Archivo | EFECTOS SECUNDARIOS producidos por los fármacos RSS feed for this section

Eritema acral, síndrome pie-mano o eritrodisestesia palmo-plantar

1 Ago

m1

 

 

Una interconsulta de Oncología

Era una calurosa mañana de julio y estábamos pasando consulta, entre moluscos, revisiones de nevus y queratosis actínicas, cuando sonó el teléfono. Era la oncóloga preguntando por un dermatólogo, y así fue cómo minutos más tarde estábamos viendo a Néstor, un paciente de 68 años, diagnosticado de un adenocarcinoma de recto que, aunque había empezado a dar síntomas sólo 6 meses antes, ya estaba extendido en el momento del diagnóstico, con metástasis ganglionares y hepáticas que habían precisado iniciar quimioterapia después de la cirugía.
La cosa iría más o menos según lo previsto si no fuera porque a Néstor le habían salido ampollas en manos y pies desde que empezó la quimio. Al principio era sólo eritema, pero en las siguientes sesiones la cosa empeoró, con un escozor, picor y dolor difíciles de compatibilizar con una vida normal. La oncóloga le había recetado una crema con cortisona, pero aún así las lesiones iban a peor, así que finalmente nos lo remitió a la consulta por si se nos ocurría algo para aliviarlo.

No hace falta decir mucho más. Néstor no tenía lesiones en otras localizaciones, y las imágenes son bastante ilustrativas.

m2

Eritema acral por quimioterapia: una reacción frecuente

 

¡¡¡¡¡¡muy frecuentes en pacientes con GIST tratados con sutent y stivarga!!!!!!

 

Eritema acralsíndrome pie-mano eritrodisestesia palmo-plantar. Todos esos nombres para denominar un mismo fenómeno: una reacción cutánea relativamente frecuente que puede ser producida por diferentes agentes quimioterápicos y que es bastante habitual en las consultas oncológicas (tanto, que no nos llegan a consultar la gran mayoría de los casos), pero creo que puede ser interesante repasar este curioso fenómeno que también se puede presentar en las consultas de atención primaria. Podéis leer un poco más en esta revisión de 2008 de L. Hueso y Onofre Sanmartín del IVO (Valencia) o este capítulo más reciente (2017) de Chidharla.

Descrito en 1974 por Zuehlke en pacientes con hipernefroma en tratamiento con mitotano, se han publicado desde entonces un montón de casos aislados y series de pacientes. La incidencia según estos trabajos oscila entre el 6 y el 64% de los pacientes, siendo una causa frecuente de reducción de la dosis o suspensión del tratamiento. En la serie del IVO, de 44 pacientes, la incidencia fue del 2,01% y el 17% de todas las lesiones cutáneas inducidas por quimioterapia, suponiendo la reacción cutánea más frecuente después de la alopecia, la mucositis y las hiperpigmentaciones. Cuando se trata de “buscar al culpable” puede ser realmente complicado, debido a la elevada frecuencia de regímenes de poliquimioterapia. Sin embargo, los quimioterápicos implicados con mayor frecuencia son 5-FU (en forma de infusión continua), doxorrubicinacapecitabinacitarabinadocetaxel y metotrexato. Pero casi todas las quimios “clásicas” pueden darlo. Mención especial merece la doxorrubicina liposomal, una formulación con menor toxicidad hematológica y cardiológica y que sin embargo provoca eritema acral en el 40% de los pacientes (ampliamente utilizada en tumores de mama, ovario y sarcomas). La citarabina es otro de los que la produce frecuentemente, y se ha relacionado con las formas ampollosas. Más recientemente se han descrito casos por inhibidores de la tirosin-kinasa, como el sorafenib, aunque el patrón histológico difiere de las formas inducidas por los quimioterápicos clásicos.

m3
El cuadro clínico del eritema acral es superponible, independientemente del agente que lo provoque. Se caracteriza por la aparición de eritema, edema o incluso ampollas en las palmas y plantas, con molestias que pueden ser intensas, en forma de parestesias, dolor y escozor. Se suele iniciar a partir de las 48 horas de la administración de la quimioterapia y casi siempre los síntomas preceden a las lesiones visibles. Las palmas suelen afectarse más que las plantas (no siempre) y las lesiones se hacen más evidentes en los pulpejos y en las zonas de apoyo. Persisten entre 1-2 semanas, empeorando de nuevo con cada ciclo de quimioterapia, resolviéndose el cuadro tras la retirada del tratamiento o la reducción de la dosis. Puede aparecer en zonas atípicas (dorso de manos o pies, codos o pabellones auriculares) y asociarse a onicólisis.

En la práctica clínica se utilizan diferentes clasificaciones para determinar la gravedad del eritema acral, siendo las dos más utilizadas la de la OMS (que se basa en el grado de afectación clínica) y el NCI (mide la intensidad de las molestias). En general, los síntomas se suelen correlacionar con el aspecto clínico de las lesiones, así que podemos usar cualquiera de las dos.

m4
Lo más relevante es que el eritema acral constituye una causa frecuente de toxicidad limitante de la dosis. En la serie del IVO, fue motivo de reducción o retirada del tratamiento en el 29,5% de los casos. El 5-FU en infusión continua, el docetaxel y la doxorrubicina liposomal fueron los fármacos relacionados con mayor frecuencia con esas formas graves. Su mecanismo patogénico no es bien conocido, pero en la actualidad se piensa que es una reacción adversa provocada directamente por el agente citostático sobre las células epidérmicas, debido a su relación directa con la dosis y a los hallazgos histológicos (similares a otras reacciones inducidas por citotoxicidad directa).

¿Y qué hay del tratamiento? Pues bien, la reducción de la dosis, la prolongación del intervalo de administración del fármaco y, en última instancia, la retirada del mismo, son las únicas medidas terapéuticas que han demostrado eficacia en todos los casos. Además, se ha obtenido alivio sintomático mediante el cuidado de las heridas para prevenir infecciones, la elevación de los miembros para reducir el edema, fomentos fríos, emolientes (sobre todo la urea al 10%) y analgésicos. El enfriamiento de manos y pies durante la administración de la quimioterapia se ha utilizado con algún éxito en la prevención del eritema acral por docetaxel. También parece prudente no recomendar trabajo manual intenso y evitar el calor local. Los corticoides tópicos potentes han sido empleados con tasas variables de éxito, y en ocasiones, corticoides sistémicos. El celecoxib parece que disminuye el riesgo de las formas más graves. La piridoxina (vitamina B6) parece haber demostrado una cierta utilidad a dosis de 300-500 mg/d para prevenir el eritema acral y evitar así disminuir la dosis o suspender el tratamiento, aunque se desconoce su mecanismo de acción. También se ha utilizado la vitamina E con el mismo propósito con la capecitabina y docetaxel.

En el caso de Néstor el principal agente implicado fue 5-fluorouracilo (también hay que tener en cuenta que se trata de un caso de hace algunos años). El tratamiento tópico no fue demasiado eficaz, y finalmente se pudo controlar disminuyendo la dosis del fármaco en cuestión sin que fuera necesario suspender el tratamiento.

fuente
Rosa Taberner
Dermatóloga

rtaberner@gmail.com

@rosataberner
@dermapixel
m5

mas información en nuestro blog:

Síndrome de manos y pies

gist
"punto de encuentro y de información de los pacientes de gist"
Anuncios

RECOPILACIÓN, estrategias para paliar los efectos secundarios que nos producen los fármacos que tomamos contra GIST, las cirugías que sufrimos y el estado de animo que nos produce nuestro cáncer. Testimonios

26 Jul

 

 

sideEQ-callout-rev-450x259

https://liferaftgroup.org/sideeq/

 

images

Los medicamentos para tratar GIST tienen muchos efectos secundarios, algunos graves y otros más manejables con la ayuda de su médico. Su médico siempre debe participar en el proceso de control de los efectos secundarios porque puede controlar afecciones como la presión arterial alta, mientras que tal vez prescriba otros medicamentos para tratar problemas como el edema o las náuseas.

Cabe señalar que algunas de las mismas condiciones que se presentan como efectos secundarios también pueden estar relacionadas con la enfermedad misma. De hecho, en varios ensayos, los participantes que tomaron el placebo informaron muchos de los mismos problemas que los que tomaron el medicamento

En esta entrada hemos recopilado lo ya publicado en el BLOG sobre las estrategias para paliar los efectos secundarios que nos producen los fármacos que tomamos contra GIST, las cirugías que sufrimos , así como el estado de animo que nos produce nuestro cáncer. Testimonios.

Agradecemos los pacientes de GIST que nos hagáis llegar  vuestras experiencias personales, que sin duda tienen un gran valor para tod@s nosotr@s.

 

Se accede a los textos desde los enlaces.

 

sol

Paciente de GIST protegete del SOL

 

https://colectivogist.wordpress.com/2016/06/25/paciente-de-gist-protegete-del-sol/

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Edema

https://colectivogist.wordpress.com/2015/02/24/la-retencion-de-liquidos-edema/

 

3

  • Diarrea

https://colectivogist.wordpress.com/2016/11/09/glivecsutent-stivarga-todos-nos-producen-diarrea/

4

  • Pérdida de apetito

Pérdida de apetito

 

5

 

 

  • Úlceras de boca/mucositis

https://colectivogist.wordpress.com/2016/05/18/la-mucositis/

 

6

  • Alteración del gusto / disgeusia 

 

https://colectivogist.wordpress.com/2018/05/22/alteraciones-del-gusto-por-medicamentos-antineoplasicos/

7

 

  • El síndrome de dumping y la vida con una gastrectomía

 

 

Bajo condiciones fisiológicas normales, el estómago y el píloro (la abertura del estómago hacia el intestino delgado), controlan la rapidez con que el contenido gástrico sale del estómago.
El estómago, el páncreas y el hígado funcionan juntos para preparar los nutrientes antes de que alcancen el intestino delgado para ser absorbidos. El estómago sirve como un depósito que retiene y libera el alimento de forma controlada, evitando afluencias grandes repentinas de azúcar y evitar el “síndrome de dumping”.
El síndrome de dumping se divide generalmente en dos fases: tempranas y tardía. Las dos fases tienen causas psicológicas diferentes.  
El vaciado gástrico rápido, o el síndrome de dumping temprano, sucede cuando el extremo inferior del intestino delgado (yeyuno) se llena demasiado rápido de alimento. Después del síndrome de dumping, los pacientes pueden desarrollar hinchazón abdominal, dolor, vomito, y síntomas vasomotores (mareo, sudor, incremento en el ritmo cardíaco). Finalmente, algunos pacientes desarrollan diarrea. El síndrome de vaciamiento temprano se debe al vaciado gástrico rápido causando distención abdominal y de fluidos de la sangre al intestino para diluir el contenido intestinal. Estos síntomas ocurren generalmente de 30 a 60 minutos después de comer y conforman la etapa temprana del síndrome.
El síndrome de vaciamiento tardío tiene que ver con el nivel de azúcar en la sangre. El intestino delgado es muy eficaz en absorber el azúcar, de modo que la absorción rápida de una cantidad relativamente pequeña de azúcar pueda causar que el nivel de glucosa en la sangre suba rápidamente. El páncreas responde a este desafío de la glucosa aumentando la salida de insulina. Desafortunadamente, la cantidad de azúcar que comenzó el ciclo en un principio es tan pequeña que no sustenta el aumento de glucosa en la sangre, por lo que tiende a decaer aproximadamente al mismo tiempo que la insulina se eleva. La combinación de estos factores producen hipoglucemia (azúcar baja en la sangre) y provocan que se sienta débil, soñoliento y profundamente fatigado.
Restringir carbohidratos simples (arroz, pastas, papas y otros alimentos azucarados), comer más proteína y no beber líquidos durante mientras come, evitar los alimentos muy calientes o muy fríos, reposar después de cada comida sin estar en posición totalmente horizontal, evitar el estres, todos estos consejos pueden reducir el síndrome de dumping.
Si ve que siguiendo toda esta serie de recomendaciones, el sindrome de dumping no mejora, consulte a su especialista para que valore darle medicación para mejorar esos síntomas (acarbosa, octreotide).

 

TU CUERPO TRAS UNA GASTRECTOMIA_ GUIA PILAR RUIZ (pdf)

fuente

aaa

 

esto

mas información en nuestro blog:

 

https://colectivogist.wordpress.com/category/efectos-secundarios-producidos-por-la-cirugia/

 

8

  • Calambres musculares

https://colectivogist.wordpress.com/2015/04/15/calambres-musculares-dolor-en-las-articulaciones-nos-acompanaran-durante-todo-el-tiempo-que-dure-el-tratamiento-con-glivec/

9

  • Ansiedad y depresión

Hacer frente a los efectos secundarios emocionales de GIST

 

0

  • Necrosis de la mandíbula

Necrosis de la mandíbula

11

  • Intolerancia al frío

Estrategias para afrontar la intolerancia al frío

12

 

  • Neuropatía

https://colectivogist.wordpress.com/2018/04/07/neuropatia-periferica-por-antineoplasicos/

 

13

  • Deterioro de la memoria alias Gleevecbrain

Estrategias de afrontamiento del deterioro de la memoria

 

14

  • Problemas de erupción y piel

https://colectivogist.wordpress.com/2016/07/27/la-dermatitis-que-me-produce-glivec/

 

15

  • Fatiga

 

https://colectivogist.wordpress.com/2016/08/01/la-fatiga-severa-que-pueden-sufrir-los-pacientes-con-gist/

https://colectivogist.wordpress.com/2016/08/01/la-fatiga-severa-que-pueden-sufrir-los-pacientes-con-gist/

 

1

 

 

Síndrome de manos y pies

 

https://colectivogist.wordpress.com/2018/08/01/eritema-acral-sindrome-pie-mano-o-eritrodisestesia-palmo-plantar/

 

https://colectivogist.wordpress.com/2016/08/17/algunos-sencillos-consejos-para-tratar-el-sindrome-mano-pie-que-produce-sutent-y-stivarga/

1

  • Dolor de cabeza

Estrategias para afrontar el dolor de cabeza

1

  • Acidez / indigestión

 

https://colectivogist.wordpress.com/2015/01/19/el-reflujo-gastrico/

 

hemorragia ocular

  • PROBLEMAS EN LOS OJOS producidos por glivec, sutent,….

 

https://colectivogist.wordpress.com/2017/01/05/glivec-se-secreta-por-las-lagrimas-irritacion/

1

  • Hipertensión relacionada con inhibidores VEGF ( sutent-stivarga)

https://colectivogist.wordpress.com/2014/05/16/hipertension-relacionada-con-inhibidores-vegf-sutent-stivarga/

https://colectivogist.wordpress.com/2013/05/06/la-hipertension-como-un-biomarcador-potencial-de-la-eficacia-en-pacientes-con-tumor-del-estroma-gastrointestinal-tratados-con-sunitinib/

 

1

  • Inhibidores de la tirosina quinasa(sutent) inducen disfunción de la tiroides

 

https://colectivogist.wordpress.com/2013/11/28/inhibidores-de-la-tirosina-quinasa-inducen-disfuncion-de-la-tiroidessutent/

 

1

  • La comprensión de la enfermedad renal y GIST

 

https://colectivogist.wordpress.com/2017/06/27/la-comprension-de-la-enfermedad-renal-y-gist/

1

  • La hepatoxicidad de imatinib

 

https://colectivogist.wordpress.com/2013/09/13/la-hepatoxicidad-de-imatinib/

 

https://colectivogist.wordpress.com/2013/07/28/gist-y-el-higado/

1

  • La salud cardíaca de los pacientes de con GIST

 

https://colectivogist.wordpress.com/2016/02/16/la-salud-cardiaca-de-los-pacientes-con-gist/

 

1

  • El tratamiento a LARGO PLAZO con imatinib afecta la densidad mineral ósea

 

 

https://colectivogist.wordpress.com/2015/10/16/el-tratamiento-a-largo-plazo-con-imatinib-afecta-la-densidad-mineral-osea/

1

  • La historia del zumo de pomelo y el metabolismo de algunos fármacos, por ejemplo glivec

 

https://colectivogist.wordpress.com/2013/06/13/pomelo-y-glivec/

 

 

https://colectivogist.wordpress.com/2015/08/22/la-historia-del-zumo-de-pomelo-y-el-metabolismo-de-algunos-farmacos-por-ejemplo-glivec/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • RESUMEN de los efectos secundarios producidos por nuestros fármacos

 

 

https://colectivogist.wordpress.com/2017/03/20/resumen-de-los-efectos-secundarios-producidos-por-nuestros-farmacos/

 

https://colectivogist.wordpress.com/2014/12/15/controlar-los-secundarios-de-imatinib-mediante-la-dosificacion-adecuada-y-el-cumplimiento-del-tratamiento-atencion-a-estos-efectos-secundarios-poco-estudiados-hipofosfatemia-y-cardiotoxicidad/

 

https://colectivogist.wordpress.com/2015/01/12/el-control-de-los-efectos-secundarios-de-los-tratamientos-con-tki-glivec-sutent-stivarga-etc/

 

https://colectivogist.wordpress.com/2014/04/13/manejo-de-los-efectos-secundarios-producidos-por-glivec-y-sutent/

1

  • ¿Ibuprofeno o paracetamol?

