Archivo | julio, 2021

Concluimos el mes dedicado a la concienciación del sarcoma&GIST publicando una actualización del tratamiento para los tumores GIST avanzados.

29 Jul

Concluimos el mes dedicado a la concienciación del sarcoma&GIST publicando una actualización del tratamiento para los tumores GIST avanzados.

Actualización realizada por dos prestigiosos especialistas internacionales en el tratamiento y la investigación del sarcoma &GIST

AUTORES

Shreyaskumar R. Patel , MD Peter Reichardt , MD 

1 Departamento de Oncología Médica del Sarcoma, División de Medicina del Cáncer, Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas, Houston Texas,

2 Oncología y cuidados paliativos, Sarcoma Center, Helios Klinikum Berlin ‐ Buch, Berlín Alemania,

Una revisión actualizada del panorama del tratamiento para los tumores del estroma gastrointestinal avanzados

PUBLICAMOS UN RESUMEN DEL TEXTO ORIGINAL Y AL FINAL DE LA PUBLICACIÓN PODEIS ACCEDER AL TEXTO ORIGINAL Y COMPLETO

Antes de la introducción de los inhibidores de la tirosina quinasa (TKI), la supervivencia general de los pacientes con tumores del estroma gastrointestinal (GIST) avanzados o metastásicos era de 10 a 20 meses debido a la falta de terapias aprobadas. En los últimos 20 años, se ha establecido un algoritmo de tratamiento para pacientes con GIST avanzados, que incluye imatinib, sunitinib y regorafenib como terapias de primera, segunda y tercera línea, respectivamenteRecientemente, se han aprobado 2 nuevos inhibidores de la tirosina quinasa: ripretinib para terapia de cuarta línea y avapritinib como terapia de primera línea en pacientes que albergan el receptor α del factor de crecimiento derivado de plaquetas ( PDGFRA) mutaciones del exón 18 D842V. Además, se están investigando varias terapias experimentales que podrían promover la atención individualizada del paciente. Todas estas terapias tienen diferentes grados de eficacia y perfiles de seguridad que justifican una revisión actualizada del panorama del tratamiento. Este artículo de revisión resume los datos de eficacia y seguridad actualmente disponibles para los inhibidores de la tirosina quinasa convencionales junto con las terapias experimentales y recientemente aprobadas.

Abrir en una ventana separada

Figura 1

Algoritmo de tratamiento para pacientes con GIST avanzados. El azul indica el algoritmo de tratamiento convencional; naranja indica terapias recientemente aprobadas. un Avapritinib está aprobado sólo para PDGFRA exón 18 mutaciones D842V en Europa, TODAVIA NO ESTÁ APROBADO EN ESPAÑA- se accede al fármaco como "uso extendido". b Ripretinib aún no está aprobado en Europa y por tanto tampoco está aprobado en España- se accede al fármaco como "uso extendido" . GIST significa tumor del estroma gastrointestinal; PDGFRA, receptor α del factor de crecimiento derivado de plaquetas.

Terapias dirigidas aprobadas

Imatinib, terapia de primera línea

El mesilato de imatinib se aprobó para el tratamiento de la leucemia mielógena crónica con cromosoma Filadelfia positivo debido a que se dirige eficazmente a la tirosina quinasa Bcr ‐ Abl. 

Este compuesto también inhibe la actividad de KIT y PDGFRA

Después de 1 mes de tratamiento con 400 mg de imatinib una vez al día, 1 paciente con un GIST avanzado mostró evidencia histológica y radiológica de actividad anticancerosa (disminución de la densidad de células tumorales y del volumen del tumor). 

En el estudio inicial de fase 1, las dosis más bajas (400 mg una vez al día, 300 mg dos veces al día y 400 mg dos veces al día) fueron bien toleradas, pero 500 mg dos veces al día resultaron en toxicidades limitantes de la dosis (DLT), que incluyen disnea, edema, y náuseas severas. 

En el ensayo aleatorizado de fase 2, el 53,7% de los pacientes tratados con 400 o 600 mg una vez al día lograron respuestas parciales (RP) y el 27,9% presentó enfermedad estable (SD) después de 9 meses de tratamiento. Sin embargo, el 13,6% de los pacientes desarrolló una resistencia temprana al tratamiento con imatinib. 

El seguimiento reveló una mOS de 57 meses, independientemente del régimen de tratamiento. 

En el ensayo de fase 3 que comparó 400 mg una vez al día y 400 mg dos veces al día, los pacientes tuvieron tiempos de mOS de 55 y 51 meses, respectivamente; la tasa de respuesta general fue del 45% para cualquier estrategia de dosificación Tabla 11). 

De los 117 pacientes que progresaron con imatinib en dosis bajas (400 mg una vez al día) y pasaron a una dosis alta (400 mg dos veces al día), el 31% logró una respuesta objetiva . 

En el seguimiento de diez años, la tasa de supervivencia general fue del 19,4% para los pacientes que recibieron 400 mg una vez al día y del 21,5% para los pacientes que recibieron 400 mg dos veces al día. 

Los datos del seguimiento de 10 años también indicaron que la edad (<60 años), el tamaño de la lesión más grande (más pequeña) y las mutaciones KIT (exón 11) se asociaron con un mejor pronóstico. 

En un metanálisis grande, los pacientes con una mutación del exón 9 de KIT demostraron un mayor beneficio de supervivencia libre de progresión con 400 mg dos veces al día versus 400 mg una vez al día.

En los estudios de comparación de dosis, las dosis altas de imatinib tenían más probabilidades de producir reducciones y discontinuaciones de la dosis. 

En el estudio de fase 3, el 43% de los pacientes en el brazo de dosis baja y el 63% en el brazo de dosis alta experimentaron toxicidades de grado 3 a 5. Estas toxicidades graves incluyeron anemia, toxicidad cardíaca, toxicidad gastrointestinal y hemorragia. Hubo 2 y 9 muertes en los brazos de dosis baja y alta, respectivamente, que posiblemente estuvieron relacionadas con el tratamiento, con una contribución del tumor mucho más probable. Específicamente, 4 pacientes en el brazo de dosis alta murieron debido a una hemorragia gastrointestinal. 

Los pacientes que responden bien al tratamiento con imatinib a menudo se reevalúan para la intervención quirúrgica  ​(Figura 11). 

Si la progresión es focal, el tratamiento local de la lesión en progresión (es decir, cirugía o ablación dirigida al hígado) y la continuación de la misma dosis de TKI son una opción. 

Si se produce una progresión difusa, los pacientes pueden optar por pasar a 400 mg de imatinib dos veces al día. Aunque pasar a la dosis más alta puede ser beneficioso para los pacientes con GIST que albergan una mutación del exón 9 de KIT, el aumento potencial de los eventos adversos (EA) a menudo conduce a la necesidad de una reducción de la dosis.

 Los pacientes pueden dejar de responder al imatinib debido al desarrollo de mutaciones secundarias adquiridas durante el tratamiento. Aproximadamente el 12% de los GIST albergan resistencia primaria a imatinib y aproximadamente el 40% de los pacientes desarrollan resistencia secundaria. En estos casos, la siguiente opción es cambiar a la terapia de segunda línea aprobada, sunitinib.

Sunitinib, terapia de segunda línea

Sunitinib fue aprobado en 2006 para pacientes con GIST avanzados después de la progresión con imatinib. 

Sunitinib inhibe múltiples receptores tirosina quinasas, incluidos PDGFRA y KIT. 

En un ensayo inicial, sunitinib proporcionó un beneficio clínico al 36% de los pacientes que progresaron con imatinib.

La dosis máxima tolerada se estableció en 50 mg una vez al día con un programa recomendado de 4 semanas de tratamiento seguido de 2 semanas de descanso después de que los pacientes que tomaban dosis más altas experimentaran fatiga, náuseas y vómitos. 

En un estudio separado, la mediana de tiempo hasta la progresión del tumor en pacientes resistentes o intolerantes al imatinib fue de 27,3 semanas para los pacientes que recibieron sunitinib y de 6,4 semanas para los pacientes que recibieron un placebo. 

EA frecuentes (grado 3 o superior) fueron fatiga, diarrea, síndrome de eritrodisestesia palmoplantar (PPES), hipertensión, neutropenia y linfopenia; El 4% de los pacientes que tomaron sunitinib desarrollaron hipotiroidismo. 

En otro estudio, el tratamiento con sunitinib con pautas posológicas alternativas (dosis continua de 37,5 mg una vez al día u otras modificaciones) proporcionó una supervivencia más prolongada que la pauta posológica recomendada (50 mg una vez al día, 4 semanas con, 2 semanas sin). 

Las modificaciones continuas de la dosificación de sunitinib incluyeron reducciones a 25 o 12,5 mg una vez al día o un aumento a 50 mg una vez al día. 

La mOS fue de 23,5 meses para los pacientes con un esquema de dosificación alternativo y de 11,1 meses para los pacientes con el esquema de dosificación recomendado.

Los investigadores teorizaron que los ajustes de dosis permitían a los pacientes evitar toxicidades y continuar el tratamiento por más tiempo; esto enfatiza la necesidad de mantenimiento de la dosis y cuidados de apoyo.

 La proporción de pacientes que interrumpieron sunitinib debido a EA fue mayor con el programa recomendado frente a programas alternativos (34% frente a 26%). De manera similar a los estudios anteriores, los EA relacionados con el tratamiento más comunes fueron la diarrea, la fatiga y la EPP. 

Los pacientes también pueden desarrollar resistencia a la terapia con sunitinib. Algunos pacientes desarrollan mutaciones en el bucle de activación del gen KIT y se vuelven resistentes a tratamientos posteriores ; tales mutaciones pueden cambiar la proporción de KIT inactivo a KIT activo y hacer que sunitinib sea ineficaz. En caso de resistencia a sunitinib, los pacientes pueden comenzar la terapia de tercera línea aprobada, regorafenib.

Regorafenib, terapia de tercera línea

Regorafenib es un inhibidor de la tirosina quinasa, oral y multidireccional, que actúa contra KIT y PDGFRA, entre otros.

En un estudio de fase 1 en pacientes con tumores sólidos, se determinó que el esquema de dosificación óptimo para regorafenib era de 160 mg una vez al día en un esquema de 3 semanas de tratamiento y 1 semana de descanso. 

Cuando se administró en pacientes con GIST avanzados después del fracaso de imatinib y sunitinib, regorafenib demostró un beneficio clínico en el 75% de los pacientes con una mPFS de 10 meses. 

En el estudio de fase 2, los EA más comunes de cualquier grado fueron PPES, fatiga, hipertensión y diarrea

En el análisis retrospectivo, el 20% interrumpió el tratamiento con regorafenib debido a EA, pero ninguno de estos pacientes tuvo una reducción de dosis previa; esto indicó una falla en el manejo efectivo de las toxicidades asociadas

La investigación muestra que la atención de apoyo y el mantenimiento de la dosis pueden extender el uso de regorafenib en pacientes que experimentan EA. 

Hasta hace poco, no existían opciones de tratamiento aprobadas para los pacientes que progresaban con el tratamiento con regorafenib después del fracaso de imatinib y sunitinib. En mayo de 2020, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU aprobó el nuevo TKI ripretinib para su uso como terapia de cuarta línea en pacientes con GIST avanzados. 

TABLA 1

Resultados de la eficacia de los ensayos fundamentales para los inhibidores de tirosina quinasa aprobados para el tratamiento de GIST

DrogaPoblaciónTasa de respuesta global,% (IC del 95%) cSLP, mediana (IC del 95%), mesesSG, mediana (IC del 95%), meses
Imatinib a1L GIST4518 (16-21)55 (47‐62)
Avapritinib bGIST mutante de PDGFRA D842V93 (77-99)NENE
Sunitinib2L GIST75,5 (2,6‐6,5)NE
Regorafenib3L GIST4.54,8 (4,1‐5,8)NR
Ripretinib≥4L GIST9,4 (4,2-17,7)6,3 (4,6‐6,9)15,1 (12,3-15,1)

Abreviaturas: IC, intervalo de confianza; GIST, tumor del estroma gastrointestinal; L, línea; NE, no estimable; NR, no informado; SG: supervivencia global; PDGFRA, receptor α del factor de crecimiento derivado de plaquetas; SLP: supervivencia libre de progresión.

a Datos para una dosis de 400 mg una vez al día.

b Datos para una dosis de 300 mg.

c No se informó el IC del 95% para la tasa de respuesta general para imatinib, sunitinib y regorafenib.

Nuevas terapias dirigidas aprobadas

Ripretinib, terapia de cuarta línea

Ripretinib es un inhibidor de la tirosina quinasa de control por interruptor que inhibe ampliamente un espectro de mutaciones de KIT y PDGFRA a través de un mecanismo de acción dual. 

A diferencia de los inhibidores de la tirosina quinasa convencionales, ripretinib se une específicamente tanto al bolsillo del interruptor como al bucle de activación para bloquear la quinasa en un estado inactivo y evitar la señalización descendente y la proliferación celular. El mecanismo de acción dual proporciona una amplia inhibición de la actividad quinasa KIT y PDGFRA, incluidas mutaciones primarias y secundarias de tipo salvaje y múltiples. Apuntando tanto al bolsillo del interruptor ( KIT exones 13 y 14) como al bucle de activación ( KIT exones 17 y 18) permite que ripretinib sea eficaz contra una variedad de GIST resistentes al tratamiento, ya que los inhibidores convencionales generalmente no funcionan bien contra ambos tipos de mutaciones. 

Ripretinib demostró una eficacia prometedora en un estudio de fase 1 en pacientes que recibieron 150 mg de ripretinib una vez al día como terapia de segunda línea (mPFS, 10,7 meses), terapia de tercera línea (mPFS, 8,3 meses) o terapia de cuarta línea (mPFS, 5,5 meses). 

Además, un aumento de la dosis a 150 mg dos veces al día proporcionó un beneficio clínico adicional para los pacientes de segunda línea (mPFS, 5,6 meses) y de tercera / cuarta línea (mPFS, 3,7 meses). 

Además de una eficacia prometedora, ripretinib tiene un perfil de seguridad bien tolerado. En el estudio de fase 1, la mayoría de los EA fueron menores y los eventos comunes incluyeron alopecia, mialgia, náuseas, fatiga, PPES y espasmos musculares. El perfil de seguridad fue similar durante el período de 150 mg una vez al día y el período de aumento de la dosis (150 mg dos veces al día); esto demostró que ripretinib fue igualmente bien tolerado. 

Los EA más comunes (grados 1 y 2) informados por los pacientes con ripretinib en el estudio de fase 3 fueron alopecia, mialgia, náuseas, fatiga y PPES.

La mayoría de los EA se clasificaron como leves (grados 1 y 2), y el evento de grado 3 o 4 más común fue un aumento de la lipasa, que se observó en 4 pacientes. Solo el 6% experimentó acontecimientos adversos que llevaron a reducciones de la dosis y el 5% interrumpió el tratamiento con ripretinib debido a acontecimientos adversos. 

Entre los pacientes que recibieron ripretinib en el estudio de fase 3, el 4,7% desarrolló un nuevo carcinoma cutáneo de células escamosas y el 2,4% desarrolló melanoma. 

Se recomiendan evaluaciones dermatológicas de rutina para los pacientes que toman ripretinib.

 Cuando se evaluaron las medidas de resultado informadas por el paciente, los pacientes que recibieron ripretinib informaron una mejor calidad de vida y funcionamiento general en comparación con los pacientes que recibieron un placebo. 

El perfil de seguridad bien tolerado de ripretinib y su eficacia de amplio espectro contra varias mutaciones lo convierten en una opción atractiva para los pacientes que luchan contra las toxicidades o la resistencia relacionadas con el tratamiento.

 Aunque actualmente está aprobado para su uso como terapia de cuarta línea o superior en GIST avanzados, también se está investigando para su uso como terapia de segunda línea en un estudio de fase 3 aleatorizado de ripretinib versus sunitinib. Los resultados del estudio INTRIGUE pueden tener un impacto significativo en el algoritmo de tratamiento actual para pacientes con GIST avanzados (Figura 11). 

AYVAKIT™ (avapritinib) 100 mg, 200 mg and 300 mg bottles

Avapritinib, terapia de primera línea para los pacientes con PDGFRA exón 18 mutaciones D842V

En enero de 2020, la Administración de Alimentos y Medicamentos aprobó avapritinib para su uso como terapia de primera línea en pacientes con GIST avanzado que alberga un PDGFRA mutación D842V exón 18.

 La aprobación de avapritinib subraya aún más la importancia de los perfiles mutacionales en los GIST avanzados debido a que el PDGFRA exón 18 mutación D842V es altamente resistente a otros TKIs. 

En el ensayo NAVIGATOR de fase 1, se determinó que la dosis óptima era de 300 mg una vez al día.

 Entre los pacientes que recibieron 300 mg de avapritinib una vez al día que tenía PDGFRA exón 18 mutaciones D842V, la tasa de respuesta global fue del 93% (respuesta completa, 4%; PR, 89%; SD, 7%). 

La mayoría de los EA relacionados con el tratamiento fueron leves (grados 1 y 2) y los eventos más comunes fueron náuseas, diarrea, disminución del apetito y fatiga. A la dosis de 300 mg una vez al día, el EA de grado 3 más común fue la anemiaLa aparición de dificultades cognitivas fue de especial interés en estos pacientes. En la población de seguridad, el 40% desarrolló una dificultad cognitiva (deterioro de la memoria, trastorno cognitivo, estado de confusión o encefalopatía). Además, 2 pacientes tenían hemorragia intracraneal considerada posiblemente relacionada con el fármaco del estudio. En la población de seguridad, el 54% de los pacientes interrumpieron el tratamiento, pero la proporción de pacientes que interrumpieron el tratamiento fue menor en el grupo de mutación del exón 18 D842V de PDGFRA (34%).

Terapias de investigación

Se investigaron varias estrategias alternativas en pacientes con GIST avanzados porque, hasta la reciente aprobación de ripretinib, no había más opciones de tratamiento para los pacientes en los que fallaron las primeras 3 líneas de tratamiento. Estas estrategias incluyen inhibidores de quinasas aprobados para otras formas de cáncer, inmunoterapias, terapias combinadas y terapias alternas o cíclicas; 

En la tabla 2 se proporcionan ejemplos de estas estrategias terapéuticas.

TABLA 2

Estrategias terapéuticas de investigación seleccionadas para GIST avanzados

Agente terapéuticoIndicaciónEficaciaLa seguridad
Terapias dirigidas
Cabozantinib 61KI utilizado en cáncer de tiroides, carcinoma de células renales y carcinoma hepatocelular; probado en GIST de tercera líneaSLP a las 12 semanas, 60%; mPFS, 6,0 meses; El 80% de los pacientes lograron una RP o una DELos EA más comunes relacionados con el tratamiento ≥ grado 3 fueron diarrea, PPES, fatiga e hipertensión.
Sorafenib 62KI utilizado en cáncer de riñón, hígado y tiroides; probado en ≥gist de tercera líneaPR o SD logrados en el 40% de los pacientes; mPFS, 7,2 mesesSe informaron EA relacionados con el tratamiento en el 72% de los pacientes; ninguno de los pacientes interrumpió.
Nilotinib 63 64KI utilizado para tratar la LMC del cromosoma Filadelfia; probado en ≥GIST de primera líneaPrimera línea: SSP a los 24 meses con nilotinib, 51,6%; con imatinib, 59,2%Primera línea: las tasas de interrupción del estudio debido a EA fueron del 8,0% con nilotinib y del 5,3% con imatinib; Los EA notificados con frecuencia en el brazo de nilotinib fueron erupción cutánea, náuseas y dolor abdominal.
Segunda / tercera línea: 4 de 12 pacientes alcanzaron la DESegunda / tercera línea: los EA más comunes fueron fatiga, anemia y anorexia; 1 paciente experimentó anemia de grado 4.
Dasatinib 65KI utilizado para tratar la leucemia mieloide crónica y la leucemia linfoblástica aguda; probado en GIST de segunda líneamPFS, 2,9 meses; PR reportado en el 25% de los pacientesSe produjeron acontecimientos adversos graves en el 24% de los pacientes e incluyeron derrame pleural, náuseas / vómitos y debilidad muscular.
Pazopanib 66KI utilizado en cáncer de células renales avanzado y sarcoma de tejido blando metastásico; probado en GIST de tercera líneamPFS con pazopanib, 3,4 meses; mPFS solo con atención de apoyo, 2,3 mesesSe informaron EA de grado 3 o superiores en el 72% de los pacientes tratados con pazopanib; el más común fue la hipertensión.
Ponatinib 67KI utilizado para tratar la leucemia mieloide crónica y la leucemia linfoblástica aguda; probado en ≥gist de tercera líneaCBR a ≥16 semanas para pacientes con una mutación primaria del exón 11 de KIT , 55%; sin una mutación primaria del exón 11 de KIT , 22%Diecisiete de los 35 pacientes interrumpieron el tratamiento; los EA más comunes fueron erupción cutánea, fatiga, mialgia y piel seca.
Inmunoterapia
Pembrolizumab 68Anticuerpo anti-PD-1 utilizado para tratar múltiples formas de cáncerTasa de no progresión a los 6 meses, 11,1%Los EA fueron leves e incluyeron fatiga, diarrea y anemia.
Nivolumab + ipilimumab 69Anticuerpo anti-PD-1 utilizado para tratar múltiples formas de cáncer; probado en ≥GIST de segunda líneamPFS con nivolumab solamente, 8 semanas; con nivolumab + ipilimumab, 8.43 semanasFatiga de grado 3 (1 paciente en el brazo de nivolumab solo) y diarrea (1 paciente en el brazo de nivolumab + ipilimumab).
Terapia de combinación
Imatinib + peginterferón α ‐ 2b 70Se administra interferón para promover la actividad antitumoral; utilizado para tratar la hepatitis C y el melanoma; probado en ≥gist de tercera líneaLos 7 pacientes tenían RC o RP; SG a los 3,6 años de seguimiento, 100%Todos los pacientes experimentaron fiebre baja temporal y síntomas similares a los de la gripe; neutropenia de grado 3 (3 pacientes) y erupción cutánea (2 pacientes).
Imatinib + buparlisib 71Inhibidor de la fosfoinositida 3 ‐ quinasa utilizado experimentalmente para tratar el cáncer de mama; probado en GIST de tercera líneaSin PR o CR; mPFS, 3,5 mesesSe informaron EA relacionados con el tratamiento en el 98,3% de los pacientes; El 45% de estos pacientes tenían EA de grado 3-4; los más frecuentes fueron náuseas y fatiga.
Imatinib + binimetinib 72Inhibidor de MAPK utilizado para tratar el melanoma metastásico; probado en GIST de primera líneaDe 38 pacientes, 26 tenían RP; mejor tasa de respuesta objetiva, 68,4%Las toxicidades de grado 3-4 incluyeron elevaciones de CPK, disminución de neutrófilos, erupción cutánea y anemia.
Terapias de ciclismo
Imatinib / regorafenib (ALT ‐ GIST) 73Imatinib durante 21 a 25 días, período de lavado de 3 a 7 días, regorafenib durante 21 días, período de lavado de 7 días; probado en GIST de primera líneaLas respuestas al imatinib solo y al tratamiento alternativo fueron similares; 1 paciente en terapia alterna tuvo RC, 23 PR y 15 SD; SLP al año, 86%Siete pacientes en terapia alterna interrumpieron debido a toxicidad; El 38% de los pacientes en terapia alterna tenían EA graves.
Sunitinib / regorafenib 74Sunitinib durante 3 días, regorafenib durante 4 días, sin lavado; probado en GIST de cuarta líneaSe logró la DE en 4 pacientes; mPFS, 1,9 meses; mOS, 10,8 mesesTodos los pacientes experimentaron EA relacionados con el tratamiento, pero la mayoría fueron leves (grados 1 y 2); 4 pacientes experimentaron EA de grado 3 de hipertensión o PPES.
Reexposición a imatinib (DERECHA) 75Reexposición a imatinib para pacientes que progresaron con imatinib y sunitinib; probado en GIST de tercera líneamPFS con imatinib, 1,8 meses; con placebo, 0,9 mesesLas toxicidades de grado 3 o superiores incluyeron anemia, fatiga e hiperbilirrubinemia.

Abrir en una ventana separada

Abreviaturas: EA, evento adverso; ALL, leucemia linfocítica aguda; ALT ‐ GIST, tumor del estroma gastrointestinal de régimen alterno; CBR, tasa de beneficio clínico; CML, leucemia mieloide crónica; CPK, creatinina fosfoquinasa; CR, respuesta completa; GIST, tumor del estroma gastrointestinal; KI, inhibidor de quinasa; MAPK, proteína quinasa activada por mitógenos; mOS, mediana de supervivencia global; mPFS, mediana de supervivencia libre de progresión; SG: supervivencia global; PD ‐ 1, proteína 1 de muerte celular programada; SLP: supervivencia libre de progresión; PPES, síndrome de eritrodisestesia palmoplantar; PR, respuesta parcial; SD: enfermedad estable.

Otros inhibidores de la cinasa utilizados en diferentes tipos de cánceres y probados en pacientes con GIST avanzados incluyen cabozantinib, sorafenib, nilotinib, dasatinib, pazopanib y ponatinib  ​(Tabla 2).

 Con la aprobación de ripretinib, no está claro si continuará el uso de este tipo de inhibidores. 

Sin embargo, los resultados preliminares prometedores con cabozantinib pueden proporcionar a los pacientes una opción de tratamiento adicional.

La combinación de imatinib e interferón mostró una eficacia prometedora en un pequeño número de pacientes, mientras que la combinación de imatinib y buparlisib, inhibidor de la fosfoinositida 3-quinasa, no tuvo ningún efecto como tratamiento de tercera línea.

Las terapias cíclicas, como la alternancia rápida entre imatinib y regorafenib o entre sunitinib y regorafenib, han demostrado solo beneficios modestos, pero pueden ser opciones para la atención individualizada del paciente. 

La reexposición a imatinib como terapia de tercera línea extendió la supervivencia libre de progresión de los pacientes, pero no fue tan eficaz como regorafenib como opción de tercera línea.

CONCLUSIONES

El algoritmo de tratamiento tradicional para los GIST avanzados ha sido imatinib como tratamiento de primera línea, sunitinib como tratamiento de segunda línea y regorafenib como tratamiento de tercera línea. 

Ahora, sin embargo, el panorama del tratamiento de GIST está en evolución, y los pacientes con PDGFRA exón 18 mutaciones D842V tienen la opción de recibir avapritinib como terapia de primera línea. 

Además, los pacientes que progresan con imatinib, sunitinib y regorafenib ahora tienen la opción de recibir ripretinib como terapia de cuarta línea.

 Con la amplia eficacia de ripretinib y el perfil de seguridad favorable, esta terapia tiene el potencial de alterar el algoritmo de tratamiento actual, ya que se está investigando como una terapia de segunda línea versus sunitinib en un estudio aleatorizado .

Aunque estas son las terapias aprobadas actualmente, se están investigando varias estrategias alternativas que podrían avanzar aún más en la atención individualizada de los pacientes con GIST avanzados. 

Sin embargo, con todas las terapias, el manejo efectivo de los Efectos Adversos y la atención de apoyo son cruciales para garantizar la longevidad del tratamiento y el máximo beneficio clínico. 

Con opciones de tratamiento en evolución y una gestión eficaz de la toxicidad, los pacientes con GIST avanzados viven más tiempo que nunca.

texto integro y original

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8252111/?fbclid=IwAR1ZNkoWyrXlEapIoKPw5l0EKaP_W1LyWo0s_G7X3ebB6TagsIm9W81sB4Y#cncr33630-bib-0061

nota de colectivogist

Los pacientes de GIST con mutaciones :

SDH deficiente, RAF V600E, NF 1, RAS, PI 3K, IGF-1R, TRK fusion

Deberían ser evaluados en un Centro de Referencia

Por el acceso rápido a los medicamentos oncológicos, también por esto tenemos que luchar las asociaciones de pacientes

16 Jul

Sanidad aprobó en 2019 un 34% menos medicamentos oncológicos que en 2018. Y la demora cada vez va a más: ya son 413 días lo que aguardan los pacientes a que estén disponibles. Los alemanes, 121

«de nada sirve desarrollar el mejor medicamento si este no llega al paciente que lo necesita»

El informe «Indicadores de acceso a terapias innovadoras en Europa», que revela que nuestro país sólo financia el 53,95% de los fármacos de reciente aprobación (en general, no sólo los oncológicos) frente al 88% de Alemania o el 75% de Italia. Es decir, que España es el país europeo de los cinco grandes mercados (Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España) con peores datos de acceso a la innovación. Ahora bien, el problema es que esta situación, lejos de resolverse, se está acusando en los últimos años. Especialmente desde que se desató la Covid-19, pese a que no tendría que haber influido. Así, España se ha convertido en uno de los países que más tarda en aprobar medicamentos innovadores, lo que supone que muchos de los pacientes que podían haberse beneficiado de ellos no lo han hecho, con la consiguiente pérdida de calidad y esperanza de vida.

.

El coste, el motivo

Esta realidad afecta a los nuevos medicamentos en general, pero es aún más llamativo en el caso de los tratamientos oncológicos. En este sector, la disponibilidad media europea es un 9% más alta para los medicamentos oncológicos que para todos los fármacos aprobados; sin embargo, el tiempo medio de disponibilidad para los productos oncológicos es dos meses más lento. ¿Por qué? «Sencillamente porque son más caros, es un tema económico puro y duro»

La demora promedio entre la autorización de comercialización y el acceso del paciente a los tratamientos de Oncología varía de cuatro meses a más de 2,5 años en Europa. Únicamente cinco países tienen ya disponibilidad para todos los medicamentos oncológicos aprobados centralmente en 2019: Austria, Dinamarca, Alemania, Suiza, Inglaterra.

Destaca el caso de Alemania, el único estado miembro que ha autorizado el 100% de los fármacos contra el cáncer aprobados en Europa de los últimos cuatro años. O Inglaterra, que ha mejorado los últimos cuatro años hasta aprobar en 2018 y 2019 el 100%

Pero, ¿Cuál es la situación de España? Pues bien, mientras que la EMA dio luz verde a 41 fármacos oncológicos en cuatro años, España sólo 24 (puesto 17). Es decir, similar a la media europea, que se sitúa en el 58% (España, 59%). Pero mientras ocho países mejoraron en 2019 (a los que hay que añadir Alemania e Inglaterra por autorizar el 100%), España, de nuevo, es uno de los países que más empeoró en 2019, junto a Italia, Escocia, Bélgica, Islandia, Eslovaquia y Lituania.

«No sólo no aprobamos, que ya es de por sí grave, sino que cuando se autorizan no se aplican. Es decir, si Europa dice que un fármaco tiene que entrar en España, nuestro país no puede decir que no, pero puede no financiarlo. Hace unos años esto no sucedía con fármacos oncológicos. Ahora, sí»

La situación se repite en el caso de los medicamentos huérfanos. «Reino Unido, Italia y Francia tienen una disponibilidad muy baja de ellos, tan sólo aprobaron el 40% de estos fármacos autorizados a nivel europeo. Pero es que en España, ninguno», explican fuentes del sector. ¿El motivo? El coste, son tratamientos en los que la partida de financiación es complicada de negociar, al ser pocos los que los necesitan.

El camino de un nuevo fármaco hasta el paciente pasa por dos fases principales.

La primera se abre con su aprobación por las autoridades europeas y la segunda es la  fijación de su precio para la sanidad pública española, un proceso en el que participan Gobierno Central y la Comunidades, y que puede durar hasta un año.

Aunque la SEOM ve estos plazos “demasiado largos” y cree que “deberían acortarse”, la entidad pone más el foco en la segunda fase.

“Una vez ya está aprobado, son las Comunidades las que deben autorizar su uso en los hospitales”

Y lo que vemos es que la variabilidad es enorme.

En un 42% de los casos, son las comunidades las que deciden, pero en el resto es cada hospital el que lo hace. Son demasiados centros de decisión y la heterogeneidad del resultado no está muchas veces justificada por criterios clínicos, sino burocráticos y económicos. 

La SEOM pone el foco en lo que denomina “barreras”. Mientras en algunos hospitales la aprobación es muy rápida, apenas unas semanasen otros la toma de decisiones se retrasa hasta los tres años.

La mediana, según el fármaco, va de 5 a 17 meses, lo que hace que la totalidad del proceso desde Bruselas al servicio de oncología de cada hospital  se llegue a prolongar hasta 4 años

Una de estas barreras es la decisión de aprobar indicaciones más restrictivas —el fármaco se utilizará en menos pacientes— que los “establecidos en su comercialización en España”.

Otra se produce cuando a pesar de que los oncólogos apuesten por un tratamiento y el órgano competente en el hospital decida sustituirlo por otro con la misma indicación. “Muchas veces esta decisión se toma por inercias burocráticas”, lamenta Rodríguez-Lescure. “Es necesario sistematizar y homogeneizar todo el proceso para que no afecte a la equidad”, añade.

en el año 2014, los colectivos

  • Grupo Español de Investigación en Sarcomas GEIS
  • Asociación Española de Afectados por Sarcomas AEAS
  • Fundación Mari Paz Jiménez Casado
  • Colectivo GIST
  • Federación Española de Padres de niños con cáncer
  • Grupo Español de Pacientes con Cáncer GEPAC
  • Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátricas SEHOP

ya enviamos y discutimos con el Ministerio de Sanidad el documento elaborado por el doctor Martin Broto, siendo presidente de GEIS:

ENLACE:

Problemática de las Enfermedades Neoplásicas Raras (ENR) en España

Es una necesidad volver a plantear al Ministerio el deterioro de la situación y exigir el acceso rápido a los fármacos oncológicos.

Los pacientes de Gist tenemos pendiente de aprobación en España Avapritnib para GIST con mutación PDGFRA D842V, aprobado ya en EE.UU. y en la Unión Europea y Ripretinib, como cuarta linea de tratamiento, aprobado solamente en EE.UU. y pendiente de aprobación en la Unión Europea y en España.

De momento , los pacientes de GIST de España , pueden acceder a estos fármacos como “uso extendido”.

“punto de encuentro y de información de los pacientes de gist”

MicroGist, mi decisión: cirugía 13 de julio, día Internacional de la concienciación del sarcoma GIST.

12 Jul

Isabel acompañada de sus hijos

          Un día de estas pasadas Navidades mis hijos bromeaban conmigo diciéndome entre risas “¿mamá estás enferma, te pasa algo?”. Yo había hecho una deliciosa tortilla de patata que nos encanta a todos y no la probé, lo que les extrañó mucho. Llevaba días inapetente, “rara”. Por la tarde me empezó a doler el abdomen, en el lado derecho y toda la zona del estómago. Hace 25 años había tenido 3 serios episodios de diverticulitis aguda con ingresos hospitalarios de 10 días y aunque desde entonces había estado asintomática, me asusté. No les dije nada y me fui a urgencias sola, pensando en los divertículos o en una apendicitis ya que, esta vez, el dolor no era en la fosa ilíaca izquierda como las otras ocasiones, era en el lado derecho.

          Me exploró un cirujano amigo y me mandó hacer un TAC (sin contraste) en el que no se apreció inflamación, tampoco leucocitosis en los análisis pero, por precaución, me mandó tomar antibióticos 8 días y me dijo también que volviese si me seguía doliendo. Soy de MUFACE y aún no se, ni sabré nunca que “ángel de la guarda” me estaba protegiendo porque, a los tres días, recibo una extraña llamada del hospital donde me informan de que tengo una cita con otro cirujano, me quedé extrañada porque nunca me había ocurrido algo así.

          Acudo a la cita y el nuevo cirujano, al que yo no conocía y con el que no había pedido cita, me dice que no está tranquilo con el diagnóstico y que prefiere que me haga, un TAC con contraste porque, tras los divertículos, podría esconderse “algo” que era mejor descartar. Siempre me preguntaré quién concertó esa cita que a la larga, me salvó la vida. Me mandó también una colonoscopia. En el TAC con contraste, que estuve a punto de no hacerme por no acumular radiación, me detectan diverticulosis sin síntomas inflamatorios y un “dudoso nódulo en el estómago de 1,4cm.” El cirujano me dice que, seguramente, se trata de un pliegue del estómago y que es muy difícil detectar “algo” tan pequeño en un estómago que se mueve continuamente. Por suerte para mi, decide hacerme una gastroscopia donde ya se confirma el nódulo y se efectúa una biopsia.

En la biopsia se dice que en el tejido de la muestra no se aprecian signos de malignidad, pero que  toda la muestra era de tejido mucoso, y no contiene  tejido submocoso. Yo me quedé tranquila, por desconocimiento, ante la no malignidad.

Al volver a consulta, me sorprende de nuevo el cirujano diciéndome que quiere que me realicen una gastroendoscopia y un Paff para descartar que realmente no haya nada maligno.

Ahí los resultados fueron contundentes, era un gist, de 1,4 cm, con un bajo índice mitótico del 1% pero a 1 cm de distancia del cardias. La palabra gist apareció en mi vida.

A partir de ahí empezó lo peor. Yo empecé a informarme y descubrí al Colectivo Gist. Enseguida varias personas, me dieron información precisa, basada en su experiencia y sobre todo, me dieron muchos ánimos cuando en la siguiente visita al cirujano, me dijo que, por la ubicación, mi gist no era operable y me propuso  hacer seguimiento. Me indicó que volviese dentro de un año y que me mandaría una nueva gastroendoscopia para ver si había crecido.

Entré en shock, ¿cómo me podía decir que volviese dentro de un año teniendo un sarcoma? Me asaltaron mil preguntas ¿dentro de un año será menor? Evidentemente NO. ¿Tendrá menor índice mitótico, estará mejor situado? Si ahora es difícilmente operable, ¿será más fácil dentro de un año, cuando presumiblemente haya crecido? Todas mis respuestas eran negativas.

Doctor Ricardo Cubedo

Ante ello, decidí pedir una consulta en la clínica Anderson, con el Dr. Cubedo, experto en Sarcomas-GEIS. La consulta fue brevísima, en cuanto vio los informes me dijo, “opérate cuanto antes, busca a alguien que se atreva a hacerlo, el gist solo se cura operando y que te pidan un estudio de mutaciones”. También me dijo que de no haberlo descubierto ahora, en tres años estaría con metástasis .

Volví a Valladolid y enseñé su informe a varios cirujanos, todos me decían igual, que el dr. Cubedo no era cirujano y su visión era diferente. Que si me operaba, podría sufrir las consecuencias toda la vida. Estenosis de esófago que seguramente tendrían que dilatarme después, reflujo, posibles vómitos cada vez que comiese…Estaba aterrada. No me decían más que cosas terribles para disuadirme de la operación. Yo buscaba información y de nuevo, el Colectivo me fue de una ayuda inmensa. Muchas personas que ya estaban operadas y con gist mayores que los míos, me animaron a buscar un cirujano que me operase y posteriormente un oncólogo especialista en sarcomas.

Tras días de búsqueda incansable y noches sin dormir me di cuenta que mis posibilidades en Valladolid eran pocas. Así descubrí al Doctor Meneu, jefe de cirugía digestiva de la clínica Ruber y premio nacional de cirugía 2021.

Doctor Juan Carlos Meneu

De nuevo mi mala suerte y la buena de la mano. Tengo un gist / es pequeño y no tengo metástasis. Me dicen que no es operable, pero descubro al Dr. Meneu, una eminencia, pido cita con él y me la dan a los dos días.

Fui a Madrid muerta de miedo y salí de su consulta convencida de que había encontrado a la persona adecuada. Todo fueron facilidades, me dijo que mi vida no iba a cambiar en NADA, que todo iba a salir bien y que el gist había que quitarlo cuando antes, hasta el punto que preparó todo, análisis, radiografías, phmetría, manometría en una semana y en 8 días estaba operada.

Me infundió tanta confianza desde el primer momento, que entré a quirófano supertranquila. Me operaron  el 14 de mayo, una gastrectomía parcial, retiraron todo fundus, el gist estaba allí, no pegado al cardias como me habían dicho en Valladolid. En 3 horas estaba en la habitación sin un solo dolor. Así seguí los 4 días que estuve ingresada. Me levantaron esa misma tarde y al día siguiente ya estaba con dieta líquida, que toleré perfectamente. A los 3 días ya me trajeron purés, que seguí tolerando estupendamente. A la semana tuve la primera revisión y  me dijeron que podía empezar ya con dieta blanda. Les pregunté bromeando si podía tomar  tortilla de patata y para mi sorpresa, me dijeron que ¡claro que si !. Nada más bajar a la calle, en la primera terraza que encontramos, mi hijo y yo nos tomamos ese trozo de tortilla que no pude tomar en Navidad. Estábamos felices. Los cirujanos me dijeron que con un 99% de probabilidades, estaba curada. A los 15 días comía ya de todo y lo celebramos con el mejor pastel que he tomado nunca, al menos, así lo percibí.

El análisis anatomo-patológico del tumor confirmó lo que ya sabíamos, positividad a c-kit , 1.4 cm  por 1,3 cm de tamaño y 1 mitosis/ 5 mm2..

Doctor Antonio Cubillo

Pero de nuevo tengo que agradecer al colectivo Gist su información sobre la importancia de hacer un estudio de mutaciones, ya que en la Ruber no se hacían ni se tenía conocimiento de su importancia. Gracias a mi información, busqué un oncólogo experto en sarcomas que cubriese mi seguro médico para que me hiciesen el estudio mutacional. Así llegué al Doctor Antonio Cubillo, miembro del grupo GEIS, que me atendió con una tremenda amabilidad y me confirmó la importancia del estudio de mutaciones, aún en un caso como el mío, considerado de bajo riesgo. Ya las tengo realizadas, pero quiero resaltar mi sorpresa al ver que, a pesar de haberme dicho que podía considerarme curada, me indicó que deberé realizarme controles con TAC (Cabeza, tronco y Abdomen) y analítica cada 3 meses durante dos años. Luego ya podré espaciar los controles.

Isabel a los 10 días de la operación!! En la primera revisión, me dijeron que ya podía comer tortilla y no me lo podía creer!!

Esto me hace pensar en la agresividad de un gist, a pesar de ser de bajo riesgo. No se puede bajar la guardia, me dijo. Y eso es lo que quiero trasmitir a todas las personas que se encuentren en un caso parecido al mío. Que no se rindan, que no se limiten a aceptar que un cirujano les diga que se  les va a hacer seguimiento cada año. Los verdaderos expertos, hacen los controles cada tres meses, después de estar operada. Al Igual que yo he tenido muchísima ayuda e información del Colectivo, me gustaría que mi experiencia pueda ayudar a otras personas.

Muchísimas gracias por haber creado este Colectivo Gist que aporta luz cuando más perdidos estamos.

Y gracias a todos los que me habéis informado y contestado siempre.............

Isabel Martín Valdés

MAS INFORMACIÓN SOBRE MICROgist EN NUESTRO BLOG:

https://colectivogist.wordpress.com/category/microgist/

"PUNTO DE ENCUENTRO Y DE INFORMACIÓN DE LOS PACIENTES DE GIST"

13 de julio: Día internacional de la Concienciación del sarcoma GIST 2021. En el mes dedicado al sarcoma & GIST dos proyectos a poner en valor en España : “la Caravana del Sarcoma” y el “Proyecto Imperas”.

5 Jul

13 de julio,

Día Internacional de la Concienciación del sarcoma GIST

#GISTAwarenessDay

#SarcomaAwarenessMonth

#MesdelaConcienciacióndelSarcoma

A pesar de todo el trabajo realizado por las asociaciones de pacientes, por los grupos profesionales, por nuestros médicos e investigadores, por todos vosotr@s, todavía existe una gran falta de educación y conciencia dentro de la comunidad médica y el público en general sobre el GIST. 

El objetivo final del GIST Awareness Day es atraer tanta atención sobre GIST  que  ya no sea visto como un cáncer sarcoma tan "raro".

 El Día de la Concienciación del GIST queremos que sea  como la cumbre anual de nuestros esfuerzos de educación, sensibilización y defensa, y brinda a quienes están fuera de la comunidad GIST la oportunidad de aprender y prestar su apoyo a esta importante causa.

LA HISTORIA

En el verano de 2013, LA ASOCIACIÓN INTERNACIONAL DE PACIENTES DE GIST- de la que colectivogist de España forma parte- https://liferaftgroup.org/ (LRG) lanzó su  campaña Rare 13 , destacando los diversos rostros de GIST y llamando la atención sobre el hecho de que 13 personas son diagnosticadas con GIST todos los días (¡y eso solo dentro de los Estados Unidos!), ¡¡¡2 al día en España!!!

La campaña Rare 13 fue tan exitosa que al año siguiente decidimos que era hora de que GIST pasara a ser el centro de atención y tuviera su propio día internacional de reconocimiento.

El domingo 13 de julio de 2014 celebramos el primer Día Internacional de la Concienciación del GIST. 

S

¿POR QUÉ EL 13 DE JULIO?

Julio es el Mes de Concienciación del Sarcoma . Como GIST es el tipo más común de sarcoma, queríamos alinearnos con esta celebración establecida para llamar la atención sobre este grupo de cánceres  raros en el que nos encontramos.

Celebrar el día 13 del mes es una referencia a la   campaña Rare 13 , que sirvió como la plataforma de lanzamiento para este día.

¿Qué son los sarcomas?

pincha enlace:

http://www.grupogeis.org/es/que-son-los-sarcomas

¿que es un gist?

pincha enlace:

https://colectivogist.wordpress.com/10202-2/

ColectivoGistEspaña, junto a las organizaciones de pacientes con GIST de América Latinahttp://alianzagist.net/ – y de EE.UU.-https://liferaftgroup.org/ en el día Internacional de la Conciencia de Gist, este año queremos resaltar la importancia de que todo paciente GIST cuente con una prueba o estudio mutacional (biomarcadores) que le permita identificar el tipo de mutación de su tumor y con ello, guiar al oncólogo en el mejor tratamiento disponible.

#EsAhora

#EstudiosMutacionales

#GISTAwarenessDay

#ItsTime

#TimeToGetTested

ADEMAS, SEGUIMOS LUCHANDO CADA DÍA POR LA :

EQUIDAD EN EL TRATAMIENTO DE TOD@S L@S PACIENTES

  • equidad para diagnósticos rápidos y correctos
  •  
  • equidad para recibir los tratamientos necesarios

  • equidad para el acceso a los Centros de Referencia

  • equidad para el acceso a todo el arsenal de fármacos disponibles

  • equidad para el acceso a los ensayos clínicos

Una campaña de 

lrg2

https://liferaftgroup.org/

alianza

http://alianzagist.net/

gist-espac3b1a




En el mes dedicado al sarcoma&GIST dos proyectos a poner en valor en España : "la Caravana del Sarcoma" y el "Proyecto Imperas"

 Dra. Cleofé Romagosa: Anatomía patológica, especialista en sarcomas, Vall d’Hebron. Sociedad Española de Anatomía Patológica SEAP_IAP
Dra. Claudia Valverde: Oncóloga médica del Hospital Vall d’Hebron especialista en sarcomas e investigadora del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO).Presidenta del grupo GEIS.

Queremos resaltar y agradecer, en el mes internacional dedicado a la concienciación sobre el  sarcoma, el trabajo que estan desarrollando en España el el Grupo Español de Investigación del Sarcoma GEIS, y la Sociedad Española de Anatomía Patológica SEAP_IAP ,  que lideran los proyectos IMPERAS y "la Caravana del Sarcoma" que  pretenden propiciar la mejora del diagnóstico y el tratamiento del sarcoma para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

la caravana del sarcoma

El sarcoma es un tipo de cáncer considerado “raro” que puede originarse en los huesos o en los tejidos blandos del cuerpo y que afecta a 1 de cada 20.000 españoles.

Actualmente, se realizan tratamientos incorrectos en, aproximadamente, el 70% de los casos y hasta un 40% de los diagnósticos son erróneos.

De media, una persona con sarcoma espera 5 años hasta que le diagnostican la enfermedad y su experiencia se describe como una de las peores entre pacientes oncológicos.

En 2017 en Europa se publicó la Lista de control de políticas relativas a sarcoma. En base a ella, se han identificado las prioridades y necesidades específicas de España, y los pacientes y médicos hemos trabajado juntos para desarrollar una Hoja de ruta que se ha presentado ante el Ministerio de Sanidad.

