Nueva técnica:DETERMINACIÓN POR ESTUDIOS RADIOLOGICOS (TAC) LA RETENCIÓN DE LÍQUIDOS QUE PRODUCE IMATINIB (glivec) EN PACIENTES CON tumor del estroma gastrointestinal (gist)

21 Mar

1

 

El objeto  del  estudio fue describir los signos radiológicos por TAC  de la retención de líquidos (a partir de ahora FR) a lo largo del tiempo con imatinib en pacientes con tumores del estroma gastrointestinal (GIST), y sus implicaciones.

FR: RETENCIÓN DE LIQUIDOS

En este estudio retrospectivo de 403 pacientes con GIST tratados con imatinib, en 15 pacientes se hallaron por imagen (TAC) retención de líquidos FR, fueron identificados mediante informes radiológicos (TAC), seguidos de la confirmación manual. El edema subcutáneo, ascitis, derrame pleural y derrame pericárdico se calificaron en una escala de cuatro puntos en el TAC.

El signo radiológico por TAC más común de FR fue edema subcutáneo (15/15, 100%), seguido por ascitis (12/15, 80%), derrame pleural (11/15, 73%), y la efusión pericárdica (6/15, 40%).

Se observaron dos tipos distintos de RETENCIÓN DE LÍQUIDOS (FR):

 

1) La FR aguda / progresiva; caracterizado por FR agudo y rápido después de la administración de imatinib.

2) FR intermitente  / fija; caracterizado por FR leve, ocasional o persistente.

La FR aguda / progresiva siempre ocurrió temprano después de la iniciación del fármaco o aumento de la dosis (tiempo medio de 1,9 meses), mientras que la FR intermitente FR / fija, ocurrió en cualquier momento. En comparación con FR intermitente/ fija, la FR aguda/progresiva fue grave, y el cese o  reducción de la dosis a menudo fue necesaria.

Así que cada tipo requiere un manejo diferente.

La era de las terapias moleculares dirigidas (MTT) comenzó con el desarrollo del mesilato de imatinib, primer tratamiento aprobado para  la leucemia mieloide crónica en el año 2001, y para el tratamiento de tumores del estroma gastrointestinal (GIST) en 2003. Durante la última década, el perfil de seguridad y los efectos adversos de imatinib han sido bien estudiados, así como la eficacia del tratamiento. Los efectos secundarios de imatinib incluyen la retención de líquidos (FR), hepatoxicidad, erupciones en la piel, fatiga, náuseas, vómitos, y diarrea.

 

La retención de líquidos (FR) es un efecto adverso común y una de las toxicidades importante de la dosis.

En concreto, la retención de líquidos (FR) se manifiesta como:

Edema en regiones periorbitarias, en las extremidades inferiores se observaron entre un  74 a 84% de los pacientes y era generalmente leve y manejable.

La retención de líquidos severa deriva en un edema generalizado (anasarca), ascitis, derrame pericárdico o pleural, se informó en un 2,8-9% de los pacientes que a menudo requiere reducción de la dosis.

 

Como las indicaciones y uso de imatinib han ampliado en gran medida, la prevalencia de efectos adversos también se ha ido informando cada vez más en la última década. No obstante, la mayoría de la literatura en relación con la radiología (TAC) en pacientes con GIST tratados con imatinib se ha centrado en la respuesta al tratamiento y los patrones de recurrencia, y la literatura sobre las características de imagen (TAC) de la retención de líquidos (FR) asociada con imatinib es muy limitada.

Esto es importante ya que los hallazgos de imagen de la FR a veces son mal interpretados como conclusiones de la enfermedad metastásica peritoneal.

2

MATERIALES Y MÉTODOS

Los informes de radiología de TAC de estos pacientes durante el transcurso del tratamiento con imatinib, indicaron la presencia de retención de líquidos (FR), como “edema”, “anasarca”, “varada”, “hinchazón”, “fluido”, “retención”, “ascitis”, o “derrame”, seguido de confirmación en la revisión del estudio de imagen por un oncoradiologista experimentado.

 En estos 15 pacientes (edad media de 66,7 ± 18,1 años, 6 hombres y 9 mujeres) con GIST, en los que por TAC se encontró retención de líquidos(FR) durante el tratamiento con imatinib, se incluyeron en este estudio.

Imatinib se administra por vía oral a diario. Generalmente, la dosis inicial estándar fue de 400 mg/día y en alta dosis de 800 mg/día de imatinib que se aplicó a pacientes con GIST exón 9. El ajuste de la dosis se llevó a cabo durante el curso del tratamiento de acuerdo con la necesidad clínica. Todos los pacientes incluidos se sometieron a TAC con contraste en el pecho, el abdomen y la pelvis en el inicio del tratamiento. Los pacientes fueron seguidos con TAC con contraste en un intervalo de 2 a 6 meses.

 

 

3

Análisis delas  imágenes por TAC de estos pacientes

Se analizaron los hallazgos de imagen para la presencia de cuatro componentes, incluyendo edema subcutáneo, ascitis, derrame pleural y derrame pericárdico. Cada uno de estos signos radiológicos de retención de líquidos (FR) se clasifica mediante una escala de puntuación ordinal de cuatro puntos (ninguno- 0; suave- 1; moderada-2; grave- 3), de la siguiente manera:

 

  • El edema subcutáneo” fue clasificado de acuerdo a la cantidad de grasa subcutánea o de la presencia de líquido subcutáneo medible, como leve (menos de la mitad de la pared abdominal, sin acumulación de líquido), moderada (más de la mitad de la pared del abdomen, sin acumulación de líquido) o grave (afectación periférica del espesor total de la pared abdominal, con áreas de fluido de recogida / dispersión). La localización de grasa subcutánea a lo largo de los músculos paravertebrales posteriormente no se consideraba como FR, ya que puede ser secundaria o debida a cambios dependientes.

 

  • La ascitis” se calificó como leve (pocas pequeñas acumulaciones de líquido confinadas en la cavidad pélvica o en zonas dependientes, con la mayor dimensión ≤ 3 cm), moderados (múltiples colecciones o dispersión difusa de líquido libre, con menor dimensión> 3 cm) y grave (gran volumen de fluido conjunto en la cavidad abdominopélvica generalizada, con intestinal flotante).

 

  • El derrame pleural” fue clasificado de acuerdo a la relación entre la altura anteroposterior de acumulación del líquido de diámetro anteroposterior de la cavidad pleural en el TAC axial, como leve (≤ 25%), moderada (> 25%, ≤ 50%) y grave ( > 50%). En los casos de derrames pleurales bilaterales, se calificó el lado del derrame más grande.

 

 

  • El derrame pericárdico” se clasificó de acuerdo con el grosor máximo de líquido pericárdico en el TAC axial o coronal, como leves (> 0,5 cm, ≤ 1 cm), moderadas (> 1 cm, ≤ 1,5 cm) y severa (> 1,5 cm).

 

Entonces, la puntuación total de RETENCIÓN DE LÍQUIDOS (FR) por TAC para cada paciente se calculó sumando las puntuaciones de cada uno de los cuatro signos radiológicos de FR. En este estudio, la “máxima retención de líquidos FR” la obtiene un paciente durante el tratamiento con imatinib.

5

Análisis del estudio

Las manifestaciones clínicas de retención de líquidos (FR) asociadas al tratamiento con imatinib se han descrito generalmente como leves, pero ocasionalmente severas (grado 3-4, de acuerdo con los Criterios de Terminología Común para Eventos Adversos [CTCAE] del Instituto Nacional del Cáncer), y estos efectos secundarios severos fueron: anasarca, ascitis, derrame pleural y derrame pericárdico;

Estas características farmacocinéticas y farmacodinámicas de imatinib se ven influidas por muchos factores tales como la edad, el sexo, el peso corporal, las características de farmacogenética, la dosis de imatinib, la interacción con medicamentos y comorbilidades tales como enfermedad cardíaca, disfunción renal, anemia o hipoalbuminemia.

La incidencia de la cardiotoxicidad que se evidencia por insuficiencia cardiaca de aparición o disfunción ventricular izquierda es poco frecuente. El hecho de que el edema subcutáneo fuese el signo más común de la retención de liquidos en todos los pacientes, mientras que la ascitis, derrame pleural y derrame pericárdico ocurriera significativamente en menos pacientes.

6

 

¿Por qué se produce la retención de líquidos con imatinib?

 

El mecanismo de la retención de líquidos, está poco claro. A pesar de que la teoría más popular es que imatinib inhibe el receptor del factor de crecimiento derivado de plaquetas (PDGFR), que regula la homeostasis del líquido intersticial en la capa dérmica, nilotinib (tasigna), que también inhibe PDGFR en forma similar a imatinib, no causa retención de liquidos. El dasatinib, que es también un inhibidor de ABL como imatinib, causa específicamente derrame pleural y derrame pericárdico sin edema subcutáneo. El mecanismo por el que imatinib produce retención de predominantemente en forma de edema subcutáneo es desconocido, pero puede ser debido a un mecanismo específico de acción del medicamento.

 

4

CONCLUSIONES

Cualquier nueva ascitis o derrame pleural no deben interpretarse erróneamente como un signo de metástasis peritoneal o empeoramiento, especialmente cuando el tumor en otras partes está estable o mejorando.

La presencia de edema subcutáneo concomitante y su intervalo de cambio, debe ser evaluado.

Por otra parte, una atención cuidadosa del  intervalo de crecimiento en edema subcutáneo y otros signos de notificación de retención de líquidos puede ser observado rápidamente por su oncólogo en el TAC lo que mejorará enormemente la calidad en la atención al paciente. Para una mejor atención de los pacientes en la era de los agentes terapéuticos moleculares específicos, un enfoque multidisciplinar con una estrecha colaboración entre los oncólogos y radiólogos es esencial para evaluar la respuesta al tratamiento, así como la toxicidad. Los radiólogos deben estar familiarizados con las características clínicas y radiológicas, así como el enfoque general de diagnóstico y tratamiento de imatinib  y los efectos asociados a la retención de líquidos

 

La evaluación radiológica por TAC de la retención de líquidos producida por imatinib puede ser un buen método complementario para evaluar la condición del paciente de una manera objetiva y cuantitativa. A la vez que se determina por TAC en un paciente la evolución de sus lesiones y la respuesta al tratamiento, se puede evaluar a la vez y complementariamente los efectos secundarios de la retención de líquidos que produce el tratamiento con imatinib.

Texto íntegro y original: http://www.kjronline.org/DOIx.php?id=10.3348/kjr.2015.16.2.304

TRADUCCIÓN:

Cristina Martinez Barbao

paciente de gist

asturias

flores republica

mas información sobre la retención de líquidos que produce imatinib en nuestro blog:

https://colectivogist.wordpress.com/2015/02/24/la-retencion-de-liquidos-edema/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: