bastón para mantener el equilibrio y conseguir andar una cierta distancia. Mencionó que está buscando la manera de mejorar el problema de los callos (clavos) que se producen en los pies en las zonas de apoyo, para lo que ha acudido a la Facultad de Medicina-Podología de la Universidad Complutense de Madrid y le han realizado un estudio biomecánico de la pisada. Se persigue corregir la pisada y distribuir las zonas de presión de forma que no se concentren en un punto concreto y se evite la formación del “clavo”, aparte de evitar otros problemas derivados de una mala posición del pie. Las plantillas que  le han fabricado las lleva poco tiempo, por lo que aún no puede asegurar su efectividad.

Se refirió a otros síntomas como el vello blanco en todo el cuerpo, incluidas las pestañas, llagas en la boca, lengua hinchada con quemazón, dolor articular en rodillas y caderas, fatiga muscular, etc. También comentó que al no poder hacer caminatas por la montaña sustituyó esa afición por la astronomía, pero la intolerancia al frío hizo imposible la actividad. Por último se refirió al problema de las diarreas, dolor, hinchazón abdominal, tratando siempre de controlarlo vía alimentación, evitando el Fortasec en lo posible.  Por último comentó que aunque siempre ha sido muy disciplinado en la toma de la medicación, lleva un tiempo haciendo descansos (en coordinación con su oncóloga) de 4 a 6 días aproximadamente cada dos meses, que es el tiempo que habitualmente hace que esté desesperado con las diarreas, las llagas, el dolor de pies, el cansancio, etc. El efecto de esos pocos días de descanso es fantástico y hace que las siguientes dos o tres semanas se encuentre muy bien y con el ánimo renovado.

El Dr. Serrano le recomendó KUZU para las diarreas y para el síndrome mano-pie, anticiparse todo lo posible a la aparición de callos y rozaduras. Cremas con más del 10 % de urea y también otras con ácido acetilsalicílico.  También mencionó la crema Varesil. Este síndrome es frecuente con Sunitinib y Regorafenib y su intensidad es muy variable según cada paciente.

El Dr. M. Trufero se refirió a las diarreas y a los estudios que han realizado en Zaragoza en colaboración con los servicios de nutrición con suplementos dietéticos comerciales que se llaman dietas oligomédicas. Las proteínas en lugar de estar enteras están en moléculas más simples. El estudio se ha hecho en toda España y está publicado. Se ha observado en pacientes oncológicos tomando los fármacos mencionados y que estaban perdiendo peso a causa de las diarreas, que al hacer estas dietas, la consistencia de las heces era más sólida y se reducían las diarreas. También se evitaba  la bajada de las proteínas, cosa que suele ocurrir en diarreas prolongadas. La publicación es reciente (publicado en Nutriens) y los oncólogos, en general, no lo conocen aún. Debe recetarlo el endocrino. Su experiencia es buena en los pacientes que lo toleran (sabor a medicina).

Comenta  Lourdes su historia con la enfermedad: Un tumor de 3 kilos en el año 1999 y una esperanza de vida de 6 meses. Viaja al Machu Picchu antes de morir. Volvió al mes y estuvo con GLIVEC 15 años. Se pregunta Lourdes cuándo se va a morir, pues lleva 22 años con la enfermedad. Ha pasado por varios medicamentos y conocido todos los efectos secundarios habidos y por haber.  El peor Sutent (tensión por las nubes, diarreas de 9 o 10 veces al día, etc.). Pasó por Regorafenib y Ripretinib, pero duraron poco. Actualmente está con el Dr. Cesar Serrano en un ensayo clínico y es cuando mejor se encuentra pues no tiene casi efectos secundarios. Reconoció que se pasan malos momentos, depresión, ganas de tirar la toalla, que “el aire te lleva pues has adelgazado 20 kilos”, pero que se lleva con paciencia y “no hay mejor médico que Dios”. Ha llegado a tener 7 de hemoglobina, la tensión 24-16. Trabajó como enfermera en urgencias 32 años y ahora acude como paciente. Igual que  otros pacientes, comentó que las personas que están alrededor muchas veces no aceptan fácilmente nuestros cambios de carácter como consecuencia de la situación que vivimos. Hace un año le hicieron una reconstrucción intestinal en Mallorca, pues en Oviedo la mandaban a morir a casa. Se encuentra muy animada y viajando lo que puede. Relató los remedios que le da el Dr. Serrano: batido de chocolate, que está bueno, para merendar, jarabe para los vómitos, etc. que todo le va muy bien. Por último se quejó de la tardanza en recibir cita de los especialistas y de lo mal que funcionan los centros de salud, que todo lo quieren hacer por teléfono, así que se presenta cada dos por tres en urgencias.

El Dr. Serrano se refirió a continuación a los suplementos protéicos. Él los prescribe cuando se produce pérdida de peso y para tomar en la merienda, para no quitar ninguna de las comidas principales. Hay que tomarlo poco a poco pues si no, se producen diarreas fuertes al ser suplementos protéicos. Recomienda la clara de huevo. Se puede hacer una tortilla con una yema y tres claras, barritas de pescado, etc. Lo importante son las proteínas, pues el cuerpo va tomando de los músculos y se puede producir una sarcopenia. El Regorafenib produce pérdida de peso, de masa muscular, sin necesidad de que haya diarrea. Insistió en lo importante de la alimentación y se refirió a algunos libros de dietas.

Lourdes comentó que hace 20 km. al día y que le va muy bien la leche dorada, que lleva cúrcuma, jengibre, pimienta, etc., y va muy bien para el sistema inmune.

Ante la duda que se plantea sobre las vacunas, el Dr. César Serrano recomendó que nos vacunemos todos.

En el chat se preguntó sobre prevención con algún alimento cuando se toma Glivec y se mencionó el pomelo y la hierba de San Juan.

Javier M. Trufero prefiere no recomendar alimentos o productos que no conoce bien, pues son varios los principios activos que contienen y prefiere no recomendarlos.

Luis Herrero agradeció a GEIS, AEAS y a los doctores Serrano y Trufero por facilitar este encuentro, que es un encuentro entre amigos, pues nos conocemos hace años.
Resaltó el interés de todo lo hablado para los que no pudieron asistir y se tratará, como en ocasiones anteriores, de dar reflejo en el blog del Colectivogist y ayudar a nuestros colegas de GIST. Luis, el más veterano, lleva mas de 20 años con el GIST y con Imatinib. Se refirió a dos cuestiones: Irritabilidad y memoria. Antes se consideraba un buen orador y ahora dice trabarse y perder el hilo. Cierto que con 70 años puede haber otros factores que influyan, pero ha notado además un deterioro en la concentración. No es fácil hacer entender a los demás cuando nos irritamos y nos genera problemas con los que nos rodean cuando nos enfadamos.

Pasó a preguntar qué relación hay entre la reducción de la dosis y la supervivencia de los pacientes. ¿Aparte de reducir los efectos secundarios se reduce la supervivencia?

Comentó que ningún medicamento mejora la calidad de Glivec ni sus efectos secundarios y es una asignatura que los investigadores tienen pendiente y agradeceríamos que fueran no a por la cuarta línea, sino a la línea cero que es lo que necesitamos. Tenemos a los pacientes de LMC y vemos cómo han ido mejorando los tratamientos después de Glivec cronificando la enfermedad de una forma que nosotros no podemos decir.

Pasó a comentar el problema de eccemas en la piel tras años de tratamiento, que  llegan a producir picor y dolores insoportables, que en algún caso obligaron a suspender el tratamiento. Hay una paciente con este problema tras 14 años con Glivec, pero suspender el tratamiento es delicado, pues no se sabe en cuánto tiempo se activan los tumores.