Se han identificado tres prioridades que harían que los diagnósticos erróneos y los tratamientos incorrectos disminuyeran:

1. Centros de Referencia (CR)


Establecer protocolos y circuitos de actuación desde la atención primaria y dotar de recursos a los CR para mejorar su eficacia.

http://www.grupogeis.org/es/quienes-somos/centros-de-referencia

2. Circuito de derivación y modelo de tratamiento


Implementar un circuito rápido de derivación y un protocolo de tratamiento adecuado para los pacientes con sarcoma en los hospitales.


El paciente puede ser tratado en cualquier hospital, pero el abordaje desde el CR mejora el pronóstico. La derivación temprana de pacientes a un Centro de Referencia ahorraría mucho dinero a las Comunidades Autónomas.

3. Red de patólogos. PROYECTO IMPERAS


Desarrollar un modelo de Red de patólogos expertos para mejorar la calidad diagnóstica del sarcoma. Esta necesidad surge como respuesta para reducir los diagnósticos erróneos que provocan que el proceso hacia el tratamiento se alargue. Un diagnóstico temprano es parte imprescindible de la solución.

TODAS ESTAS PROPUESTAS presentado al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y que se está presentando en todas las Consejerías de Sanidad de las CC. AA., en lo que venimos denominado “la caravana del sarcoma”.

Las ultimas reuniones se han celebrado en la Comunidad de Murcia– abril 2021-, Santiago Gil asistió en representación de ColectivoGist y en la Comunidad de Baleares-mayo-2021- , Paqui Galmes asistió en representación de ColectivoGist.

Aquí podéis leer el historial de reuniones de la “caravana del sarcoma”

https://colectivogist.wordpress.com/category/caravana-del-sarcoma/

Dra. Claudia Valverde

Todas las reuniones que se estan celebrando tanto con el Ministerio de Sanidad como con las  las Consejerías de Sanidad de las Comunidades Autónomas, estan siendo coordinadas y presididas por la doctora Claudia Valverde,  Hospital Universitario Vall’ Hebron y presidenta del Grupo Español de Investigación del Sarcoma GEIS.

RESUMEN de los que estamos presentado  al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y en todas las Consejerías de Sanidad de las CC. AA., en lo que venimos denominando “la caravana del sarcoma” para la mejora del diagnóstico y el tratamiento del sarcoma para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Criterios de derivación  a un centro de Referencia:

Centro Coordinador y Promotor del estudio

Coordina el Proyecto IMPERAS

Doctora Cleo Romagosa

@CleoRomagosa

Sobre IMPERAS

Estudio del IMPacto En supervivencia y calidad de vida de la Revisión centralizada del diagnostico Anatomopatológico en Sarcomas de partes blandas.

Los sarcomas de partes blandas son un grupo de tumores relativamente poco frecuentes, pero afectan según datos oficiales a más de 2000 pacientes al año en España.

Se trata de tumores muy agresivos y difíciles de diagnosticar, ya que existen más de 70 tipos distintos y saber de cuál se trata resulta verdaderamente complejo; por este motivo los médicos que llevan a cabo dicha labor, los anatomopatólogos, deben contar con amplia experiencia y disponer de herramientas muy especializadas.

Desgraciadamente muchos hospitales públicos españoles no disfrutan de dichas dotaciones ni cuentan con anatomopatólogos especializados en sarcomas, por lo que les resulta muy complicado diagnosticar este tipo de tumores.

Uno de los objetivos principales del proyecto es minimizar los errores diagnósticos de los sarcomas, para ello durante los dos primeros años del proyecto registraremos todos los casos diagnosticados en España.

Será a partir del segundo año cuando los hospitales no especializados, una vez detecten un sarcoma, enviarán una muestra del tumor al hospital especializado o de referencia más cercano, donde se obtendrá un segundo diagnóstico, confirmando o corrigiendo el diagnóstico inicial.

De esta manera aseguramos el mejor diagnóstico del tumor y en consecuencia el tratamiento más acorde a la enfermedad del paciente.

Posteriormente, compararemos los datos de supervivencia y calidad de vida entre los pacientes reclutados el primer año (método convencional) y los del segundo año (revisión diagnóstica centralizada), para demostrar el impacto de esta intervención.

Por último, se realizará un estudio de coste-efectividad para aportar toda la información necesaria para su posterior implementación desde organismos públicos.

Este proyecto, en definitiva, pretende demostrar en impacto de la centralización del diagnóstico anatomopatológico en la supervivencia y calidad de vida de los pacientes con sarcomas.

Los resultados esperados prevén una mejora del 40% en los errores diagnósticos, lo que esperamos que se traduzca en un aumento en la supervivencia y calidad de vida de los pacientes, debido a un mejor tratamiento, y en una reducción del coste global por paciente, al minimizar los errores y en consecuencia los tratamientos innecesarios.

Esto sin duda beneficiará al paciente, así como a la sociedad en general. El objetivo final es generar información para orientar a las autoridades sanitarias en la toma de decisiones sobre la organización del diagnóstico y tratamiento e enfermos con sarcomas en España.

Nos complace informar que ya hemos presentado el Proyecto IMPERAS en todas las comunidades

El Estudio del IMPacto En supervivencia y calidad de vida de la Revisión centralizada del diagnóstico Anatomopatológico en Sarcomas de partes blandas más conocido como: Proyecto IMPERAS, nace para dar solución a una problemática: La dificultad en relación al diagnóstico de los sarcomas.

De aquí la importancia de crear una red de patólogos expertos que cuenten con las herramientas necesarias para ofrecer el mejor diagnostico posible a todos los pacientes.

A día de hoy el proyecto sigue creciendo, participan ya más de 120 hospitales de toda España y va en aumento, el proyecto IMPERAS es oficialmente uno de los proyectos más estratégicos del grupo español de investigación en sarcomas (GEIS)

Nos gustaría agradecer la gran acogida que hemos tenido en cada una de las presentaciones, el nivel de implicación mostrado, las ganas de los participantes actuales y futuros por hacer crecer y creer en IMPERAS para mejorar así la vida de tantas personas; y por supuesto, la perseverancia de los colaboradores por sacar adelante un proyecto de esta envergadura en los tiempo que corren, adaptándose en todo momento a las circunstancias sin darse por vencidos.

Con las presentaciones del proyecto  en las comunidades acabadas, esperamos poder multiplicar los centros inscritos y así crear una gran Red Nacional de Patólogos para el diagnóstico del sarcoma, unificando criterios y creando protocolos consensuados para mejorar el diagnóstico desde el inicio,  y poder aplicar una mejor estrategia terapéutica para así, mejorar la supervivencia y calidad de vida de los pacientes con sarcoma.

Si tenéis preguntas, sugerencias o queréis participar en el proyecto, podéis contactar con nosotros a través del formulario web. ¡Os esperamos!

https://www.proyectoimperas.com/

juntos contra el sarcoma

#GISTawrenessday

#SarcomaAwarenessMonth

#MesdelaConcienciacióndelSarcoma

PUNTO DE ENCUENTRO Y DE INFORMACION DE LOS PACIENTES DE GIST"

Para nuevos pacientes : ¿ Como se diagnostica GIST?

1 Jul

Cómo se diagnostica el GIST

El proceso de identificación de una enfermedad se conoce como diagnóstico. Para detectar y diagnosticar un tumor del estroma gastrointestinal (GIST):

1.- El médico llevará a cabo exámenes y pruebas específicos, incluida la obtención de un historial médico detallado y la realización de un examen físico completo.

2.- Si se sospecha una masa, las pruebas de imagen como la tomografía computarizada, la resonancia magnética o la endoscopia ayudarán a identificar el área sospechosa y pueden indicar si la enfermedad se ha propagado.

3.- Las pruebas de imagen por sí solas no pueden determinar si la masa es GIST. La forma más segura de saberlo es obteniendo y estudiando células extraídas de la masa mediante una biopsia.

Las biopsias se realizan a veces en el momento de la cirugía (biopsia quirúrgica), pero en muchos casos las biopsias se realizan antes de la cirugía; a veces, las biopsias pueden realizarse durante una endoscopia (biopsia endoscópica). En algunos casos, se introduce una aguja (aspiración con aguja fina (FNA) biopsia a través de la piel y dentro del tumor sospechoso. Las biopsias deben realizarse con cuidado para no romper el tumor, lo que podría provocar una hemorragia o aumentar el riesgo de propagación del cáncer.

