Archivo | 20:00

La reexposición a sunitinib-sutent- puede ser eficaz

26 May

La reexposición a sunitinib-sutent, después de una primera resistencia puede ser eficaz 

 

Un estudio  de dos pacientes que habían desarrollado resistencia adquirida a sunitinib y nilotinib con los que habían sido tratados, ambos fueron “puestos a prueba nuevamente” con sunitinib después de la resistencia primaria a SUTENT, y ambos tenían una segunda respuesta beneficiosa que duró varios meses.

Articulo publicado en :  http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMc1301237
**Para una mejor compresión de los texto que aparecen en otro idioma, se recomienda usar como navegador Google Chrome

 

Sunitinib – un inhibidor oral de la tirosina quinasa que apunta a  KIT,  a los receptores de los factores de crecimiento derivados de plaquetas receptoras α y β, al factor de crecimiento endotelial vascular (VEGFR) 1, 2, y 3, y a otros receptores – es una terapia de segunda línea eficaz para GIST metastásico después de la utilización de imatinib como primera línea. 1,2 Si la enfermedad progresa durante el tratamiento con sunitinib, las opciones terapéuticas actuales se limitan.

  Se describen dos pacientes que fueron exitosamente puestos a prueba nuevamente con sunitinib después de progresión de la enfermedad y tuvo una respuesta objetiva y un beneficio clínico persistente.

 Los dos pacientes, un hombre de 62 años de edad y una mujer de 58 años de edad, fueron sometidos a una resección gástrica por un  tumor de alto riesgo GIST  de células tumorales KIT exón 11. Cuando se produjo la progresión hasta el peritoneo y el hígado, cada paciente comenzó a recibir imatinib a una dosis de 400 mg por día y continuó el tratamiento durante casi 3 años, con una respuesta parcial prolongada.

Cuando se detectó progresión de la enfermedad en la tomografía computarizada (TC), la dosis de imatinib se aumentó a 800 mg por día. Unos meses más tarde, por avance de la enfermedad, los pacientes comenzaron a recibir sunitinib en dosis de 37,5 mg por día. Ellos tuvieron una respuesta parcial que duró más de 2 años. Después de una nueva progresión de la enfermedad, los pacientes recibieron nilotinib sin una respuesta y la reexposición al imatinib sin ningún beneficio.

Cada paciente tuvo una rápida disminución del estado general, y el tratamiento con sunitinib fue introducido de nuevo. A los pocos días, los síntomas de ambos pacientes comenzaron a mejorar. Las tomografías computarizadas mostraron una respuesta parcial.

El paciente de sexo masculino tenía enfermedad estable después de 12 meses de estar de  nuevo con sunitinib, mientras que el paciente tuvo progresión después de 9 meses y comenzó a recibir regorafenib.

Los mecanismos de resistencia a los inhibidores de la tirosina quinasa a sunitinib y otros cuyo objetivo es VEGFR son en gran parte desconocidos, pero estudios con pacientes con carcinoma de células renales sugieren que la resistencia puede ser transitoria. 3 Las historias clínicas de estos dos pacientes tienen características similares: la localización del tumor, una respuesta prolongada a imatinib y sunitinib, y un mes-largo intervalo antes de la reexposición. En contraste con imatinib, en el que la resistencia secundaria se debe a la aparición de nuevas mutaciones en KIT, los mecanismos de resistencia a sunitinib no están claros.¿ 4 es la resistencia rutinaria reversible después de un intervalo de libre de sunitinib, similar a las respuestas a la quimioterapia basada en platino en pacientes con cáncer de ovario después de un intervalo libre de platino?

  La prueba positiva con regorafenib como tratamiento de tercera línea en comparación con la atención de apoyo es alentador, pero dado que regorafenib también apunta a la angiogénesis, ¿podría ser que la mera  reexposición a un medicamento antiangiogénico determinase su eficacia?? 5

Raffaella Bracci, MD 
Ospedali Riuniti di Ancona, Ancona, Italia raffaellabracci @ libero. que
Elena macarrón, MD 
Stefano Cascinu, MD 
Università Politecnica delle Marche, Ancona, Italia
Formas de divulgación proporcionados por los autores están disponibles con el texto completo de esta carta en NEJM.org.
 