 

https://colectivogist.wordpress.com/2014/08/18/ibuprofeno-o-paracetamol/

1

  • El peligro de abusar del omeprazol

 

https://colectivogist.wordpress.com/2013/12/11/el-peligro-de-abusar-del-omeprazol/

https://colectivogist.wordpress.com/2013/11/22/efectos-secundarios-de-los-inhibidores-de-la-bomba-de-protones/

 

1

  • Imatinib puede alterar la función ovárica

 

https://colectivogist.wordpress.com/2014/07/01/glivec-puede-alterar-la-funcion-ovarica/

https://colectivogist.wordpress.com/category/embarazo-e-imatinib/

 

https://colectivogist.wordpress.com/2013/06/11/menopausia-y-glivec/

 

 

 

 

 

TESTIMONIOS

 

 

https://colectivogist.wordpress.com/category/glivec-experiencias-de-uso/

https://colectivogist.wordpress.com/category/sutent-experiencias-de-uso/

 

https://colectivogist.wordpress.com/category/regorafenib-stivarga-experiencias-de-uso/

 

https://colectivogist.wordpress.com/category/pazopanibvotrient-experiencias-de-uso/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estos textos estan en ingles, para la mayoría de ellos puedes hacer una traducción comprensible usando como navegador Google Chrome

800px-Glivec_400mg

La Asociación internacional de pacientes  https://liferaftgroup.org/ ha elaborado una Encuesta exhaustiva de los efectos secundarios informada por pacientes que toman el medicamento glivec para  GIST .

 Encuesta

 

También  desde este PowerPoint podeis acceder a una presentación sobre como  administrar los efectos secundarios de Gleevec:  

gleevec_managing_side_effects

sutent

 
Ademas podéis acceder a un documento PDF sobre como administrar los efectos secundarios de Sutent –

Efectos secundarios de  Sutent (pdf)

logo
También podéis acede a un documento sobre: 

los efectos secundarios relacionados con Stivarga

 

 

sideEQ-alt

SideEQ

Además, Life Raft Group ha creado una plataforma web para pacientes y cuidadores llamada SideEQ que está dedicada a facilitarles el seguimiento de sus medicamentos y efectos secundarios y también a acceder a información sobre cómo administrarlos mejor. En SideEQ, puede encontrar información sobre los efectos secundarios de profesionales de la salud y otros pacientes, y también puede publicar preguntas o sugerencias usted mismo.

Presentamos SideEQ

 

 

Desde este enlace puedes acceder:

 

¡Nuestra nueva herramienta para hacer frente a los efectos secundarios! 

 

 

 

informa

lrg2

https://liferaftgroup.org/

 

 

gist-espac3b1a

punto de encuentro y de información de los pacientes de gist
s4

Alteraciones del gusto por medicamentos antineoplásicos

22 May

metal

 

Durante el tratamiento con antineoplásicos los pacientes pueden sufrir  reacciones adversas como por ejemplo molestias gastrointestinales, bajada de defensas, mareos… No obstante, en la entrada de hoy queremos centrarnos en una reacción no muy común que puede ocurrir con este tipo de fármacos: “alteraciones en el sentido del gusto”. Veremos qué es, cómo surge el problema y daremos una serie de consejos.

 

“glivec, sutent, stivarga, también pueden producir alteraciones en el sentido del gusto”

 

a

 

¿ALGUNA VEZ HA SENTIDO UN DESAGRADABLE SABOR A ‘METAL’ MIENTRAS ESTABA EN TRATAMIENTO CON ANTINEOPLÁSICOS? 

Si es así, no se alerte, esta afectación se denomina disgeusia y es uno de los síntomas que conlleva este tratamiento.

La disgeusia es un trastorno del sentido del gusto. Se caracteriza por un sabor desagradable, normalmente amargo o metálico sobre todo al ingerir alimentos.

¿POR QUÉ ME OCURRE ESTO?

Nuestra cavidad bucal está constituida por varias estructuras responsables de captar el gusto y llevar esta información al cerebro para que éste la interprete. Mientras se está realizando un tratamiento antineoplásico el fármaco pasa a través del tejido que cubre la cavidad alterando estas estructuras (glándulas salivales, papilas gustativas…)

¿CUÁNDO APARECE?

Es importante saber que ni en todas las personas ni en todos los fármacos tiene lugar esta alteración. Existen diversos factores que influyen en la disgeusia, como la localización del tumor, estadio tumoral, tratamientos oncológicos, estado fisiológico y hábitos del paciente como si tiene antecedentes de tabaquismo, alcoholismo o deficiencias nutricionales.

Los cambios en el sentido del gusto, pueden aparecer durante e incluso después del tratamiento, y los efectos más característicos son los siguientes:

  • Diferente sabor de algunos alimentos, principalmente amargos, dulces y/o salados.
  • Sabor insípido.
  • Percepción de todas las bebidas y alimentos con sabor idéntico 
  • Sabor metálico o químico en la boca, especialmente después de comer carne u otros alimentos con alto contenido de proteína.
  • Infecciones bucales.
¿QUÉ ANTINEOPLÁSICOS SUELEN PRODUCIRLO?
Algunos de los fármacos antineoplásicos que lo producen son:
  • Oxaliplatino
  • Crizotinib
  • Imatinib 
  • Lenvatinib
  • Vismodegib 
¿QUÉ PUEDO HACER?
Es importante saber que nunca se debe dejar un tratamiento prescrito por su médico si éste no lo indica. 
En este apartado les dejamos unos consejos que les pueden ayudar a sobrellevar esta desagradable sensación: 
  • Use utensilios de plástico y de vidrio para minimizar el sabor metálico.
  • Escoja alimentos apetecibles por su aroma y sabor, aunque no acostumbre a tomarlos.
  • A la hora de cocinar, intente utilizar campanas extractoras o comprar alimentos precocinados para evitar los olores de la cocción.
  • Consuma alimentos fríos o congelados, que pueden tener un mejor sabor que los alimentos calientes y no desprenden tanto olor. No obstante, lleve cuidado si está recibiendo tratamiento con oxaliplatino, ya que éste dificulta la ingesta o bebida de alimentos fríos.
  • La carne roja puede aumentar el sabor metálico, por lo que se recomienda probar con otras fuentes proteicas como huevos, pescado, carne de aves de corral… Además, es recomendable marinar y condimentar los alimentos con vinos dulces, hierbas y salsas.
  • El uso de chicles y caramelos sin azúcar con sabores como limón, menta o naranja también puede ayudar a enmascarar el sabor amargo o metálico en la boca. 
  • El enjuague con una solución de sal y bicarbonato previo a las comidas puede neutralizar el mal gusto en la boca. 
  • Es aconsejable elegir el mejor momento para ingerir los alimentos, por ejemplo, de 1 a 2 horas antes y hasta 3 horas después de la toma del fármaco para evitar la aparición de náuseas y vómitos producidos por el tratamiento. 
  • Para prevenir infecciones bucales, es importante tener una buena higiene y salud dental.

fuente

https://ufpelafe.blogspot.com.es
Unidad de Atención Farmacéutica a Pacientes Externos del servicio de farmacia delhospital universitario La Fe de Valencia (España)

b

mas información en nuestro blog:

 

https://colectivogist.wordpress.com/2013/09/05/disgeusia-alteracion-en-el-sabor/

 

informa

 

gist-espac3b1a

"punto de encuentro y de información de los pacientes de gist"

Neuropatía periférica por antineoplásicos

7 Abr

 

4

Los fármacos para el cáncer, también llamados antineoplásicos, citostáticos, y más comúnmente la quimioterapia, son conocidos por las reacciones adversas que provocan. En concreto, los tratamientos tradicionales para el cáncer eran agentes bastante inespecíficos que atacaban a todas las células que se reproducían rápido. Es por ello que provocaban importantes reacciones adversas que había que vigilar. Por otro lado, los nuevos agentes antineoplásicos que se están desarrollando en los últimos años actúan de manera mucho más específica contra moléculas que se encuentra en su mayor parte en las células cancerosas. De esta manera, las reacciones adversas secundarias al tratamiento suelen ser menos importantes, y así, se pueden administrar tratamientos de larga duración.

Sin embargo, aunque los nuevos agentes tienen un mejor perfil de toxicidad, sigue habiendo reacciones adversas que pueden surgir. Por lo tanto, es muy importante, ya sean antineoplásicos tradicionales o nuevos, conocer qué problemas pueden surgir y cómo se debe actuar. Hoy nos vamos a centrar en la neuropatía periférica.

¿Qué es la neuropatía periférica?

Nuestro cuerpo está lleno de nervios encargados de llevar la información de nuestro sistema nervioso (cerebro y médula espinal) hasta cualquier parte del organismo y viceversa. La neuropatía periférica aparece ante cualquier problema que afecte a estos nervios.

Puede estar causada por multitud de situaciones:

  • Diabetes (la más frecuente)
  • Trastornos autoinmunes como la artritis reumatoidea o el lupus
  • Enfermedad renal crónica
  • Infecciones como VIH/SIDA o hepatitis C
  • Intoxicación por pegamento o metales pesados como el plomo
  • Consumo excesivo y prolongado de alcohol
  • Tratamiento con determinados fármacos para tratar la epilepsia, infecciones, hipertensión o el cáncer

 

 

descarga

Los síntomas que se producen dependen de qué nervio está dañado y de su extensión. En lo que respecta a la reacción adversa provocada por la administración de antineoplásicos, el síntoma más frecuente es el dolor y entumecimiento de los miembros superiores e inferiores. 
Se trata de un hormigueo o ardor que cursa con pérdida de sensibilidad en brazos y piernas que suele comenzar en los dedos de los pies y de las manos y va ascendiendo de manera gradual. También se puede dar más como un pinchazo o un dolor ardiente, o como una mayor sensibilidad a las temperaturas extremas. En cualquier caso, puede incluir además un dolor punzante y agudo que complica al paciente la realización de tareas diarias como abotonarse la camisa, separar monedas en un bolso o caminar.
Además de la molestia que ocasiona, puede llegar a ser peligroso ya que al tener la sensibilidad reducida, la persona puede pincharse con algún objeto o tocar una superficie demasiado caliente y no darse cuenta, con el consiguiente daño que se produce.
Es una de las razones más comunes por la que los pacientes abandonan su tratamiento para el cáncer prematuramente.

¿Qué fármacos para el cáncer lo causan?

Como se ha comentado al principio, aunque es producida de manera más frecuente y grave por la quimioterapia tradicional, también puede aparecer con los nuevos agentes dirigidos. Podemos destacar los siguientes medicamentos:

  • Compuestos de platino (cisplatino, carboplatino, oxaliplatino)
  • Vincristina
  • Taxanos (docetaxel, paclitaxel)
  • Bortezomib
  • Talidomida
  • Lenalidomida
  • Fluorouracilo
  • Capecitabina
  • Trifluridina
  • Imatinib
  • Dasatinib
  • Nilotinib

maxresdefault

¿Hay algún tratamiento?

De momento, no existe ninguna manera de predecir qué paciente lo va a padecer y en qué grado antes de recibir el tratamiento antineoplásico. Este hecho repercute en la importancia de informar debidamente al paciente para que sepa reconocer el problema y comunicarlo a sus profesionales sanitarios.

A día de hoy no existe ningún tratamiento farmacológico que haya demostrado paliar la neuropatía periférica. Es por ello que la práctica más común consiste en reducir la dosis del antineoplásico o suspenderlo temporalmente hasta que la neuropatía desaparezca o sea tolerable.