4.- Cuando se encuentra un tumor y se obtiene una muestra mediante una biopsia, un patólogo realizará un examen histológico. Este es el proceso de observar la muestra del presunto tumor bajo un microscopio para determinar la malignidad.

Una vez que el patólogo tenga el tejido, observará varias cosas, como el aspecto de las células. También aplicará tinciones especiales al tejido. Estas tinciones informan a los patólogos de la presencia o no de determinadas proteínas en la célula, lo que ayuda a confirmar el diagnóstico de GIST. Otras pruebas especializadas, como las pruebas mutacionales, pueden ayudar a identificar el subtipo de GIST y son requeridas por las normas actuales, como las directrices de la NCCN y la EORTC.

pincha el enlace de abajo !!!!

El Grupo Español de Investigación en Sarcomas-GEIS– y el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, está poniendo en marcha un proyecto de determinación molecular de muestras de tumores del estromagastrointestinal -GIST– dirigido a detectar mutaciones en los genes KIT o PDGFRA, basada en la metodología validada de amplificación del ADN y secuenciación.

El objetivo de este proyecto es poder proporcionar un servicio de carácter totalmente asistencial y gratuito para aquellos centros que no tengan acceso a dichas determinaciones, para que el oncólogo tratante del paciente tenga la información necesaria para tomar las mejores decisiones de acuerdo a las guías de práctica clínica existentes.

Contacto para los centros interesados en enviar muestras:

adriana.crc@grupogeis.org

La determinación se realizará en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona

5.- Se emitirá un informe patológico para su médico. Le aconsejamos encarecidamente que obtenga y conserve una copia del informe. La información contenida en el informe puede ayudar a estimar la probabilidad de una reaparición del GIST después de la cirugía. Su informe de patología es clave para entender el GIST. He aquí una guía sencilla sobre cómo leerlo: La clave para entender su informe de patología.

pincha el enlace de abajo !!!!

Informe del patólogo

Detalles del diagnóstico

En la sección siguiente se ofrecen más detalles sobre el diagnóstico del GIST. Identificar el tipo de célula a partir del cual se ha desarrollado un cáncer es un arte especializado. Los médicos que hacen estos juicios son los patólogos, y su trabajo es absolutamente crítico. El oncólogo depende del patólogo para ayudar a determinar el tipo de cáncer, de modo que pueda planificar el mejor curso de tratamiento.

La patología y el diagnóstico de los GIST son ahora bien conocidos. Dada la importancia de la tarea del patólogo, los pacientes con GIST recién diagnosticados pueden considerar la posibilidad de obtener una segunda opinión de sus informes patológicos (a menos que la patología haya sido realizada inicialmente por un patólogo con mucha experiencia en GIST). Si bien muchos patólogos pueden diagnosticar con precisión el GIST ahora, predecir el comportamiento del GIST puede ser difícil. La experiencia es importante en este caso. Un equipo de médicos y patólogos con experiencia en GIST suele ser más capaz de desarrollar e implementar un plan de tratamiento específico basado en la situación única de cada paciente.

Las tinciones ayudan al patólogo a identificar y comprender el GIST. El panel F muestra una fuerte tinción de KIT.

Di Vizio et al.

Se preparan muestras de tejido del procedimiento de biopsia, de las que se cortan finas capas de secciones de tejido y se montan en portaobjetos para su tinción y examen al microscopio.

Uno de los métodos que utiliza el patólogo para clasificar los tejidos se llama inmunohistoquímica (IHC). Mediante esta técnica, el patólogo aplica varios anticuerpos a los tejidos. Cada anticuerpo se une a características específicas (proteínas) de la superficie celular. El anticuerpo más importante que se aplica cuando se sospecha de un GIST es el anticuerpo KIT. Cuando estos anticuerpos se unen a su objetivo específico en la superficie celular, producen una “mancha” o un cambio de color en la muestra de tejido. Así, cuando se aplica el anticuerpo KIT, si la superficie de la célula tiene la proteína KIT presente en la superficie, la muestra se “teñirá positivamente”. Esto es lo que se conoce como “KIT positivo”, que significa que esta célula tiene receptores KIT en su superficie.

Salvo raras excepciones, los tumores GIST se tiñen de forma positiva para KIT. Esto significa que la célula está fabricando o utilizando la proteína KIT. En el caso de KIT, esta proteína es un receptor. DOG1 es incluso un anticuerpo ligeramente más específico para identificar GIST. Las directrices de tratamiento actualizadas este año (2019) ahora requieren la prueba de SDHB para todos los pacientes recién diagnosticados con tumores de estómago y también debe hacerse para los pacientes con pruebas mutacionales parciales que no tenían ninguna mutación en KIT y PDGFRA (KIT/PDGFRA WT), pero no tenían más pruebas mutacionales.

Basándose en la tinción inmunohistoquímica, las propiedades de las células GIST pueden resumirse como sigue:

1.- KIT positivo – alrededor del 95% de las veces (se puede utilizar el término c-Kit o CD117 en lugar de KIT).
2.- DOG-1 positivo – alrededor del 98% de las veces
3.- CD34 positivo – entre el 60% y el 70% de las veces
4.- SMA (actina de músculo liso) positiva – entre el 30% y el 40% de las veces.
5.- Desmina positiva – muy rara – menos del 5%
6.- Caldesmon – alrededor del 80%
7.- S-100 positivo-5%+
8.PKC theta (PKCθ) se expresa en casi todos los GIST, pero esa prueba puede no estar disponible.
9.- La inmunotinción SDHB (subunidad B de la succinato deshidrogenasa) es necesaria para caracterizar aún más KIT/PDGFRA WT (no tiene una mutación en los genes KIT o PDGFRA). Una tinción negativa determina la pérdida o ausencia de la proteína SDH en el tumor (deficiencia de SDH).

En aproximadamente el 4% de los casos KIT es negativo por IHC. Estos casos negativos para KIT probablemente tienen células que no tienen el mismo aspecto que la mayoría de las células GIST y pueden contener mutaciones del PDGFRA (receptor del factor de crecimiento derivado de las plaquetas alfa) (Antonescu, 2008).

Nota: Hay una distinción importante entre GIST negativo para KIT por IHC y GIST negativo para mutación de KIT. La IHC es una prueba que tiñe la proteína mientras que una prueba de mutación busca una mutación en un gen específico (KIT, PDGFRA, BRAF, etc). Incluso cuando no hay una mutación en el gen KIT, un GIST casi siempre expresará la proteína KIT. Dado que referirse a negativo o positivo suele confundirse con términos similares a los de la IHC, preferimos no referirnos a los resultados de las pruebas de mutación como positivos o negativos y los términos preferidos son mutado o no mutado.

Utilizando el análisis genético molecular

Las pruebas genéticas moleculares son el análisis del ADN de la muestra del tumor. En el caso de los GIST, también es una técnica clínicamente útil que puede afectar a la elección de terapias por parte del oncólogo. El análisis genético molecular de los GIST es importante debido a la disponibilidad de terapias farmacológicas dirigidas específicamente a las quinasas del receptor KIT/PDGFRA. Estos fármacos pertenecen a la clase de los inhibidores de la tirosina quinasa (TKI), como imatinib, sunitinib y regorafenib.

Aproximadamente el 85% de los GIST contienen mutaciones oncogénicas en el receptor de tirosina quinasa KIT o PDGFRA (mutuamente excluyentes) (Corless & Heinrich, 2008; Miettinen & Lasota, 2006). Alrededor del 12% al 15% de todos los GIST no tienen mutaciones detectables en KIT o PDGFRA. Estos se conocen como tumores KIT/PDGFRA WT. Menos del 5% de los GISTs ocurren en el marco de enfermedades sindrómicas, como la neurofibromatosis tipo 1 (NF1), el síndrome de la tríada de Carney y otras enfermedades familiares (Corless & Heinrich, 2008).

fuente

https://liferaftgroup.org/

pejac

ampliamos información, varias entradas en esta CATEGORIA:

https://colectivogist.wordpress.com/category/diagnostico-de-gist/

"punto de encuentro y de informacion de los pacientes de gist"