Javier Martínez Trufero comentó que es ahora cuando se empieza a tener pacientes con muchos años de Glivec y que algunos están hartos y quieren parar. La teoría es que no se debe parar nunca el tratamiento, pero si se decide pararlo hay que hacer un control muy estricto. Se ha comprobado que en algún caso la enfermedad no ha vuelto. Es una situación muy nueva y no se dispone de experiencia. El oncólogo no puede recomendar la suspensión del tratamiento, pero si el paciente así lo decide hay que respetarlo y colaborar con él.

El Dr. Serrano dijo que hay que entender que cuando hay una extensión del tumor, la enfermedad no se cura. No hay una erradicación. La enfermedad acaba volviendo. No es lo mismo un descanso ocasional que la interrupción del tratamientoPor otra parte no es lo mismo interrumpir Imatinib que Sunitinib, Regorafenib o Ripretinib, ni la eficacia de Imatinib es comparable con la del resto. Tampoco la eficacia en LMC es la misma que con GIST. En LMC sí se puede hablar de cronificación para siempre. El Imatinib sí puede ofrecer algún descanso ocasional, pero  no es lo mismo pararlo a los tres que a los cinco o a los 10 años. A Lourdes se lo pararon a los 15 años y en 7 meses le volvió a aparecer. Su recomendación es no dejarlo de tomar y mientras se vaya tolerando, seguir tomándolo siempre.

Luz pregunta si los bloqueos intestinales son comunes con Imatinib. El Dr. César Serrano responde que el Imatinib produce irritación gastrointestinal y algo de diarrea. En algunos casos retortijones y flatulencias, pero bloqueo propiamente no, aunque es difícil contestar esto en un chat sin conocer el caso concreto.

Iara pregunta cuántos años seguidos se puede estar con Pazopanib. El Dr. César Serrano comenta que puede ocurrir como a Santiago, que se va cargando poco a poco con los efectos secundarios y a los dos meses toma un descanso de 4 o 6 días y mejora en todo durante una temporada. Lo mejor es intentar no parar la medicación, pero hay que hacer un balance en cada caso. El Dr. Javier M Trufero comenta de algunos pacientes que al hacerse un PET-TAC inmediatamente tras la parada de la medicación, ya daban actividad que se interrumpía en el momento de volver a medicarse. Depende del tipo de GIST. Hay algunos muy agresivos y no se debe parar de ninguna manera. Hay otros tumores como el condrosarcoma mixoide esquelético que puede tener un curso más indolente y se puede seguramente permitir el lujo de hacer paradas. Cuando hay poco volumen de enfermedad se pueden plantear paradas, en caso contrario, no. Hay que individualizar cada caso.

Cerró la sesión Natalia, no porque se terminara el interés o no hubiera más preguntas, sino porque el tiempo se superó sin darnos cuenta. Planteó el repetir este tipo de sesiones más adelante. Este coloquio, dijo, ha sido apasionante con debate y mucha interacción. Agradeciendo a los Dres M. Trufero y Serrano su colaboración, así como a todos los presentes, a GEIS, a APSATUR y al colectivoGIST. Tras emplazarnos a un próximo coloquio a finales de Mayo, se dio por finalizada la reunión.

Una crónica de Santiago Gil

Paciente de Gist

Gregorio Marañon

Madrid

APOYO FOTOGRAFICO

Lourdes Cuervo

Paciente de GIST

Oviedo

Mallorca

Barcelona

"juntos contra el sarcoma & GIST"

Prestar la atención necesaria a los efectos secundarios de nuestros tratamientos para mejorar nuestra calidad de vida, ¡¡asignatura pendiente!!!!! COLOQUIO, martes 27 de abril, 19 horas

23 Abr

Prestar la atención necesaria a los efectos secundarios de nuestros tratamientos para mejorar nuestra calidad de vida,

¡¡asignatura pendiente!!!!!

El 50% de nuestros GIST se pueden curar mediante cirugía, pero el otro 50% requiere tratamientos " DE POR VIDA" QUE CONDICIONA , EN MUCHOS CASOS, NUESTRA CALIDAD DE VIDA.

Hace 20 años los pacientes con GIST metastásico, tenían una expectativa de vida de 6 meses, con la aparición de glivec y los otros fármacos , los pacientes con GIST metastásico, podemos vivir muchos años, pero en muchos casos y fundamentalmente cuando gist se hace resistente a glivec, nuestra calidad de vida se deteriora en la mayoría de los pacientes.

Los pacientes tenemos la sensación que los efectos secundarios, están en un segundo plano en la atención de nuestros médicos ya que en pocas o ninguna de las charlas a las que asistimos, se habla de ellos.

En la mayoría de los hospitales, los pacientes echamos en falta un personal especializado al que con agilidad podamos acudir para recibir orientación y, en su caso, tratamiento.

Todas estas circunstancias nos han llevado a pedir la colaboración de la Asociación de pacientes AEAS y al Grupo Español de Investigación en SarcomasGEIS– para organizar este COLOQUIO y poner de manifiesto la necesidad de los pacientes de GIST para que se preste la atención necesaria a unos efectos secundarios que van a condicionar nuestra calidad de vida.

Agradecemos la colaboración de los doctores Javier M. Trufero y César Serrano y el apoyo de la Asociación de pacientes APSATUR.

por vuestra colaboración—————————

Testimonios de pacientes nos ponen de manifiesto que con GIST metastásico se pueden vivir muchos años y también nos ponen en evidencia la dureza de algunos de los tratamientos y el deterioro de nuestra calidad de vida.

TESTIMONIOS

https://colectivogist.wordpress.com/category/glivec-experiencias-de-uso/

https://colectivogist.wordpress.com/category/sutent-experiencias-de-uso/

https://colectivogist.wordpress.com/category/regorafenib-stivarga-experiencias-de-uso/

https://colectivogist.wordpress.com/category/pazopanibvotrient-experiencias-de-uso/

https://colectivogist.wordpress.com/category/everolimus-experiencias-de-uso/

https://colectivogist.wordpress.com/category/avapritinibblu-285-experiencias-de-uso/

https://colectivogist.wordpress.com/category/ripretinib-dcc-2618-experiencias-de-uso/

Efectos secundarios de nuestros tratamientos

DÍA :

MARTES 27 DE ABRIL

HORA peninsular:

19:00 HORAS

INSCRIPCIÓN:

info@aeasarcomas.org

Lo importante es conocer tu experiencia para ayudarnos a lidiar con los efectos secundarios e intentar resolver nuestras dudas…¡¡participa!! Coloquio: Efectos secundarios de nuestros tratamientos. Martes 27 de abril, 19:00 horas, ¡¡inscríbete y participa!!

22 Abr

Las terapias dirigidas– TKIs- han cambiado significativamente el tratamiento de los pacientes con GIST en los últimos años. Los “tratamientos orales” requieren un alto nivel de responsabilidad por parte del paciente porque generalmente se toman solos en casa. Por lo tanto, es importante una buena gestión de la terapia y de los efectos secundarios por parte del equipo de tratamiento y la cooperación activa por parte del paciente. Si ocurren problemas o efectos secundarios graves, estos deben discutirse activamente con el médico tratante. La mayoría de los efectos secundarios se pueden tratar bien, pero solo si el médico los conoce puede hacer algo al respecto.

En los últimos años hemos aprendido mucho sobre las terapias dirigidas en la práctica a través de debates y experiencias:

Los medicamentos dirigidos tienen menos efectos secundarios que la quimioterapia convencional. Pero menos efectos secundarios no significa en la práctica diaria: ¡sin efectos secundarios! Por lo tanto, una buena terapia y manejo de efectos secundarios es extremadamente importante. Desafortunadamente, esto a menudo se queda en el camino en el ajetreo y el bullicio de la práctica clínica diaria.


Eso significa: muchos pacientes están solos con su terapia y sus efectos secundarios.

Los medicamentos dirigidos se usan de forma continua durante un período de tiempo MUY prolongado y solo pueden funcionar si se toman según las indicaciones. Si se producen problemas o efectos secundarios graves, estos deben discutirse de forma inmediata y activa con el médico tratante. La mayoría de los efectos secundarios se pueden tratar bien, pero solo si el médico los conoce puede hacer algo.

El objetivo es lograr una alta calidad de vida para el paciente en terapia.


Pero, ¿Cómo se define realmente la calidad de vida?


A menudo, las evaluaciones de los médicos y las experiencias de los pacientes difieren mucho. Por parte de los médicos, las cargas terapéuticas a veces incluso se clasifican como psicológicas.

Dado que el tratamiento con las terapias dirigidas puede durar varios años y con GIST metastásico, el tratamiento es "de por vida", el aspecto de la calidad de vida durante la terapia juega un papel importante.

 

Efectos secundarios de nuestros tratamientos para GIST

Lo importante es conocer tu experiencia para ayudarnos a lidiar con los efectos secundarios e intentar resolver nuestras dudas…

¡¡participa!!

Para dar tu opinión

podrás intervenir hablado o por escrito

Natalia Fernández– presidenta de AEAS que moderará el coloquio, nos dará las indicaciones precisas para facilitarnos nuestra intervenciones orales o escritas.

Os adelantarnos algunas indicaciones para los que estamos menos acostumbrados a esta forma de intervenir :

HABLADO

¿Cómo levantar la mano para pedir la palabra?

Paso 1

En Zoom, ve hacia abajo en el ordenador



Aparece este menú.

Paso 2

Pulsa en participantes

Paso 3

Aparece la pantalla de participantes de la reunión.

Abajo del todo, pulsa en la mano de color azul.

Cuando acabes de hablar, pulsa la mano para quitarla.

ESCRITO

Durante la reunión, haz clic en Chat en los controles de reunión. Esto abre la ventana de chat. Puede escribir un texto en el cuadro de chat.

prepara tu intervención hablada o escrita

cuenta tu experiencia

nos será útil a tod@s para ayudarnos a lidiar con los efectos secundarios e intentar resolver nuestras dudas…

¡¡¡¡¡¡PARTICIPA!!!!!

DÍA :

MARTES 27 DE ABRIL

HORA peninsular:

19:00 HORAS

INSCRIPCIÓN:

info@aeasarcomas.org

Coloquio: efectos secundarios de los tratamientos para GIST, con la participación de los doctores Cesar Serrano y Javier M. Trufero. Modera Natalia Fernández- presidenta de AEAS. Martes 27 de abril, 19 horas, on line.

19 Abr

Estos son nuestros tratamientos:

Aprobados:

Glivec, sutent, stivarga

imatinib, sunitinib, regorafenib

Pendientes de su aprobación en España, prescritos "como uso extendido":

Ayvakit Qinlock

 Avapritinib-Ripretinib

Prescritos como “uso compasivo”:

votrientTasignaAfinitor

pazopanib- nilotinib- Everolimus

En ensayo clínico:

Xpovio

Selinexor

Estos son algunos de nuestros efectos secundarios……..

Edema

Diarrea

Pérdida de apetito

Úlceras de boca

Gusto alterado / alteración del gusto

Calambres musculares

Ansiedad y depresión

Necrosis de la mandíbula

Intolerancia al frío

Neuropatía

Deterioro de la memoria también conocido como Gleevecbrain

Sarpullido y problemas de la piel

Fatiga

Síndrome de mano-pie

Dolor de cabeza

Acidez de estómago / indigestión

Vómitos

Dolor en las articulaciones

Alopecia

Problemas cognitivos

……………………………………….

coloquio

on line

efectos secundarios de los tratamientos para GIST

.......con la participación de los doctores Javier M. Trufero y Cesar Serrano ........

modera

Natalia Fernandezpresidenta de AEAS

DÍA : MARTES 27 DE ABRIL

HORA: 19:00 HORAS

INSCRIPCIÓN:

info@aeasarcomas.org

¿CÓMO FUNCIONA UN webinar?

1º.- Te registras en el correo :  info@aeasarcomas.org

2º- te enviarán a tu correo  un link– enlace-  que se activará el mismo día del curso. 

3º.- Te aparecerá en la pantalla de tu ordenador la señal para que puedas seguir y participar en el coloquio.

5º.- podrás intervenir hablado o por escrito– seguiremos informando para animarte a participar

¡¡¡¡ es un coloquio!!!!

La mucositis que también nos producen los fármacos para GIST. EL MEDICAMENTO INDIVIDUALIZADO EN EL MANEJO DE LA MUCOSITIS ONCOLÓGICA

29 Mar

EL MEDICAMENTO INDIVIDUALIZADO EN EL MANEJO DE LA MUCOSITIS ONCOLÓGICA

INTRODUCCION SOBRE LA FORMULACION MAGISTRAL

Durante siglos la formulación magistral ha sido fundamental en la terapéutica para la correcta elaboración de medicamentos para uso medicinal. El auge de la investigación y la industria farmacéutica conllevó un mejor acceso del medicamento industrial, pero en ciertas ocasiones ha despersonalizado el tratamiento.

En la actualidad el medicamento individualizado cubre lagunas terapéuticas (dosificaciones y formas farmacéuticas no comercializadas, medicamentos para enfermedades raras, medicamentos huérfanos). Es una alternativa frente a desabastecimientos, facilita la administración al paciente, permite elaborar preparados extemporáneos con activos de poca estabilidad, logra formular asociaciones de varios activos, se adapta a la zona a tratar, elimina excipientes inadecuados para el paciente por alergia o intolerancia (lactosa, sacarosa, etc.), y además la propia quimioterapia requiere de la elaboración y manipulación del medicamento bajo estricto control farmacéutico. En definitiva, el medicamento individualizado se adapta a las necesidades del paciente conforme a su evolución y no al revés.

INTRODUCCION SOBRE LA MUCOSITIS

Por mucositis del paciente oncológico se entiende la inflamación de la mucosa oro-digestiva en todo su recorrido, desde la boca hasta el ano. Se calcula que aproximadamente el 40% de los pacientes que reciben quimioterapia desarrollan mucositis.

Un 60% de los pacientes con cáncer que están en tratamiento quimioterápico van a padecer en algún momento de su evolución complicaciones orales que pueden extenderse favoreciendo la diseminación o afectación sistémica:

– 10% quimioterapia complementaria.
– 40% quimioterapia neoadyuvante.
– 80% trasplante de células madres hematopoyéticas.
– 100% radioterapia en zonas de la cabeza y el cuello que comprenden la cavidad oral.

Inicialmente se manifiesta como un enrojecimiento de la mucosa (eritema), dolor, dificultar para comer o tragar, dificultad para hablar, dificultad en la colocación de prótesis dentales, sensación de quemazón y lesiones localizadas que pueden extenderse poco a poco dando lugar a úlceras de especial relevancia.

Los primeros signos y síntomas pueden aparecer a la semana de la administración de la quimioterapia. La mucositis secundaria a la radioterapia suele durar hasta 8 semanas y ser más prolongada que la de la quimioterapia (5-14 días).

Este deterioro de la mucosa propicia el desarrollo de infecciones (candidiasis, herpes simple o infecciones por bacterias) especialmente de aquellos pacientes con déficit de neutrófilos (neutropenia).

Además, debemos tener en cuenta que la boca y la faringe son cavidades altamente vascularizadas y por otra parte expuestas a continuos traumas físicos (masticación). Los pacientes con bajos niveles de plaquetas (trombocitopenia) pueden sufrir complicaciones en este sentido (heridas, hemorragias).