5 Referencias

    1. 1Demetri GD, van Oosterom AT, Garrett CR, Et al. Eficacia y seguridad de sunitinib en pacientes con tumor del estroma gastrointestinal avanzado tras el fracaso de imatinib: un ensayo controlado aleatorio. Lancet 2006; 368:1329-1338 CrossRef | Web de la Ciencia | Medline

    1. 2Blay JY. Tratamiento farmacológico de los tumores del estroma gastrointestinal: una actualización sobre el papel de sunitinib. Ann Oncol 2010; 21:208-215 CrossRef | Web de la Ciencia | Medline

    1. 3Zama EN, Hutson TE, Elson P, Et al. Reexposición sunitinib en pacientes con carcinoma de células renales metastásico. Cancer 2010; 116:5400-5406 CrossRef |Web de la Ciencia | Medline

    1. 4Berger T, Hanahan D. Modos de resistencia a la terapia anti-angiogénica. Nat. Rev. Cancer 2008; 8:592-603 CrossRef | Web de la Ciencia | Medline

  1. 5Demetri GD, Reichardt P, YK Kang, Et al. Ensayo aleatorizado de fase II de regorafenib en pacientes con metástasis y / o irresecable tumores del estroma gastrointestinal (GIST) progresa a pesar del tratamiento previo con al menos imatinib y sunitinib: Ensayo de GRID. J Cli
FUENTE
colectivogist

La importancia de no olvidarse ninguna dosis del tratamiento

26 May

ASCO_logo

 COMENTARIOS ASCO 2013

Olvido igual a mayor índice de fracaso del tratamiento

images (5)

Se ha presentado en ASCO 2013 una publicación con el titulo:

 

La adhesión y la actitud de los pacientes hacia las drogas orales contra el cáncer: una serie prospectiva de 226 pacientes se centran en terapias dirigidas.

 Antecedentes:

 La adhesión de Pacientes ha sido identificado como un desafío a la oncología y hematología práctica. Datos de la terapia hormonal en el cáncer de mama sugieren que la adherencia es insuficiente y hay pobre persistencia. Los datos disponibles son limitados para las terapias dirigidas, como la tirosina quinasa (TK) y los inhibidores de mTOR considerando que la mala adherencia al tratamiento de la tirosina quinasa se relacionó con fracaso del tratamiento en GIST y CML.

 Métodos:

 Se presenta el resultado de un estudio prospectivo en 226 pacientes (pts), con tumores sólidos y neoplasias malignas hematológicas que reciben tratamiento oral contra el cáncer, como quimioterapia o terapia hormonal (CT), y terapias dirigidas (TT). Fueron analizados la duración del tratamiento y el ajuste (adyuvante vs metastásico), el tipo de cáncer, la edad, co-medicación. Los pacientes recibieron un cuestionario de 15 ítems y se les pidió responder a las preguntas de forma anónima sobre su actitud hacia las drogas orales contra el cáncer. Para el análisis de la adherencia, se pidió a los pacientes si voluntariamente o no perdieron alguna dosis de medicación durante el último mes.

 Resultados:

 226 pacientes (edad media 65.5 años) participaron, con TT 115 y 111 con la TC, con un tiempo medio de consumo de drogas de 10,5 meses. Ambos pacientes TT y TC declaró estar bien informado acerca de las modalidades de tratamiento en un (92%), sobre todo por su oncólogo o hematólogo (87%). La información escrita se da con mayor frecuencia en el TT pts (67,0 vs 27,0%, p <0,0001). TT pts declaró a ser más a menudo completamente adherente a la terapia (84,3 frente a 66,7%, p = 0,01) a pesar de experimentar más efectos secundarios (p <0,0001) y tomando medicación oral más concomitante (p = 0,029). La duración media del tratamiento fue de 28,0 vs 20,3 meses en TT vs CT pts (NS), aunque en ambos grupos se observó la falta de adherencia en cualquier momento desde prescripción inicial.

 Conclusiones:

 A pesar de los avances en la información de los pacientes que conduce a una mejor adherencia al tratamiento en terapias dirigidas, los esfuerzos están todavía garantizados tales como la aparición de personal dedicado para el seguimiento temprano y prolongado de la terapia oral contra el cáncer para pacientes ambulatorios.

FUENTE

Vanassa y Josu
colaboradores
colectivogist