En definitiva, ningún fármaco está exento de reacciones adversas por muy nuevo y efectivo que sea. Siempre es importante conocer qué problemas pueden surgir y comunicar su aparición. La neuropatía periférica es una de las reacciones adversas más comunes de los antineoplásicos. Aunque en un principio no sea muy grave, puede ocasionar una importante pérdida de calidad de vida para el paciente por lo que se debe tener en cuenta y actuar en consecuencia.

Cuídense!

María Torres
Pablo Pérez

 Unidad de Atención Farmacéutica a Pacientes Externos del servicio de farmacia del hospital universitario La Fe de Valencia (España)

 

AL

 

mas información

 

https://colectivogist.wordpress.com/2017/07/17/

 

 

 

informa

 

gist-espac3b1a

"punto de encuentro y de información de los pacientes de gist"

 

 

Estrategias para afrontar la neuropatía PERIFERICA

17 Jul

 

AL

La neuropatía periférica se caracteriza por sensaciones de dolor, hormigueo, ardor, entumecimiento o debilidad que generalmente comienzan en las manos o los pies. Puede ser causado por ciertas enfermedades. También puede ser un efecto secundario de algún tratamiento contra el cáncer. Aunque los pacientes de GlIvec rara vez informan sobre ellos, hemos proporcionado algunos consejos para controlar este efecto secundario si ocurriese. Estas sugerencias no son un sustituto de la orientación y atención de su médico.

Estrategias para afrontar la neuropatía:

Prevenir las caídas

  • Mueve las alfombras fuera de su camino para que no se tropiece.
  • Coloca rieles en las paredes y en el baño.
  • Coloca alfombras de baño en la ducha y la bañera.
  • Usa zapatos resistentes.
  • Usa un bastón

Ten cuidado en la cocina y la ducha

  • Use almohadillas calientes en la cocina para proteger sus manos de quemaduras.
  • Antes de bañarse, pídale a alguien que se asegure de que el agua en el baño o la ducha no esté demasiado caliente.

Protege tus manos y pies

  • Use calzado dentro y fuera de su hogar.
  • Use guantes cuando trabaje afuera o en la cocina.
  • Verifique todos los dias que sus pies no tengan cortes. Siéntese y use un espejo pequeño o pídale a alguien que lo revise.
  • Use bolsas de hielo para ayudar a que sus manos y pies se sientan mejor.

Pedir ayuda

  • Pida ayuda con cosas como abrocharse la ropa, usar la computadora, abrir frascos o sostener un bolígrafo.
  • Disminuya la velocidad y concédase más tiempo para hacer cosas.

Sugerencias de tratamiento

  • Medicamentos para el dolor de venta libre. Si el dolor es severo, analice otras opciones con su médico.
  • Neurontin (aunque se usa para tratar la epilepsia, los médicos lo recetan para tratar el dolor nervioso)
  • Dieta rica en vitaminas B o suplementos de uso, ácido fólico y antioxidantes
  • Anestésicos tópicos como parches de lidocaína y cremas
  • Fisioterapia o ejercicio regular
  • Masaje o acupuntura pueden ayudar a disminuir el dolor

 

 

fuente

l1

informa

 

colectivo

punto de encuentro y de información de los pacientes de gist

 

La comprensión de la enfermedad renal y GIST

27 Jun

 

 

riñon

La lesión de los riñones puede ocurrir por diversas razones en pacientes con tumores del estroma gastrointestinal (GIST). En algunos tipos de cáncer, las lesiones pueden estar asociadas con el tratamiento del cáncer, la radiación, o la propia enfermedad. Hasta cierto punto, las comorbilidades y el tratamiento concomitante, así como los factores de riesgo del estilo de vida asociado también se han relacionado con enfermedades del riñón.

En GIST, imatinib cambió el paradigma de tratamiento en el cáncer. Aquellos pacientes que son sensibles a la droga tienen una esperanza de vida más larga. Junto con esto existen un conjunto de desafíos a los que se deben de enfrentar los pacientes en la mejora de su calidad de vida. La prevención de la enfermedad renal es una de ellas. Es importante aprender sobre la enfermedad renal, causas, factores de riesgo, tratamientos y medidas proactivas que los pacientes deben prestar atención junto con la atención que prestan a su GIST.

 

¿Que son los riñones y sus funciones?

Los riñones son un par de órganos en forma de frijol que se encuentran hacia la parte posterior de la cavidad abdominal a cada lado de la columna vertebral. Cada riñón está compuesto por alrededor de un millón de nefronas, que sirve como unidad funcional, dirigida por un glomérulo, responsables de filtrar la sangre y otros filtrados que se convertirán en la orina. Su función principal es ayudar a mantener el balance de agua y electrolitos en el cuerpo. También tienen un papel importante en la producción de varias hormonas y enzimas tales como la eritropoyetina (para la producción de células rojas de la sangre) y la renina (juega un papel en el mantenimiento de la presión arterial), y para ayudar a generar vitamina D en su forma activa que es esencial para la salud huesos. Además, ayudan en la excreción de desechos y compuestos extraños, tales como medicamentos.

 

 

 

¿Es común la enfermedad renal?

Las enfermedades del riñón se conoce como la incapacidad de los riñones para eliminar los desechos y el exceso de agua de la sangre debido a  daños o lesiones. Según el Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud de los CDC, 1 de cada 7 adultos en los Estados Unidos, de 18 años y mayores, pueden tener enfermedad renal crónica (ERC) en etapas diferentes. Y, alrededor del 96% de las personas con daño renal no son conscientes de que tienen enfermedad renal crónica.

 

 

r2

 

 

 

Tipos de enfermedad renal

La enfermedad renal puede ser clasificada en dos categorías distintas: insuficiencia renal aguda y la enfermedad renal crónica.

Fallo renal agudo

La insuficiencia renal aguda (IRA) se produce cuando la función renal disminuye rápidamente (se inicia  en tan sólo unos días) y los riñones no pueden realizar su función normal. Uno de los mayores signos de IRA es la  reducción de la producción de orina.

Hay tres tipos de IRA, cada uno provocados por una causa diferente:

  1. Pre-renal – inadecuada circulación de la sangre a los riñones, haciendo que no sean capaces de limpiar la sangre adecuadamente. La deshidratación, la pérdida de sangre, la enfermedad hepática crónica y la aterosclerosis son las causas más comunes.
  2. Intrínseca – implica daños o lesiones dentro de ambos riñones (aproximadamente 40% de los casos IRA). Esto puede ser debido a los bajos niveles de glóbulos rojos / plaquetas, fiebre, reducción de la micción, la hipercalcemia, toxinas, y la isquemia (suministro de sangre insuficiente).
  3. Post-renal – también conocido como la obstrucción renal aguda. Esto es a menudo causado por algo que bloquea la eliminación de la orina producida por los riñones tales como cálculos renales / vejiga, lesión directa y agrandamiento de la próstata.

El tratamiento para el IRA se centra en la orientación del componente subyacente. A veces los médicos prescriben inhibidores de la enzima (ACE) convertidora de la angiotensina o recomiendan la terapia de reemplazo renal (RRT) dependiendo de la extensión de la lesión renal.

Enfermedad Renal Crónica

Enfermedad Renal Crónica (ERC) es una condición donde hay una pérdida lenta de la función renal con el tiempo y no se puede revertir. Hay cinco etapas en la enfermedad renal, con cada etapa que indican progresivamente peor filtración como se indica por la tasa de filtración glomerular (TFG). La etapa final de CDK se llama enfermedad renal en etapa terminal (ESRD). Este es el punto en el que los riñones ya no son capaces de realizar su función de manera eficiente y pacientes necesitarán diálisis o trasplante de riñón.

 

 

¿Cuáles son los factores de riesgo?

De acuerdo con la American Kidney Fund, algunos de los principales factores de riesgo para la enfermedad renal crónica son:

  • Diabetes
  • La presión arterial alta y enfermedad cardiovascular
  • Edad mayor de 60
  • antecedentes familiares de insuficiencia renal
  • RacA (hispanos, afroamericanos, los nativos americanos)

Otros factores incluyen:

  • trastornos autoinmunes
  • productos químicos nefrotóxicos (como el contraste radiológico)
  • Los cálculos renales e infecciones
  • Los problemas con las arterias que alimentan los riñones
  • Algunos medicamentos, para el dolor y el cáncer.

 

r3

 

 

¿Cuáles son las maneras de prevenir la enfermedad renal?

  • Sigue el DASH (Enfoques Alimenticios para Detener la Hipertensión) – rica en frutas, verduras, productos lácteos bajos en grasa, granos enteros, pescado, pollo, frijoles, semillas y nueces. Es baja en sodio, azúcares añadidos y dulces, grasa y carne roja
  • Mantente hidratado
  • Controlar y tratar los niveles de presión arterial y colesterol
  • Limite su consumo de alcohol
  • Limitar el uso de medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos (AINE)
  • Dejar de fumar
  • Hacer ejercicio regularmente
  • Controlar el peso
  • Obtener un examen físico anual

 

 

¿Cómo se analiza la enfermedad renal?

  • Creatinina sérica – prueba clínica más común que se utiliza para medir si el riñón está funcionando bien. Esto generalmente se incluye en el análisis de sangre regulare para los pacientes con GIST . Un aumento en la creatinina en suero indica que el riñón no está funcionando tan bien como debería. Una de creatinina renal normal se excreta de manera eficiente. Un aumento de la creatinina puede ser una señal de que el riñón no está filtrando creatinina.
  • Análisis de orina – también una prueba clínica común donde se manifiesta la función renal. La presencia anormal de proteína o células de la sangre en la orina puede indicar un problema potencial de riñón. Otras razones, tales como infección del tracto urinario, o un cálculo renal también puede ser la razón de niveles anormales.
  • Tasa de filtración glomerular (TFG) – prueba más importante para medir el nivel de la función renal. Un GFR normal es de más de 90mls / min / 1,73 m 2 . Esto varía según la edad, el sexo, y el tamaño del cuerpo, y disminuye con la edad. Esto es por lo general un cálculo basado en la creatinina sérica y algunos otros factores. Un GFR menor de 60  indica enfermedad renal crónica.

Los principales factores de riesgo que causan la enfermedad renal se encuentran entre los principales riesgos para la salud en los Estados Unidos: la diabetes y la hipertensión. Dada la prevalencia de la enfermedad renal y los síntomas comunes y los efectos secundarios (es decir, deshidratación, hipertensión, etc.) la población GIST tiene que ser consciente de la protección de sus riñones y su salud en general.

Existen medidas preventivas que se pueden tomar para prevenir o detectar la enfermedad renal:

  • Modificar algunos de los factores de riesgo que están bajo su control como beber más agua, comer saludable y la actividad física.
  • Hablar con sus médicos acerca de la solicitud de la prueba / s  que de forma regular deben incluirse en la extracción de sangre. Las pruebas deben de realizarse antes de comenzar el tratamiento con TKI para obtener una línea de base de la función renal, y hacer que se repita continuamente durante el tratamiento para controlar los niveles. La detección de los cambios a tiempo puede ayudarle a usted y a su médico a decidir sobre las formas adecuadas para el tratamiento de la enfermedad renal, mientras gestiona su GIST.
  • Trabaje con su médico para  la evaluación de riesgo de enfermedad renal, y discutir el tratamiento de las comorbilidades que pueda tener, como la hipertensión y la diabetes, así como la elaboración de un plan para disminuir la exposición radiológica (tomografía computarizada, exploraciones PET, etc .. ) con contraste.

 

 

 

r4

 

Medios de contraste y la enfermedad renal

La tomografía computarizada (TAC) es un método de imagen estándar para el seguimiento y la evaluación de la respuesta al tratamiento en pacientes con cáncer y se administra típicamente con medios de contraste para ayudar al radiólogo a ver las imágenes con mayor claridad. Esto a veces puede dar lugar a lo que se conoce como la nefropatía por contraste (CIN). Nefropatía inducida por contraste (CIN) se refiere a una lesión renal aguda iatrogénica después de la administración de medios de contraste (CM) y puede ser definida como un aumento de la creatinina en suero de al menos 25% dentro de los tres días después de la administración CM en ausencia de otra etiología 2 . La incidencia es dependiente de la función renal antes de la administración CM y del riesgo de factores adicionales , de los cuales la diabetes mellitus es la más importante. Los pacientes con cáncer son más propensos a tener insuficiencia renal debido a la quimioterapia nefrotóxica, pero lo más importante es que hay un alto porcentaje de pacientes con cáncer que son de edad avanzada y predisposición a la deshidratación. Si el aumento de la creatinina es únicamente debido al contraste intravenoso en pacientes con cáncer es difícil de concluir debido a la posibilidad de otras etiologías además de la exposición de contraste que podrían desempeñar un papel en el desarrollo de la nefropatía. La forma principal para ayudar a prevenir la aparición de CIN es a través de la hidratación, que puede disminuir las concentraciones de CM en los riñones.

 

 

 

TKI y la enfermedad renal

Los Inhibidores de tirosina quinasa (TKI) tales como imatinib (Gleevec) es una clase de medicamentos quimioterapéuticos que bloquean la enzima, tirosina quinasa y se utilizan como un tratamiento específico para los cánceres tales como GIST. Imatinib es un ejemplo de un TKI que se utiliza para el tratamiento de GIST y CML. En un estudio en 105 pacientes con LMC en tratamiento con imatinib, sobre la incidencia de la insuficiencia renal aguda y la enfermedad renal crónica en esta población. La mediana del tiempo en imatinb fue de 4,5 años y al final del tratamiento, el 7% de los pacientes desarrollaron insuficiencia renal aguda y 12% enfermedad renal crónica . El estudio sugiere que la terapia con imatinib en pacientes con LMC se asocia con la insuficiencia renal aguda y que el tratamiento a largo plazo está relacionada con una disminución clínicamente relevante en la tasa de filtración glomerular estimada que puede conducir a la enfermedad renal crónica.

En otro estudio, revisaron los registros de 468 pacientes con LMC recién diagnosticados que fueron tratados con imatinib (253 pacientes), dasatinib (99 pacientes), o nilotinib (116 pacientes). La duración media del tratamiento fue de 52 meses. Se observó lesión renal aguda en 19 pacientes, (16 recibieron imatinib, 1 recibieron dasatanib y 2 recibieron nilotinib) . El tiempo medio desde el inicio de la terapia de TKI a la aparición de esta lesión fue de nueve días. 48 pacientes tenían una historia de enfermedad renal crónica (CKD) al inicio del tratamiento TKI y de los cuales el 60% tenía historia de diabetes, hipertensión y enfermedad arterial coronaria . Otros 58 pacientes desarrollaron enfermedad renal crónica durante el tratamiento. Entre las personas con ERC, Ochenta y cuatro (84%) fueron tratados con imatinib . La mayoría (95%) de estos casos se clasificaron como enfermedad renal en etapa III, y el 5% eran etapa IV  . El tiempo medio desde el inicio de la terapia de TKI al inicio de la enfermedad renal crónica fue de 12 meses.  El estudio encontró  que el tratamiento con imatinib tiene asociación más fuerte con el desarrollo de enfermedad renal crónica. 

En ambos estudios se llega a la conclusión de que la función renal debe ser controlada periódicamente en pacientes sometidos a tratamiento con imatinib. El segundo estudio hizo hincapié en la importancia de controlar la función renal en un momento anterior cuando se producen la mayoría de los casos de IRA durante los primeros 3 meses de tratamiento. El primer estudio recomienda, además, evitar la administración concomitante de agentes nefrotóxicos potenciales (agentes de radiocontraste es decir, aminoglucósidos, NSAIDs) para evitar deterioro acumulado en la función renal.

 

 

fuente

 

l1

 

https://liferaftgroup.org

 

 

r1

 

 

mas información en nuestro blog:

 

https://colectivogist.wordpress.com/2015/06/22/los-pacientes-en-tratamiento-durante-largo-tiempo-con-imatinb-glivec-pueden-ver-deteriorada-su-funcion-renal-y-por-eso-deben-ser-evaluados-periodicamente/

 

https://colectivogist.wordpress.com/2013/04/29/funcion-renal-y-farmacos-contra-gist/

 

 

informa

 

gist-espac3b1a

"punto de encuentro y de información de los pacientes de gist"

RESUMEN de los efectos secundarios producidos por nuestros farmacos

20 Mar

 

f1

 

 

Desde este enlace accede al contenido:

MANEJO-EFECTOS-SECUNDARIOS glivec-sutent-stivarga

Indicaciones para uso de medicamentos Glivec®, Sutent® y Stivarga®. Enumeración y manejo de efectos secundarios.

Los conceptos entregados en esta presentación, tienen la única intención de informar. En ningún caso reemplazan las indicaciones de su médico.

 

 

e2

 

Desde estos enlaces puedes ampliar información:

 

https://colectivogist.wordpress.com/category/efectos-secundarios-producidos-por-los-farmacos/

 

https://colectivogist.wordpress.com/category/efectos-secundarios-producidos-por-la-cirugia/

 

https://colectivogist.wordpress.com/category/efectos-secundarios-producidos-por-el-tac/

 

https://colectivogist.wordpress.com/category/efectos-secundarios-producidos-por-el-cancer/

 

 

informa

 

gist chile

l1l2