Los fármacos citostáticos que más frecuentemente provocan la aparición de mucositis son los agentes alquilantes (Busulfán, Ciclofosfamida, Mecloretamina, Procarbazina, Tiotepa), antimetabolitos (Citosina arabinósido, 5-fluorouracilo, Hidroxiurea, Metotrexato, 6-mercaptopurina, 6-tioguanina), taxanos (Docetaxel, Paclitaxel), alcaloides de la vinca (Vinblastina, Vincristina, Vinorelbina), antraciclinas (Daunorrubicina, Doxorrubicina, Epirrubicina), antibióticos antitumorales (Actinomicina D, Amsacrina, Bleomicina, Mitramicina C, Mitomicina) y otros (Etopósido, Tenipósido, Mostazas nitrogenadas). Aunque en general, cualquier agente mielosupresor es capaz de producir esta toxicidad. A mayor dosis y según el modo de administración, pueden generar más toxicidad.

La sequedad de boca (xerostomía) es uno de los efectos secundarios más habituales de la radioterapia cuando se emplea en el tratamiento de tumores de cabeza y cuello. Esto se debe al daño que reciben las glándulas salivares, que conlleva una pérdida de capacidad lubricante y una disminución de niveles de IgA en la saliva. Esto puede provocar la aparición de caries y alteraciones en la percepción del gusto del paciente (disgeusia).

Sugerencias para disminuir o aliviar ya sea la boca seca o la disfagia

• Comer alimentos blandos o jugosos
• Licuar los alimentos
• Lubricar los alimentos con cremas, salsas o aceites
• Evitar alimentos ásperos o irritantes
• Evitar alimentos muy calientes
• Evitar alimentos demasiado viscosos
• Ingerir pequeñas porciones y masticar muy bien

Sugerencias para ayudar a las personas con cáncer a manejar los cambios del sabor

• Usar utensilios plásticos si el paciente experimenta sabor metálico al comer
• Sustituir por aves, pescado, huevos y queso las carnes rojas
• Marinar carnes en salsas dulces
• Servir carnes frías en vez de calientes
• Usar cantidades adicionales de condimentos, especias y saborizantes pero tratando de no utilizar condimentos muy dulces o amargos
• Sustituir por leche malteada, pudin, helados, quesos y otros alimentos altos en proteína, si el paciente tiene aversión a este alimento
• Enjuagarse la boca antes de comer con manzanilla
• Usar bebidas con sabor a limón para estimular la saliva y el gusto, pero no usar limón artificial ni abusar de los dulces

CLASIFICACIÓN DE LAS MUCOSITIS


Podemos hablar de diferentes tipos de mucositis según la zona afectada, por ejemplo: la estomatitis se refiere a la inflamación de la mucosa bucal y la proctitis a la inflamación del recto.

GRADOS DE MUCOSITIS

Según la OMS la mucositis se puede clasificar en los siguientes grados:


Grado 0= sin mucositis.
Grado 1= eritema y dolor.
Grado 2= úlceras, capaz de comer sólidos.
Grado 3= úlceras, requiere dieta líquida.
Grado 4= úlceras, alimentación oral.

PREVENCIÓN DE LA MUCOSITIS

. Evitar tomar bebidas o alimentos muy calientes, ácidos o picantes.

• Cepillar los dientes después de cada comida. Utilizando un cepillo de dientes suave y una pasta de dientes adecuada. Si el paciente no tolera el lavado de dientes con dentífrico, se emplearán enjuagues con agua con bicarbonato y colutorios sin alcohol.

• Evitar realizar acciones que irriten o lesión en la zona bucal, salvo indicación de urgencia por parte de su odontólogo habitual.

Hidratar los labios con un bálsamo labial suave, a ser posible con fotoprotección.

Debemos vigilar si tras la administración del tratamiento aparecen heridas, inflamación y/o llagas en la mucosa de la boca, nariz, y otras zonas (genitales, etc.). Es esencial comunicar inmediatamente a los especialistas la aparición de cualquier signo o síntoma.

FORMULACIONES DE INTERÉS EN LA PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LA MUCOSITIS

En el medio hospitalario se suele recurrir a algunos enjuagues con muchos principios activos (“cócteles”) para el tratamiento y alivio del paciente que padece la mucositis.

Veamos algunos ejemplos y cuál es la finalidad de cada componente:

Gentamicina sulfato, 0,1 %
Hidrocortisona, 0,5 %
Nistatina, 100.000 UI / ml
Lidocaína clorhidrato, 2 %
Bicarbonato sódico, 1 %
Agua purificada csp, 100 ml

Veamos uno por uno los componentes que contiene:

Gentamicina: antibiótico de amplio espectro
• Hidrocortisona: corticoide antiinflamatorio de baja potencia
• Nistatina: antifúngico de amplio espectro, eficaz frente a Candida
• Lidocaina: anestésico local
• Bicarbonato sódico: alcalinizante, regula el pH de la mucosa para evitar la proliferación de hongos

La suspensión que se emplea como vehículo también tiene gran importancia: ha de tener cierta viscosidad para asegurar la estabilidad y buen sabor para lograr la aceptación del paciente.

Además debemos evitar que contenga excipientes contraproducentes para el paciente, como el alcohol (etanol) o los azúcares. Esto repercutirá en un mayor éxito del tratamiento.

En este post del blog de Acofarma nos explican con sencillez como elaborarlo.


https://www.formulacionmagistral.org/blog/diseno/suspension-para-mucositis/

Las suspensiones para realizar enjuagues están indicadas cuando la zona afectada es difusa y la mucositis afecta a varias partes de la cavidad oral incluso a la faringe. En ese caso se puede llegar a indicar que el paciente se trague el medicamento después de realizar el enjuague.

Veamos algunos ejemplos de fórmulas más sencillas

Saliva artificial

Carmelosa sódica 10,00 g
Sorbitol 30,00 g
Cloruro de potasio 1,20 g
Dihidrogenofosfato de potasio 0,34 g
Cloruro de sodio 0,84 g
Cloruro de calcio anhidro 0,15 g
Cloruro de magnesio hexahidrato 0,05 g
Excipiente: Agua purificada csp. 1.000, 00 ml

Esta fórmula se trata de un Preparado Oficinal, lo cual conlleva que puede elaborarse y dispensarse con o sin receta. El propio farmacéutico puede elaborarla para un paciente concreto registrando sus datos en el Libro Recetario.

Es una fórmula útil en caso de sequedad de boca

Bencidamina 0,2% enjuague bucal

La formulación nos permite emplear este valioso activo sin estar acompañado de etanol, a diferencia de algunos preparados comerciales, excipiente que puede ser especialmente irritativo en un paciente con la mucosa oral sensibilizada por los tratamientos oncológicos. Esta fórmula está indicada en el dolor e irritación de la mucosa oral. Se puede aplicar directamente o mediante una gasa o torunda de algodón a toques.

Lidocaína viscosa (Fórmula Magistral Tipificada en Formulario Nacional)
Lidocaína, hidrocloruro de 0,50 g
Excipientes: Carmelosa sódica 0,75 g Agua purificada csp. 100,00 g

Se trata de una fórmula sencilla con un solo componente de acción anestésica local.

Lidocaína compuesta (Fórmula Magistral Tipificada en Formulario Nacional)
Lidocaína, hidrocloruro de 1,00 g (anestésico tópico)
Aluminio, hidróxido de 7,00 g (antiácido no absorbible)
Difenhidramina, hidrocloruro de 0,25 g (anestésico tópico)

Excipientes: Glicerol 10,00 g Carmelosa sódica 1,00 g p-hidroxibenzoato de metilo, sal de sodio 0,10 g Sacarina de sodio 0,10 g Menta piperita, aceite esencial de 0,20 ml Agua purificada csp. 100,00 ml

Incluso podemos reformular el típico cóctel para enjuagues con algunas variaciones:

Clorhexidina digluconato 0,12% (antiséptico)
Lidocaína clorhidrato 1%
Nistatina 100000 UI/g
En suspensión para enjuagues csp 100 ml

En ocasiones se requiere que efecto del medicamento sea localizado y duradero, para ello se recurre a excipientes adhesivos a la mucosa oral (Orabase)

Podemos elaborar corticoides de acción local de diferentes potencias:

Hidrocortisona 0,1% (corticoide de baja potencia)
En excipiente adhesivo oral c.s.p. 30 g

Triamcinolona acetónido 0,1% (corticoide de potencia media)
En excipiente adhesivo oral c.s.p. 30 g

Clobetasol 0,05% (corticoide de alta potencia)
En excipiente adhesivo oral c.s.p. 30 g

Lidocaína Clorhidrato 1-2%
En excipiente adhesivo oral c.s.p. 30 g

Este vehículo también permite combinaciones para ejercer dos acciones complementarias con un mismo tratamiento:

Lidocaína Clorhidrato 1%
Triamcinolona 0,1%
Excipiente adhesivo oral csp. 30 g

Clobetasol 0,05%
Nistatina 100.000 ui/ml
Excipiente adhesivo oral csp. 30g

También podemos formular fármacos en presentaciones no comercializadas en España, como por ejemplo en forma de piruletas (lollipop)

Tetracaína 0,2% en piruleta
Nistatina 250.000 UI en piruleta

La formulación también puede ser de especial interés cuando se ven afectadas otras áreas, como en el caso de la colitis o proctitis actínica. Se trata de una inflamación del recto en pacientes que han recibido radioterapia en la pelvis (recto, útero, próstata, vejiga o testículos). Puede presentarse en forma aguda (a los pocos días o semanas del tratamiento) o bien aparecer de forma diferida o crónica (colitis actínica crónica).

Las lesiones por radioterapia de la mucosa del colon se deben a la obstrucción de los vasos de pequeño calibre que la irrigan, lo que da lugar a una atrofia e inflamación de la mucosa con formación de nuevos vasos que condicionan en ocasiones episodios de sangrado, dolor anal o la aparición de estrechamientos del calibre del intestino (“estenosis”).

Los enemas de sucralfato pueden ser útiles en pacientes con proctitis actínica, úlcera solitaria rectal o enfermedad inflamatoria intestinal.


Sucralfato 100 mg/ml 20 ml enema

CONCLUSIONES:


El medicamento individualizado juega un papel muy importante en el cuidado del paciente oncológico, y es una herramienta que no podemos desaprovechar.

Para sacarle el máximo partido es fundamental la unión y cooperación interdisciplinar, por ello desde La Sociedad Española del Medicamento Individualizado (LASEMI) nos sumamos a la iniciativa #Juntosxelcancer y animamos a todos los sanitarios a sumar esfuerzos.

Luis Jiménez
Farmacéutico comunitario. Colegiado 05/644
Vocal de La Sociedad Española del Medicamento Individualizado (LASEMI)

BIBLIOGRAFIA:

La formulación magistral en España: una opción de futuro. Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. 2010

Mucositis en el paciente oncológico. Guía atención primaria Fisterra. 2018

Complicaciones debidas al tratamiento oncológico que afectan a la nutrición J. C. Toral Peña. SEOM

Formulario Nacional. Segunda Edición. Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Madrid, 2019.

JL Domínguez, E Abarca, M Muñoz, JA Sanchez-Brunete. Cuidados paliativos y formulación magistral. Manual del paliativista. Cudeca – AEFF

FUENTE

https://juntosxtusalud.com/

“punto de encuentro y de información de los pacientes de gist”

Hemos actualizado la sección “efectos secundarios”. Testimonios

18 Ene

Hemos actualizado la sección “efectos secundarios”. Testimonios

Es una sección fija de la cabecera del blog, puedes acceder también desde aquí:

“efectos secundarios”. Testimonios

informa

"punto de encuentro y de información de los paciente de gist!

🔵Los pacientes también podemos notificar las posibles sospechas de efectos adversos a medicamentos. 💊⚠️

6 Ago

 

 

6ac00b00f7e941ed3a02768192aa9c61

 

 

 

 

 

 

 

 

b4b95915a922e84118fbd5217abde594

🔵Los pacientes también podemos notificar las posibles sospechas de efectos adversos a medicamentos. 💊⚠️

 

🤔¿Cómo? 👉A través de la web del Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano.

 

 

mapa

 

 

 

 

 

pincha enlace!!!

 

 

https://www.notificaram.es/Pages/CCAA.aspx#no-back-button

 

 

 

 

informa

Cabecera

"punto de encuentro y de información de los pacientes de gist"

 

 

VÓMITOS Y CÁNCER

23 Abr

 

 

1cc53c2d81883f1d70b41f0e0268a969

 

INTRODUCCIÓN

 

Aunque el ariculo habla de los vomitos producidos por la quimioterapia y la radioterapia, los tratamientos de los pacientes de GIST, también nos producen, en muchos casos, este efecto secundario: náuseas y vómitos.

Y como siempre tu oncólogo decidirá el mejor tratamiento para tu situación particular.

 

colectivogist

 

 

 

 

 

1e7800f670467fbf3a6c6fa037eb35fe

Cuando me ofrecieron la oportunidad de escribir sobre el cáncer y unirme a esta iniciativa tan bonita de #JUNTOSXELCÁNCER, me asaltaron una mezcla de sensaciones contradictorias. Me hacía mucha ilusión formar parte de este proyecto, pero a la vez tenía la impresión de que estaba ya todo escrito, que las redes estaban inundadas de información, relatos y experiencias sobre esta enfermedad. Sin embargo, raras veces se nombra el papel que desempeña el farmacéutico en este ámbito. Los farmacéuticos ocupamos el último eslabón de la cadena asistencial. El paciente oncológico llega todavía a nosotros repleto de miedos y dudas. Es nuestra labor intentar atender sus necesidades.

Bajo la etiqueta #JuntosXElCáncer, médicos, nutricionistas, psicólogos, trabajadores sociales y también farmacéuticos, además de otras personas con grandes historias personales comparten experiencias con el objetivo de sumar fuerzas para combatir la desinformación y ayudar al paciente oncológico. Y este año también me uno a ellos dando visibilidad a mi profesión en este campo de la oncología.

Mi trabajo en oficina de farmacia me sitúa en un puesto privilegiado. Me ofrece cercanía y accesibilidad al enfermo, que además confía en mí. Me permite dar soporte tanto al paciente como a sus cuidadores, una posibilidad de escucha, de acompañamiento, de guía, en este largo camino que es el cáncer.
Me decidí a escribir sobre los efectos secundarios que en general estos pacientes más suelen temer: los vómitos y las náuseas. Lo haré también sobre el arsenal terapéutico del que disponemos para hacerles frente.

 

 

e6a0311bee9506735bddeda64db41885

Las náuseas y los vómitos se producen como consecuencia de la toxicidad de los tratamientos oncológicos y van a complicar, más si cabe, la calidad de vida del paciente oncológico. Los medicamentos que van a controlar mejor esos síntomas son los llamados fármacos antieméticos. Es fundamental su administración desde el inicio de la quimioterapia para prevenir su aparición y su intensidad. A pesar de manifestarse en un porcentaje alto de pacientes, no todos los tratamientos de quimioterapia producirán náuseas y vómitos. Su aparición dependerá del tipo de tratamiento oncológico y de las características de cada paciente.

 

¿Por qué dan náuseas los tratamientos oncológicos?

 

  •  Por la toxicidad producida por la quimioterapia a nivel gastrointestinal o en el caso de la radioterapia administrada en la parte superior del abdomen o a nivel cerebral a consecuencia del edema secundario.

 

  •  Por las características propias de cada paciente, habiendo algunos con una mayor predisposición a sufrir náuseas y vómitos, por la experiencia de quimioterapia emetógena previa, por la edad (más frecuente en jóvenes), por el sexo (más frecuente en mujeres), por los desequilibrios hidroelectrolíticos (deshidratación, hipercalcemia…), por invasión o crecimiento tumoral en zona gástrica, hígado o cerebro, por infecciones, por fármacos asociados e incluso por las alteraciones del estado de ánimo (ansiedad, depresión, miedo).

 

 

descarga

No todos los esquemas empleados en quimioterapia producen estos efectos, pero sí un gran grupo. La Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) ha creado un sistema de clasificación según su potencial emetógeno, es decir, el riesgo a que se produzcan náuseas y vómitos.

Riesgo alto: Esto ocurre cuando se dan los vómitos en más del 90% de los pacientes. Un ejemplo son los esquemas con Cisplatino, Antraciclina/Ciclofosfamida…

Riesgo moderado: Cuando se producen en el 30-90% de los pacientes →Carboplatino, Oxaliplatino

Riesgo bajo: Cuando se produce entre el 10-30% de los pacientes →Paclitaxel, Docetaxel, Etoposido, Topotecan, Pemetrexed, Gemcitabina

Riesgo mínimo: Cuando menos del 10% de los pacientes presentarán nauseas y/o vómitos si no reciben un tratamiento adecuado →Bevacizumab, Erlotinib, Gefitinib, Cetuximab, Vinorelbina

Muchas veces también se combinan varios esquemas u otros tratamientos concomitantes con lo que aumenta la probabilidad de producir estos efectos secundarios. Esto es especialmente importante cuando se administra radioterapia en el área abdominal superior o a nivel cerebral.

 

c1588dc969d51654514e9a931392a3d3

¿Cuándo pueden aparecer las náuseas y vómitos?

 

 

  •  Desde los primeros minutos del tratamiento con quimioterapia hasta 24 horas después. Éstos e conocen como náuseas o vómitos agudos y el pico más alto se encuentra entre las primeras 4-8 horas.

 

  • A partir de las 24 horas después al tratamiento. Son los llamados diferidos o retardados y pueden durar hasta 6 o 7 días. Su incidencia y severidad máxima aparece entre las 48 y 72 horas y se manifiesta alrededor del 40% de los pacientes, incluso con un tratamiento adecuado en la fase aguda.

 

  • Anticipatorios: Aparecen en los pacientes en los que presentaron vómitos/náuseas severos durante ciclos previos de quimioterapia. Muchas veces el factor desencadenante pueden ser estímulos como los visuales, sonoros e incluso los olores de la clínica o la propia ansiedad. Lo presentan casi un 30% de los pacientes y una vez aparecen son difíciles de controlar, por ello es importante intervenir desde el inicio del tratamiento.

 

  • En radioterapia habitualmente se presentan entre media hora o pocas horas después del tratamiento.

 

 

9180e20258472c9af7842dfed0ea8e8c

 

 

¿Cómo se tratan las náuseas y los vómitos?

 

La mejor manera de abordar las náuseas y vómitos inducidos por el tratamiento oncológico es prevenir su aparición. Los fármacos antieméticos se pautarán antes de iniciar la quimioterapia y se mantendrán durante todo el tiempo que exista riesgo de emesis, ya que el principal objetivo es prevenirla tanto en fase aguda como tardía. Para poder ajustar el tratamiento a cada paciente es importante que éste anote cuántos episodios de náuseas y vómitos ha tenido al menos durante los 5 días posteriores a la quimioterapia.

Principalmente se utilizan varios grupos de fármacos antieméticos y se combinan entre ellos. Su elección dependerá del potencial emetógeno que presente el esquema que se va a administrar y de los factores de riesgo de cada individuo, dando lugar a variaciones tanto en la dosis como en la elección del fármaco utilizado.

Tabla resumen de los principales fármacos para combatir la emesis inducida por la quimioterapia:

 

Cuadro-antieméticos-Julia-Bella

Estos fármacos solos o combinados serán los que permitan el manejo de estos efectos secundarios tan fastidiosos. Las náuseas y vómitos leves son molestos, pero en general no provocan problemas graves. Los vómitos graves en cantidad y de manera frecuente, pueden causar deshidratación, desequilibrio electrolítico, pérdida de peso y depresión. Además, en ocasiones provocan que el paciente abandone la quimioterapia.

 

 

ba121eebd82b3c1ad131735c9327edb3

La elección del fármaco o fármacos antieméticos se hará en función del potencial emetógeno del tratamiento oncológico:

 

 

Quimioterapia:

  •  Altamente emetógena: Combinaciones de antagonistas de los receptores NK1 de las neurocininas, antagonistas del receptor 5HT3, dexametasona y en ocasiones también olanzapina. Dexametasona y olanzapina se deben mantener de 2 a 4 días después del tratamiento.

 

  •  Moderadamente emetógena: Combinaciones de antagonistas de NK1, antagonistas del receptor 5HT3 y dexametasona.

 

  •  Bajo riesgo emetógeno: antagonistas del receptor 5HT3 y dexametasona.

Radioterapia:

  •  Alto riesgo de emesis: Combinación de antagonistas del receptor 5HT3 y dexametasona antes de cada sesión y un día después si no se tiene planificada otra para ese día.

 

  •  Moderado: antagonistas del receptor 5HT3 sola o en combinación de dexametasona antes de las sesiones.

 

  •  Riesgo bajo: antagonistas del receptor 5HT3, dexametasona o antagonistas del receptor de dopamina, según la zona que vaya a ser irradiada y la sintomatología del paciente.

 

Lorazepam se utiliza como tratamiento adyuvante combinado junto con un fármaco antiemético, no tiene actividad por si sólo pero mejora la ansiedad.

El oncólogo médico o radioterápico pautará el tratamiento que más se ajuste en relación al esquema de quimio o radioterapia y de acuerdo con la condición de cada individuo.

 

julia2

 

 

 

¿Qué medidas puedo seguir además del tratamiento?:

 

 

 

  •  Antes de cada ciclo de quimioterapia o radioterapia, intenta relajarte, escuchar música, leer, respirar de manera profunda, pensar en situaciones que te hagan sentir bien…

 

  •  Come algo ligero antes del tratamiento. No se recomienda ir en ayunas.

 

  • Toma la medicación prescrita. Si el médico te lo ha recetado es para evitar esas náuseas y vómitos.

 

  • Come varias veces al día en pequeñas cantidades, alimentos ligeros, apetecibles, evita las comidas copiosas, ricas en grasa. Se toleran mejor los alimentos fríos o a temperatura ambiente.

 

  • Es normal que con el tratamiento oncológico pierdas el apetito, pero con los días lo volverás a recuperar.

 

  •  Nutrirse y descansar bien es fundamental.
  • Bebe con frecuencia pequeñas cantidades de líquidos frescos y ligeros entre las comidas.

 

  • Para calmar el estómago le resultará útil chupar polos o rodajas de fruta fresca y tomar caramelos de menta o limón.

 

  •  Evita las bebidas con gas, bebidas alcohólicas y tabaco, podrían producir más náuseas.

 

  • No vistas ropas apretadas.

 

  • Mantén una buena higiene bucal, sobre todo después de cada vómito.

 

  •  Si pese al tratamiento pautado continúan las náuseas o vómitos comunícaselo al oncólogo, así como si los síntomas empeoran.

 

  • Si presentas náuseas por la mañana te vendrá bien tomar algún alimento seco como pan o frutos secos.

 

  • Pida ayuda a familiares y amigos para hacer la compra y planificar las comidas.

 

  • Un psicooncólogo te podrá ayudar a gestionar la parte emocional de la enfermedad.

 

 

Julia Bella Iranzo

Farmacéutica adjunta en Farmacia Alejandra Casterá Rosario, Alzira.

https://juntosxtusalud.com/

 

Bibliografía:

(1)https://seom.org/guia-actualizada-de-tratamientos/toxicidad-de-los-tratamientos-oncologicos?start=2
(2) https://www.geicam.org/wp-content/uploads/2016/02/sientete-bien-cancer-de-mama.pdf
(3) http://www.gepac.es/multimedia/gepac2016/pdf/GU%C3%8DA_TOXICIDAD_QUIMIOTERAPIA.pdf
(4) https://www.sefh.es/bibliotecavirtual/Curso_actualizacion2/LIB.3_CAP.2.pdf
(5) https://ascopubs.org/doi/full/10.1200/JCO.2017.74.4789
(6) CIMA Centro de Información de medicamentos
(7) https://comerparavenceralcancer.com/2014/12/17/consulta-a-la-doctora-que-puede-comer-un-enfermo-de-cancer-que-lo-vomita-todo/

 

898fcdc7a8b7ac8f70774bbc8b348317

más información en nuestro blog:

 

 

https://colectivogist.wordpress.com/2015/03/30/trastornos-digestivos-producidos-por-glivecsutentstivarga/

 

531f0359c25440f47ec03a44fc776e6d

 

EXPERIENCIAS DE PACIENTES

 

 

https://colectivogist.wordpress.com/category/glivec-imatinib-experiencias-de-uso/

 

 

https://colectivogist.wordpress.com/category/sutent-experiencias-de-uso/

 

 

https://colectivogist.wordpress.com/category/regorafenib-stivarga-experiencias-de-uso/

 

 

https://colectivogist.wordpress.com/category/avapritinibblu-285-experiencias-de-uso/

 

 

https://colectivogist.wordpress.com/category/pazopanibvotrient-experiencias-de-uso/

 

 

https://colectivogist.wordpress.com/category/everolimus-experiencias-de-uso/

 

 

https://colectivogist.wordpress.com/category/ripretinib-dcc-2618-experiencias-de-uso/

 

 

0135317327a13eba8c18acfa394f439f

 

 

 

 

pero no olvidéis, lo más importante:

 

#QuedateEnTuCasa

#EnCasaSalvasVidas

 

1587046381_924319_1587051662_album_normal

José Eugenio Guerrero, el jefe de servicio de Intensivos del Gregorio Marañón, explica el por qué de los aplausos cuando un paciente consigue salir de la UCI. Es un “gracias”: “Al paciente, por salir adelante, es de las pocas satisfacciones que nos llevamos. Entre Hortal [el jefe de Anestesiología] y yo llevaremos 2.000 intubaciones en toda nuestra vida. Ningunas como estas. Generan tal sufrimiento, tal esfuerzo, que es la manifestación más espontánea, la más razonable”.
En la imagen, una profesional de limpieza friega una habitación de UCI donde dos pacientes pronados evolucionan despacio

 

#AplausoSanitario

 

 

1586936433_928264_1586936497_album_normal

 

Un sanitario atiende a un paciente con coronavirus en urgencias de La Paz. Este servicio ha tenido que ser ampliado para atender a más de 500 personas diarias en el pico máximo de la epidemia. “Íbamos expandiéndonos como en una partida de Risk”, cuenta uno de los supervisores de enfermería.

 

 

toda la información de colectivogist sobre coronavirus:

 

 

 

https://colectivogist.wordpress.com/category/corona

 

 

50ad972017b80d664f7c21c48f859779

 

Si deseas recibir una notificación informativa privada por WhatsApp  cada vez que publiquemos una nueva entrada en el blog

 

 

 

 

Envíanos tu nombre y teléfono móvil a

 

colectivogist@gmail.com

 

 

informa

gist-espac3b1a

 

“punto de encuentro y de información de los pacientes de gist” 

Paciente de GIST , llegó el verano, protégete del sol.

1 Jul

 

verano

 

Con la llegada del verano, todos comenzamos a permanecer más al aire libre y aumentar nuestra exposición a la luz solar.

¿Cómo deben comportarse los pacientes que realizan terapia con inhibidores de la proteína quinasa? – glivec, sutent, stivarga,…etc…

Recuerde que entre los efectos secundarios también están los de la piel.

En particular, imatinib(glivec) aumenta la fotosensibilidad de la piel, por lo que es más difícil tomar el sol, porque aumenta el riesgo de quemaduras solares; Sunitinib(sutent) y Regorafenib(stivarga) pueden causar erupciones en la piel con ampollas, vesículas y descamación, por lo que no es aconsejable que se agreguen quemaduras y quemaduras solares.
También es cierto que tomar un poco de sol es bueno, ayuda a sintetizar la vitamina D en nuestro cuerpo, que es necesaria para reparar el calcio en nuestros huesos.

 

Entonces, ¿cómo comportarse?

Para estimular la formación de vitamina D, basta con una exposición de 20 minutos al día, evitando las horas más calurosas (12.00 – 16.00) y siempre con gafas de sol y artículos de sombrerería. Obviamente, el uso de una protección solar adecuada es de fundamental importancia. La protección solar consiste en cualquier sustancia que pueda prevenir los efectos nocivos de la luz solar sobre la piel. La frase “protección total” no existe, ninguna crema puede garantizar una protección de este tipo. Le aconsejo que no vaya por debajo de un SPF 50, también hay cremas de protección SPF 70 y SPF 100 a las que sería mejor optar; Extienda la crema por todo el cuerpo y repita la operación después de cada baño en el mar o en la piscina o en caso de sudoración intensa.

Intenta elegir productos sin perfumes, sin parabenos, sin níquel, para evitar reacciones alérgicas.

Evite las compras en línea, no siempre son seguras, incluso si son más baratas.
Puede encontrar excelentes productos en farmacias, hierbas medicinales, perfumería o en tiendas naturales / orgánicas.

Desde el punto de vista de los alimentos, es muy importante, como siempre, beber mucha agua y comer frutas y verduras frescas de temporada, también en forma de batidos, batidos y ensaladas de frutas.

Recuerde que para los pacientes gastrosecados sería mejor evitar tomar líquidos 30-45 minutos antes y después de las comidas.

Es recomendable beber al menos 5-6 vasos de agua o bebidas durante el día, muy lentamente y en pequeños sorbos.

 

Un texto de la doctora Anna Laurenti
farmacóloga y farmacéutica
aighttp://www.gistonline.it/

 

informa

d4

"punto de encuentro y de información de los pacientes de gist"

La importancia del hígado en los pacientes de GIST

25 Mar

    aa       

 

El hígado, ubicado debajo de la caja torácica derecha, es el órgano interno más grande del cuerpo y actúa como una fábrica que regula la digestión, el contenido de sangre, la producción y el almacenamiento de nutrientes. El hígado procesa todos los embudos a través de nuestro cuerpo, incluyendo lo que consumimos como alimentos y bebidas a través de la filtración y el almacenamiento. El hígado también elimina sustancias nocivas y recircula nutrientes beneficiosos a otras partes de nuestro cuerpo. Sin embargo, cuando el hígado se daña o lesiona, no puede metabolizar los medicamentos, producir proteínas utilizadas para la coagulación de la sangre, filtrar la sangre y ayudar a la digestión en toda su extensión. Afortunadamente, el hígado tiene la capacidad de regenerarse a su tamaño completo (el único órgano interno que puede hacerlo). Debido a su inmensa funcionalidad,

En cuanto al GIST, todos los medicamentos relacionados con el GIST se metabolizan en el hígado por la enzima CYP3A4. Los pacientes con GIST a los que se prescriben actualmente imatinib genérico o con la marca Gleevec, Sutent o Stivarga, deben conocer los riesgos asociados para la salud del hígado que pueden ser causados ​​por el medicamento.

Gleevec

El mesilato de imatinib (Gleevec) se dirige a varias tirosina quinasas, como Abl, KIT y PDGFR. Se encontró que puede producirse hepatotoxicidad o lesión hepática durante el uso de Gleevec a corto y largo plazo. Mientras toma Gleevec, la monitorización de la función hepática debe documentarse antes y mientras toma el medicamento para revisar las enzimas hepáticas, incluida la fosfatasa alcalina, las transaminasas, la bilirrubina y la albúmina. En estudios de microsomas humanos, se encontró que Gleevec es un potente inhibidor competitivo de las enzimas CYP2CP, CYP2D6 y CYP3A4 / 5, que desempeñan un papel en el metabolismo del imatinib. Aunque es poco frecuente, la  toxicidad hepática grave, el aumento de las enzimas hepáticas, la necrosis hepatocelular ,  y la necrosis del conducto biliar, se encontraron durante estudios a largo plazo en animales. Estas reacciones adversas son algo que se debe tener en cuenta, especialmente si tiene otros factores de riesgo que han afectado su salud hepática. (Fuente: Novartis Oncology: Gleevec Prescribing Information)

Sutent

El malato de sunitinib (Sutent) sigue siendo un medicamento de segunda línea para el tratamiento del tumor del estroma gastrointestinal. Actualmente, los pacientes con GIST no resecable o metastásico con cKIT positivo que son intolerantes o se vuelven resistentes al imatinib pueden comenzar a tomar Sutent. Ha habido varios casos de lesión hepática atribuida a la terapia con sunitinib, incluidas elevaciones de enzimas hepatocelulares en la sangre y necrosis hepática aguda. Mientras que algunos casos se han producido debido a una hepatotoxicidad directa, otros se han hecho por hipotensión, shock o isquemia (restricción del suministro de sangre al tejido). Sunitinib, como Gleevec, se sabe que metaboliza a través de la vía del CYP3A4 en el hígado. Dentro de esta ruta química, se ha observado que la producción de una molécula intermedia tóxica también puede conducir a lesiones hepáticas. Otros factores de riesgo para evaluar cuando se considera el inicio de Sutent son las historias personales de enfermedad hepática conocida, uso de alcohol o factores de riesgo de hepatitis viral. (Fuente: National Institutes of Health: Visión general de LiverTox Sunitinib)

Stivarga

Clínicamente, el regorafenib se usa como una tercera opción de tratamiento para el GIST progresivo una vez tratado con mesilato de imatinib y malato de sunitinib. Regorafenib se dirige a varias quinasas intracelulares y unidas a la membrana, como las PDGFRA, KIT, BRAF y Abl. Stivarga fue probado en términos de trastornos hepatobiliares por Bayer. Los estudios de Bayer confirmaron que los pacientes con Stivarga deberían recibir pruebas de función hepática de forma rutinaria. Los aumentos en ciertos biomarcadores de la función hepática, como la bilirrubina, se enumeran en los efectos secundarios más comunes de Stivarga emitidos por Bayer. Bayer sugiere un ajuste de la dosis si se produce insuficiencia hepática grave. Sin embargo, no se recomienda un ajuste de la dosis en pacientes con insuficiencia hepática leve o moderada. Además, si Stivarga se toma con la administración conjunta de un inhibidor fuerte de CYP3A4, parece que hay un patrón con la reducción de los metabolitos activos M-2 y M-5 que pueden aumentar la probabilidad de una mayor toxicidad. (Fuente: Bayer: Stivarga Prescribing Information)

La mayoría de las lesiones hepáticas deben ser diagnosticadas por su médico. Por lo tanto, es muy recomendable que consulte a su médico antes, durante y después de tomar los medicamentos para GIST. Si bien la medicación no es la única forma de abordar la salud del hígado, otros cambios en el estilo de vida y la ingesta nutricional pueden mejorar el funcionamiento del hígado. Es importante controlar el hígado, ya que se sabe que es el sitio más común de metástasis en pacientes con GIST. Se cree que debido a que el hígado filtra la sangre, que puede contener células GIST microscópicas, el entorno del hígado puede promover la supervivencia y / o el crecimiento de las células tumorales. A continuación se enumeran algunas sugerencias para ayudar a proteger su hígado. Junto con la medicación, mejores hábitos diarios, nunca es demasiado tarde para tomar medidas preventivas que puedan mejorar su salud general.

Cambios en el estilo de vida:

  • Limitar el consumo de alcohol. Existe un consenso de que el consumo de alcohol, incluso con moderación, aumenta el riesgo de cáncer y la recurrencia en el sistema gastrointestinal.
  • Los altos niveles de estrés y los desequilibrios hormonales pueden comprometer la funcionalidad del hígado.
  • Incorpore diferentes formas de ejercicio a la vez que sea posible, como andar en bicicleta, caminar, hacer jardinería, nadar, bailar o practicar yoga.
  • Beba agua para ayudar al hígado y los riñones a eliminar las toxinas de su cuerpo. Agregar limón o lima puede agregar sabor y antioxidantes.
  • Agregar alimentos ricos en fibra, como frambuesas, brócoli, lentejas y granos integrales puede ayudar a nutrir bacterias intestinales saludables para eliminar toxinas del tracto GI y aliviar la carga de trabajo en el hígado.
  • Las hojas verdes tienen clorofila que desempeña un papel en la absorción de toxinas ambientales en el torrente sanguíneo, como productos químicos, pesticidas y metales pesados.
  • Agregue alimentos a su dieta dentro de la familia allium, como el ajo, las cebollas, los chalotes y los puerros, por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que favorecen la salud del hígado.
  • Mientras tome Gleevec, Sutent y Stivarga, evite los pomelos o los jugos de pomelos porque suprimen el funcionamiento metabólico de las principales enzimas hepáticas.
  • Los suplementos herbales, vitamínicos / minerales o botánicos pueden tener de 2 a 10 veces la cantidad de nutrientes que se encuentran en los alimentos. Una dieta principalmente a base de plantas, llena de frutas, verduras que varían en color es mucho más beneficiosa.

Pregúntele a su médico:

  • Hable con su médico si está tomando suplementos dietéticos o hierbas que pueden dañar su hígado.
  • Pídale a su médico que compruebe sus enzimas hepáticas y su funcionalidad.
  • Si sufre elevación de enzimas hepáticas, considere la reducción de la dosis, el cese temporal o un ciclo corto de Prednisone o Immuran.
  • Tenga en cuenta que ciertos medicamentos, como los medicamentos para el colesterol, el paracetamol (Tylenol),  los medicamentos para el resfriado, los bloqueadores del calcio y los medicamentos antidepresivos y / o contra la ansiedad pueden dañar su hígado si se toman con demasiada frecuencia.

Si bien no hay evidencia de que cambiar su dieta pueda proteger su hígado, el consenso es mantener una dieta equilibrada y disminuir el consumo de alcohol. Como siempre, el caso de cada individuo es único; Por favor consulte a su médico antes de hacer cambios en su dieta.

Definiciones
Hepatotoxicidad La capacidad de un fármaco, exposición química u otra exposición para producir lesiones en el hígado.
Necrosis La muerte de la mayoría o todas las células en un órgano o tejido debido a una enfermedad, lesión o falta de suministro de sangre
Moléculas intermedias Moléculas o sustratos convertidos durante una ruta metabólica de reacciones bioquímicas.

texto original

life-raft-group-logo-230 (1)

https://liferaftgroup.org/2019/02/lively-liver/?fbclid=IwAR1tsg_gPnb3OLN250Ss7CCHSliDox4LHa49KPt3g35j5duLQq9IoU50RoAhttps://liferaftgroup.org/2019/02/lively-liver/?fbclid=IwAR1tsg_gPnb3OLN250Ss7CCHSliDox4LHa49KPt3g35j5duLQq9IoU50RoA

 

informa

logo-gist-espac3b1a

"punto de encuentro y de información de los pacientes de gist"