Estrategias de seguimiento para los pacientes con tumores del estroma gastrointestinal tratados con o sin imatinib adyuvante después de la cirugía.

16 Jun

 

luz 3

 

 

 

Autores
Joensuu H 1 , Martin-Broto J 2 , Nishida T 3 , Reichardt P 4 , Schöffski P 5 , Maki RG 6 .
Especialistas de España e internacionales en el tratamiento de gist

ANTECEDENTES:

Los pacientes con tumores del estroma gastrointestinal (GIST) necesitan a menudo un seguimiento después de la cirugía con exámenes de imágenes repetidas longitudinalmente para detectar la recurrencia temprana. Los estudios sobre el seguimiento de los pacientes con GIST son pocos, los métodos de seguimiento óptimos son desconocidos y las recomendaciones para el seguimiento varían en las directrices.

MÉTODOS:

Se revisaron las pruebas actuales para el seguimiento de los pacientes tratados con cirugía sola y de los pacientes que fueron tratados con imatinib adyuvante o neoadyuvante.

RESULTADOS:

Imagenes del abdomen y la pelvis con la tomografía computarizada (TAC) o resonancia magnética (RMN) suele ser suficiente, ya que las metástasis son poco comunes en otros sitios. La frecuencia de formación de imágenes puede ser ajustada con el riesgo de recurrencia con el tiempo.

Los GIST de bajo riesgo se curan por lo general con la cirugía y no requieren de un seguimiento regular después de la cirugía completa,   TAC anual de abdomen y de pelvis cada 5 años es suficiente para la mayoría de los pacientes con un riesgo bajo a intermedio de recurrencia.

La mayoría de los pacientes de alto riesgo son tratados con imatinib durante al menos 3 años después de la cirugía. TAC o RMN se pueden llevar a cabo cada 6 meses durante el tratamiento con imatinib adyuvante,  y cada 3 o  4  meses durante los 2 años que siguen a la interrupción del imatinib cuando el riesgo de recurrencia es alto, y después a intervalos 6-12 meses para completar 10 años de seguimiento.

La recurrencia después de los primeros 10 años de seguimiento es poco frecuente.

CONCLUSIONES:

Los tiempos de seguimiento se deben adaptar con el riesgo de recurrencia. El riesgo de recurrencia se debe estimar con las herramientas de pronóstico que consideran los factores pronósticos más relevantes.

 

Eur J Cancer 2015 25 de mayo.PMID:26022432[PubMed
texto original:  http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26022432

 

 

Los estudios indican que el uso de la terapia adyuvante con imatinib para GIST aumenta la supervivencia.

Un estudio reciente publicado en el American Journal of Clinical Oncology encontró que el uso de la terapia sistémica adyuvante con imatinib para GIST ha aumentado significativamente con el tiempo, y que los pacientes tratados con la terapia tienen mejores tasas de supervivencia que los pacientes tratados con cirugía sola.

Desde el descubrimiento de imatinib (Gleevec), el tratamiento de tumores del estroma gastrointestinal (GIST) ha cambiado. Las estadísticas de supervivencia han mostrado mejores resultados para los pacientes tratados con Glivec adyuvante. Por lo tanto, el uso de imatinib como una modalidad de tratamiento para GIST ha aumentado con el tiempo.

Los parámetros y resultados

El estudio, dirigido por investigadores de la Sociedad Americana del Cáncer, analizó los datos de la Base de Datos Nacional del Cáncer, se revisaron 4.694 pacientes con GIST localizado que habían sido diagnosticados entre 2004 y 2011.

Dirigidos por el Dr. Helmneh Sineshaw, MD, MPH, los investigadores descubrieron que el uso de la terapia adyuvante se había incrementado en más del doble entre 2006 y 2011.

Los resultados indican que los pacientes que se sometieron a tratamiento sistémico adyuvante tenían un riesgo 46 % menor de muerte que aquellos tratados con cirugía sola.

Estudio previo de  https://liferaftgroup.org/ (LRG)

Los ensayos adicionales también se han ocupado de la cuestión del tratamiento adyuvante con imatinib, incluyendo aquellos en los que los miembros de LRG investigación fueron participantes. La página web LRG tiene enlaces a muchos de estos estudios.

Un ensayo clínico aleatorio patrocinado por el ACOSOG (Colegio Americano de Cirujanos OncologyGroup) en 2014 contó con la participación del Dr. Chris Corless, miembro del Equipo de Investigación de LRG. Este estudio encontró que un año de imatinib adyuvante fue capaz de prolongar la supervivencia libre de recurrencia después de la resección de un tumor estromal gastrointestinal primario (GIST).

Más ensayos clínicos han indicado el beneficio de tres años de tratamiento adyuvante. Aunque no ha habido un estudio definitivo para determinar los beneficios del tratamiento adyuvante durante más de tres años, hemos visto a pacientes que derivan beneficio continuando el tratamiento adyuvante durante un período mas largo de tiempo.

Nos gustaría ver un ensayo clínico en el futuro para determinar los beneficios, hay en marcha un estudio de imatinib adyuvante durante 5 años.

http://abstracts.asco.org/156/AbstView_156_150252.html

fuente

l

https://liferaftgroup.org/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: